Peregrinación a Garraitz 400 años después

lekeitio revive la fundación del convento de los franciscanos en una isla objeto de diversas ocupaciones a lo largo de la historia

Un reportaje de Aritz Erdaide - Sábado, 8 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Autoridades políticas y varios miembros de las asociaciones Atabaka y Aranzadi compusieron una comitiva hasta la isla de Garraitz tal y como ocurrió hace 400 años.

Autoridades políticas y varios miembros de las asociaciones Atabaka y Aranzadi compusieron una comitiva hasta la isla de Garraitz tal y como ocurrió hace 400 años. (A. Erdaide)

Galería Noticia

Autoridades políticas y varios miembros de las asociaciones Atabaka y Aranzadi compusieron una comitiva hasta la isla de Garraitz tal y como ocurrió hace 400 años.

LA villa marinera retrocedió cuatro siglos en la jornada de ayer para conmemorar la primera ocupación que tuvo la isla de Garraitz cuando los frailes franciscanos se instalaron en el convento que erigieron en el lugar. Vestidos de época y con la ayuda de la banda de txistularis local, miembros de la asociación cultural Atabaka, Aranzadi y la ejecutiva lekeitiarra, con el alcalde a la cabeza, acudieron a la isla donde leyeron el acta en virtud de la cual el cabildo y concejo de la villa cedieron la isla de San Nicolás a la orden religiosa el 7 de julio de 1617.

La isla de Garraitz o también llamada San Nicolás, es un pequeño islote que custodia la entrada a Lekeitio. Su situación geográfica al encontrarse tan cerca del municipio costero, ha implicado que, a lo largo de la historia, el enclave históricamente, haya sufrido varias ocupaciones de carácter religioso, civil o bélico. Pero la primera conocida y documentada es la que sucedió el 7 de julio de hace 400 años, cuando se fundó el convento de los padres franciscanos. Por ello, autoridades y miembros de Atabaka se vistieron de época en la sacristía de la basílica de la Asunción. Una vez pertrechados con los ropajes adecuados en los que se adivinaban religiosos y autoridades, partieron hacia la isla en una comitiva que recorrió el camino que une Garraitz con la localidad, algo que solo puede hacerse con marea baja, ya que de lo contrario el camino se vuelve intransitable. Una vez en la isla, el miembro del grupo cultural Josu Erkiaga, leyó el acta de la fundación del convento tal y como quedó escrito aquel día. Un documento histórico que fue recuperado por el antiguo párroco de la villa marinera, Vicente Urkiza, de los archivos de la iglesia.

La isla de Garraitz es un pequeño enclave que guarda una gran historia. “Los últimos 50 años la isla ha sido un lugar abandonado. Sin embargo, durante la historia ha experimentado usos religiosos, bélicos o civiles y destacando que vista desde la perspectiva de su naturaleza también es un lugar especial” detalló Guillermo Ruiz de Erentxun, miembro de Atabaka. La asociación cultural busca desde hace años poder crear una especie de “parque histórico natural resaltando una función crítica ya que el legado histórico no ha estado nada bien cuidado y creemos que el lugar merece la pena”.

Gracias a la labor de voluntariado, poco a poco han ido surgiendo los vestigios que guarda la isla, a la vez que lograban poder atraer adeptos a un mundo como la arqueología. Según Alfredo Moraza, miembro de Aranzadi, “lo más bonito es que no hay en toda la costa vasca un lugar como este, que haya atesorado tanta historia y este tan bien conservada”. Testimonio de los avatares vividos en este enclave, los expertos han podido hallar diferentes fuertes de distintas épocas y conflictos bélicos, algún polvorín o restos de cuarteles que “en la época carlista fueron construidos por los presos”. Un asentamiento que todavía esconde, rodeado de agua, gran parte de la historia que ha vivido Lekeitio los últimos 400 años.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Kostaldea

ir a Kostaldea »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120