DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
ponen fin a su labor

Los verificadores echan el cierre al constatar el desarme total de ETA

Cerrado el capítulo del desmantelamiento del arsenal, ahora quedaría pendiente su disolución

Javier Núñez - Viernes, 7 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

En febrero de 2014 ETA entregó un pequeño arsenal a los verificadores, que fueron citados en la Audiencia Nacional.

En febrero de 2014 ETA entregó un pequeño arsenal a los verificadores, que fueron citados en la Audiencia Nacional. (Foto: DEIA)

Galería Noticia

En febrero de 2014 ETA entregó un pequeño arsenal a los verificadores, que fueron citados en la Audiencia Nacional.

Bilbao- Los pasos hacia un final ordenado de ETA se van cumpliendo de la misma manera que pasan las hojas de un almanaque. Si la pasada semana el colectivo de reclusos (EPPK en sus siglas en euskera) daba por finalizado el debate abierto desde diciembre y aceptaba la posibilidad de que cada preso de forma individual se acoja a los beneficios penitenciarios, ayer la Comisión Internacional de Verificación (CIV), grupo liderado por Ram Manikkalingam, anunciaba en un comunicado que daba “por finalizada su actividad” al considerar que esa vertiente, la del desarme de la banda, está ya cumplida. Así, con los presos dando un paso hacía las vías legales de reinserción y con los verificadores del desarme dando por concluido su trabajo, al final ordenado de ETA le quedaría un estadio, el de su disolución. Algo que muchos apuntan que podría producirse tras el verano, quizá coincidiendo con la fecha en la que la banda anunció el final de su actividad armada, el 20 de octubre, en este caso de 2011.

En el comunicado hecho público ayer, la CIV hace un repaso a su actuación y afirma que se constituyó en septiembre de 2011, entonces para verificar el final de la violencia de ETA. Posteriormente, en febrero de 2014, la CIV recuerda que confirmó que ETA había puesto fuera de uso operativo una cantidad específica de armas, municiones y explosivos, un hecho que, a juicio de los verificadores, “fue un pequeño pero importante primer paso hacia el desarme de ETA”.

La última fecha a la que hace mención la CIV es la del pasado 8 de abril, día en el que recibió “de representantes de la sociedad civil vasca en Francia” información relativa a la localización de “armas, municiones y explosivos” de la banda que “fue puesta a disposición de las autoridades francesas”. “A la luz de estos acontecimientos”, la CIV concluye que ETA “ha cumplido su compromiso de desarmarse”, por lo que “considera su trabajo completado y, por lo tanto, da por finalizada su actividad”.

AgradecimientosEn el comunicado, la CIV se extiende en dar las gracias a quienes de forma individual o colectiva les han apoyado en su labor. Así, asegura que ha trabajado “estrechamente” con el Gobierno vasco, así como con “PNV, EH Bildu y PSE”;los sindicatos UGT, CC.OO., ELA y LAB y la patronal Confebask, además de con “representantes de la Iglesia católica vasca”. En este sentido, “reconoce la confianza” que estos agentes políticos, sindicales y sociales depositaron en la comisión cuando “se embarcaba en una difícil y exigente tarea sin garantías de éxito”.

La comisión liderada por Manikkalingam hace también referencia al acto final de desarme llevado a cabo en Baiona y a la labor realizada en ese sentido por el lehendakari, Iñigo Urkullu;el alcalde de la capital labortana, Jean-René Etchegaray, y la presidenta del Gobierno de Nafarroa, Uxue Barkos, quienes asegura que jugaron un papel clave “en la fase final del proceso de desarme”. Agradecen también al exconsejero vasco de Interior, el socialista Rodolfo Ares, “por su respaldo y consejo”;al exdirigente de Sortu, Rufi Etxeberria, “por su apoyo y esfuerzos”, y expresan su “profundo aprecio” al exdirigente de la red ciudadana por el acuerdo y la consulta, Lokarri, Paul Ríos.

