premio Renacimiento

Embajadores vizcainos nacidos en Bachiller

Una asociación crea el premio Renacimiento, que convertirá a 200 estudiantes en un cuerpo diplomático en Europa

Un reportaje de José Basurto - Lunes, 10 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Enrique Villamor posa junto al Puente Colgante en Las Arenas.

Enrique Villamor posa junto al Puente Colgante en Las Arenas. (Oskar Martínez)

Galería Noticia

Enrique Villamor posa junto al Puente Colgante en Las Arenas.

EL proyecto se gestó el pasado mes de abril durante la emotiva plantación de un retoño del Árbol de Gernika en Auschwitz. Hasta allí acudieron alrededor de 300 personas de la mano de la Asociación Pro Tradición y Cultura Europea (Aptce) que fundó Enrique Villamor en 2012 con el objetivo de crear “sinergias entre territorios europeos”. Desde entonces, su actividad se ha centrado fundamentalmente en el sector del turismo educativo. En base a la experiencia que ha acumulado en la organización de viajes de estudios, que él prefiere llamar “expediciones culturales”, ha decidido lanzar el Premio Renacimiento. Se trata de una iniciativa, “a modo de Ruta Quetzal, en el que los jóvenes van a a ser una especie de cuerpo diplomático entre los diferentes territorios europeos”. La primera expedición, compuesta por 200 estudiantes, saldrá dentro de un año. Su destino será Lituania, un país que, según Enrique Villamor, “tiene un vínculo interesantísimo con Euskadi, ya que el Grupo Vasco en el Congreso fue el primero en instar al Gobierno español, en 1990, a que reconociese la identidad nacional de Lituania”.

El primer paso para llevar a buen puerto la expedición al país báltico se dará el 1 de septiembre con la apertura del plazo de inscripción para las personas que quieran participar. La asociación Aptce lleva tiempo informando del proyecto a los centros escolares de Bizkaia, ya que serán ellos los que tengan que seleccionar en una primera fase un máximo de cinco alumnos por centro. Según explica su presidente, de los 200 personas que tomarán parte en la expedición, un 10% se va a ofrecer al profesorado, otro 10% a jóvenes universitarios, y el 80% restante, a jóvenes de Primero y Segundo de Bachillerato. “El rol de los profesores y universitarios será el de hermanos mayores de los jóvenes”, señala Enrique Villamor.

El coste por alumno “andará en torno a los 600 u 800 euros”, que deberá ser sufragado por cada uno de ellos, “ya que se tiene que pagar los gastos logísticos, es decir, avión, comida y alojamiento”. Sobre este capítulo, el presidente de la asociación destaca que “hay un fondo de becas muy interesante”. Según explica, “el 12% de los participantes estará becado, pero ese fondo saldrá del resto de los compañeros”.

PreparaciónComo los protagonistas del proyecto son los jóvenes, una vez seleccionados, tendrán seis meses para preparar la expedición. “Hemos copiado la estructura de una embajada”, dice Villamor, “con lo cual tendremos embajadores que serán los responsables de las relaciones institucionales;luego habrá cónsules generales, que serán los encargados de ejecutar las órdenes de trabajo, y también tendremos departamentos de Cultura, Turismo, Educación, Historia, Economía y Empresa”.

La primera expedición del Premio Renacimiento, en el que participarán 200 personas, saldrá en junio de 2018 hacia Lituania

Cada uno de esos grupos estará compuesto por veinte personas que investigarán sobre las diferentes áreas de trabajo. El viaje se realizará a mediados de junio de 2018, fuera del periodo escolar, y tendrá una duración de ocho a diez días. “Es un premio en toda regla”, dice el presidente de Apetce, “porque da la oportunidad de participar de primera mano en una experiencia única e histórica, ya que les abre los ojos hacia una realidad política e histórica de otro país”.

Como señala Enrique Villamor, Lituania tiene un significado muy especial para el País Vasco porque “en la propuesta no de ley que presentó el Grupo Vasco se hablaba de la importancia de construir una Europa que se reconociese la identidad natural de las naciones”. El objetivo del Premio Renacimiento, según Villamor, es que “se convierta en una herramienta que permita estrechar lazos de amistad entre todos los territorios europeos posibles”.

La segunda expedición, prevista para diciembre del año que viene, será a Francia. Desde la asociación quieren aprovechar que 2018 ha sido declarado como Año Europeo del Patrimonio Cultura. La fase de selección de alumnos será idéntica a la de Lituania y comenzará en junio. Quienes participen en esta segunda edición del Premio Renacimiento visitarán París, los castillos de Loira y Burdeos. La idea de Enrique Villamor es que “de aquí a quince años seamos capaces de llevar a cabo dos expediciones anuales, dos hermanamientos con dos territorios europeos”.

Cuestionado sobre el nombre de Premio Renacimiento contesta que querían huir del término ruta porque ya existía la Quetzal y la Ruta Cultural Europea Románico XXI, y “además porque es un premio educativo”, y respecto a Renacimiento porque “Europa está en plena crisis de confianza, social y política, y necesita renacer”.

El Premio Renacimiento es un “renacer en una nueva Europa sin perjuicios, donde se respete la identidad territorial de los pueblos”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120