Mesa de Redacción

Sesenta centímetros

Por Concha Lago - Sábado, 8 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

LE bastarían sesenta centímetros de papel higiénico para ir al inodoro? Porque esos y ni uno más son los centímetros que dan en alguno de los baños de los monumentos más visitados de Pekín, donde racionan el papel de váter porque han declarado la guerra a los desalmados ladrones de rollos. Solo 60 centímetros por visitante y evacuación tras un exhaustivo reconocimiento facial. Los usuarios deben pasar uno a uno frente a una máquina que escanea sus rostros (menos mal que no son los esfínteres) antes de que se les entreguen las hojas contadas. Que digo yo que los dispensadores deben ser tecnología de última generación porque consiguen hasta diferenciar a los chinos. Lo que faltaba, fichar para ir a defecar. Y delante de una máquina con muy mala baba que deniega la petición a aquellos que acuden demasiado a menudo. Si el cliente quiere conseguir una ración extra porque está en su momento All Bran,debe esperar nueve minutos. O bien negociarlo con el personal cuando el apretón es apremiante. No sé si da más grima que haya gadgets antirrobos o que pase como aquí, que hay que ir provista de pañuelos de tisú porque los baños están bajo mínimos. El problema es, cuando después de tanta burocracia, se encuentran en la puerta de la letrina un bonito poema: Ni la mierda es pintura, ni los dedos son pinceles, ¡por favor, límpiense con papeles! En chino, claro está.

clago@deia.com

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120