programa 'Vacaciones en Paz'

Acoger a quienes más lo necesitan

54 familias bilbainas reciben este verano a un grupo de niños procedentes del Sahara y del este de Europa

Un reportaje de Jon Trevijano - Martes, 11 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, junto a varios responsables municipales, posa con los niños de acogida.

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, junto a varios responsables municipales, posa con los niños de acogida. (Oskar Martínez)

Galería Noticia

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, junto a varios responsables municipales, posa con los niños de acogida.

UNA bendición. Así define Antonio Gutiérrez su experiencia con los niños y niñas de acogida en verano. Es padre de acogida de Taya y Dayana, dos menores ucranianas que desde hace varios años los visitan en verano a él y a María Jesús Torre, su mujer. Las dos niñas forman parte del programa municipal Vacaciones en Paz que el Ayuntamiento de Bilbao organiza desde 1999 y en el que este año han participado 54 familias. “Nos pasamos todo el año deseando que llegue el verano para poder ver a las niñas. Con la mayor llevamos ya ocho años, y con la pequeña cinco”, afirma Gutiérrez, mientras juega con la pequeña Dayana durante el recibimiento que el alcalde de Bilbao Juan Mari Aburto organizó ayer para todas las familias y pequeños de acogida.

Como agradecimiento, los niños obsequiaron al Consistorio con diferentes regalos e incluso con un aurresku, que una pareja interpretó ante la atenta mirada de los responsables municipales que se encontraban allí presentes.

Taya y Dayana se han convertido casi como unas hijas para el matrimonio bilbaino, llegaron el pasado día 16 de junio y se irán el 25 del próximo agosto. Todos los niños, procedentes de familias desfavorecidas de Bielorrusia, Rusia, Ucrania y el Sahara pasarán 70 días con sus padres de acogida. En el caso de Gutiérrez y Torre, pasados los más de dos meses que dura la estancia, las niñas suelen mantener el contacto con sus aitas de verano vía Skype “casi semanalmente”. Además, en el caso de esta pareja, las pequeñas también les visitan en navidades durante cinco semanas, por lo que la relación que los une es aún más estrecha y el ambiente es mucho más familiar.

Gracias a estos programas, los niños tienen la oportunidad de olvidar al menos durante unos días la precaria situación que viven en su países de origen y pueden disfrutar del periodo vacacional con familias que están “encantadas” de acogerles. “Animamos a la gente a que pruebe a acoger a estos niños en verano porque es una experiencia inolvidable, lo pasamos genial con ellos y disfrutamos muchísimo. No tenemos hijos y esto es una bendición para nosotros”, asegura María Jesús Torre con una sonrisa y mientras abraza a las que ya casi son sus pequeñas hijas adoptivas.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bilbao

ir a Bilbao »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120