Y es que la comunicación fluida del lehendakari Urkullu y el secretario de Paz del Gobierno vasco, Jonan Fernández, con los miembros de la Comisión Internacional de Verificación ha estado siempre presente, tanto en los buenos como en los malos momentos, que también los ha habido a lo largo de estos seis años. Entre estos momentos especiales se encuentra febrero de 2014, cuando, tras la comparecencia que ofrecieron en Bilbao, el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno citó a Ram Manikkalingam, Chris Maccabe y Ronnie Kasrils para que explicaran cuándo y cómo se grabó el vídeo en el que los tres miembros de la CIV recibían armas por parte de militantes de ETA. Urkullu y Fernández acudieron a Madrid a arropar a los miembros de la CIV en la citación judicial. Además, en estos años el Gobierno vasco se ha ofrecido como puente con el fin de acabar con la cerrazón del Ejecutivo español, que jamás ha reconocido la labor de los verificadores. Sin embargo, hay que recordar que en el acto promovido en abril por los denominados Artesanos de la Paz, tanto el Gobierno español como el Ejecutivo francés optaron por ponerse de lado con el fin de no obstaculizar lo que se consideró el último acto del desarme de ETA.

¿Y ahora qué?La incógnita es qué sucederá a partir de ahora. David Pla, interlocutor de ETA y último jefe de su aparato político, anunció el pasado 18 de febrero, en una entrevista a Gara desde la prisión francesa en la que permanece encarcelado, que, tras su desarme, la banda se declarará como “organización desarmada” y abrirá un proceso de reflexión. Ahora que los presos también han llegado a un acuerdo sobre los pasos a dar, con respecto al futuro de ETA se barajan tres escenarios: proseguir como organización socio-política desarmada, su disolución paulatina sin comunicarlo públicamente y la disolución comunicada. La primera opción no parece la más viable, por lo que el debate pivotará entre una disolución reconocida y comunicada o una disolución paulatina sin reconocimiento oficial.

La comisión

Nacimiento. La Comisión Internacional de Verificación (CIV) nació el 28 de septiembre de 2011 y su primer objetivo fue verificar el alto el fuego “permanente, general y verificable” anunciado por ETA el 10 de enero de 2011.

Componentes. La Comisión Internacional de Verificación (CIV) estaba integrada por Ram Manikkalingam, presidente de la CIV, director del Dialogue Advisory Group y Profesor en la Universidad de Amsterdam;Ronnie Kasrils, exministro de Inteligencia y viceministro de Defensa de Sudáfrica;Chris Maccabe, exdirector político de la Oficina de Irlanda del Norte del Reino Unido y exjefe de Regímenes Penitenciarios de Irlanda del Norte;Satish Nambiar, ex vicejefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas de la India;Fleur Ravensbergen, subdirectora del Dialogue Advisory Group;y Aracelly Santana, exrepresentante adjunta del secretario general de las Naciones Unidas.

Desarme. Una vez que ETA anunció el final de su actividad armada el 20 de octubre de 2011, la CIV, además de verificar que no había marcha atrás en la renuncia a la violencia, se encargó de monitorizar el desarme de la organización.

Fechas clave

Febrero 2014 Mínima entrega de armas
En febrero de 2014, los miembros de la CIV daban cuenta de un exiguo material que la banda había depositado en sus manos.

Audiencia nacional Ante el juez Ismael Moreno
Manikkalingam, Kasrils y Maccabe fueron citados en la Audiencia Nacional. A las puertas del tribunal de excepción tuvieron el respaldo del lehendakari Iñigo Urkullu y del secretario de Paz y Convivencia, Jonan Fernández, que se trasladaron a Madrid para brindarles su apoyo.

Diciembre 2016 La sociedad civil detenida en luhuso
Cinco destacados miembros de la sociedad civil fueron detenidos en la localidad labortana de Luhuso cuando se disponían a destruir armas que les había entregado ETA.

Abril 2017 Acto final del desarme de ETA
El pasado mes de abril ETA puso en manos de la sociedad civil y de los verificadores la ubicación de los zulos donde mantenía su material. Fue el último acto de ETA como organización armada.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120