tendrán voz propia

Los ayuntamientos podrán presentar iniciativas en Juntas desde este mes

Los grupos de la Cámara consensúan la normativa que regirá las propuestas y que será aprobada en el pleno ordinario del próximo miércoles

Aitziber Atxutegi - Sábado, 8 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El pleno del miércoles -en la imagen, una sesión anterior- dará luz verde a la normativa que regula la iniciativa municipal.

El pleno del miércoles -en la imagen, una sesión anterior- dará luz verde a la normativa que regula la iniciativa municipal. (Juan Lazkano)

Galería Noticia

El pleno del miércoles -en la imagen, una sesión anterior- dará luz verde a la normativa que regula la iniciativa municipal.

BILBAO. Los ayuntamientos del territorio tendrán voz propia en las Juntas Generales. A partir de este mes, podrán plantear iniciativas normativas en primera persona ante la Cámara vizcaina. Para hacerlo, será necesario que se unan al menos 11 municipios del territorio (el 10% del total) y que los planteamientos hayan sido aprobados por mayoría absoluta de sus plenos. Los grupos junteros han consensuado por unanimidad la normativa que regulará estas propuestas y que será aprobada en el pleno ordinario que se celebrará el próximo día 12 en Gernika. “Con esta norma convertimos a las Juntas Generales en un parlamento más cercano, vivo y transparente, ahora mediante la aprobación de cambios que faciliten la participación de los ayuntamientos en la construcción del territorio”, destaca la presidenta de la Cámara, Ana Otadui.

El actual reglamento de las Juntas Generales, aprobado a finales de la legislatura pasada, reconoce a los ayuntamientos la capacidad para presentar iniciativas normativas, junto a los miembros de la Cámara, los grupos junteros, la Diputación y los ciudadanos. “Esta norma foral da cumplimiento al contenido del nuevo reglamento de las Juntas Generales aprobado por unanimidad hace poco más de dos años”, recuerda Ana Otadui. Sin embargo, también establece que todo el procedimiento se debe regular mediante una norma foral, algo que, hasta este momento, no se había desarrollado.

El pasado mes de marzo, las Juntas aprobaron por unanimidad que se iniciaran los trámites para que se pudiera regular esta capacidad: sobre qué ámbitos podrán hacer propuestas, cuántos ayuntamientos tendrán que suscribir cada iniciativa, en qué condiciones... Tras varias reuniones de la ponencia creada a tal fin en la comisión de Reglamento y Gobierno, los grupos junteros han acordado a una voz el dictamen que establece esas condiciones. La propia presidenta destaca la “unanimidad” conseguida en este ámbito, que ella considera “vital para la participación de los ayuntamientos en las decisiones que les afectan”.

Una vez que se apruebe su regulación, en el pleno del próximo día 12, los ayuntamientos podrán proponer normas forales para que sean aprobadas ante las Juntas Generales, esto es, las leyes con las que se rige el territorio y que regulan aspectos como el apoyo económico a emprendedores, las vías ciclistas o los peajes de las autopistas de pago. Por este motivo, únicamente podrán estar relacionadas con materias en las que las Juntas Generales y los ayuntamientos tengan competencia. Así, no podrán realizar propuestas sobre la organización, régimen y funcionamiento de las instituciones forales;iniciativas de naturaleza tributaria, exceptuando las relativas a los tributos propios de los ayuntamientos;sobre los presupuestos de la Diputación, y sobre los relacionados con los derechos humanos.

Para poder llevar a las Juntas sus iniciativas, los ayuntamientos deberán unirse: será necesario que lo hagan al menos 11 consistorios -el 10% de los 112 del territorio- y que su censo sume no menos de 45.554 habitantes -el 4% de la población de Bizkaia-.

Una vez que la proposición de norma foral sea aprobada por la mesa de las Juntas Generales para su tramitación, serán los propios ayuntamientos proponentes los que deberán defenderla ante la Cámara vizcaina para pedir que se tome en consideración y se debata. Será un grupo de cuatro personas, respetando el criterio de paridad de género, y que no pueden ser miembros al mismo tiempo del Gobierno y el Parlamento Vasco, las diputaciones y las Juntas Generales de cualquier territorio histórico, las Cortes Generales o el Parlamento Europeo.

Tramitación

La tramitación será la misma que para el resto de las normas forales, esto es, en primer lugar se lleva a pleno la toma en consideración de la proposición y, si este trámite se aprueba, el texto planteado tiene que ser aprobado primero en comisión y luego en el pleno, con su correspondiente fase de enmiendas por parte de los grupos. También el resto de ayuntamientos del territorio tendrán la oportunidad de presentar alegaciones a la propuesta.

Las propuestas serán remitidas a la Diputación para que muestre su criterio sobre la toma en consideración, así como su conformidad o no a la tramitación. Como en el resto de las normas forales, si esta afecta a los presupuestos del territorio o a los ingresos la institución foral puede echar atrás las iniciativas normativas municipales.

Las iniciativas normativas municipales tendrán que adjuntar una amplia documentación. La proposición de norma foral deberá presentarse articulado y con su correspondiente exposición de motivos, y se complementará con una memoria que detalle los motivos, razones y fundamentos que los proponentes consideren oportunos. También será necesario una memoria económica de la medida y un informe de evaluación del impacto de género y de las medidas correctoras correspondientes. Los ayuntamientos promotores deberán además acreditar que el acuerdo ha sido adoptado por mayoría absoluta en el pleno y el número de habitantes de cada municipio.

Para Ana Otadui, este es un paso más en el objetivo marcado a principios de legislatura para lograr unas Juntas Generales “más abiertas, cercanas y participativas;un Parlamento que mantiene intactas sus costumbres y raíces históricas pero que está bien plantado en los valores democráticos del siglo XXI en los que la participación cobra especial relevancia”. En este sentido, recuerda que hace ya más de un año se establecieron medidas para mejorar la participación ciudadana, “dando la posibilidad de que presenten alegaciones a normas forales y los presupuestos, o bien para que acudan a la comisión de Peticiones y Relaciones con la Ciudadanía y expliquen a los grupos junteros sus preocupaciones, quejas o demandas”. En este sentido, destaca además que “retransmitir en streaming tanto los plenos como las comisiones es otro avance logrado esta legislatura con el que se consigue abrir el debate de temas importantes que afectan a la ciudadanía y que forman parte de las competencias de las Juntas Generales: fiscalidad, infraestructuras, acción social...”, finaliza.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120