baja percepción de riesgo entre la juventud

Tolerancia social cero al alcohol, tabaco y cannabis

El VII Plan vasco de adicciones

J. Fernández - Miércoles, 5 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Una joven toma una cerveza junto a su mochila escolar y el ‘skate’.

Una joven toma una cerveza junto a su mochila escolar y el ‘skate’. (Foto: Oskar Martínez)

Galería Noticia

Una joven toma una cerveza junto a su mochila escolar y el ‘skate’.

Bilbao- Lo que para ellos es sinónimo de socializar se convierte en desvelo para padres y madres, y en preocupación para las administraciones. Y no es para menos ya que los consumos de alcohol, cannabis y tabaco entre la juventud vasca se mantienen en el tiempo;con distintos modelos y patrones de comportamiento -inicio a una edad más temprana, condensado en fines de semana,…- pero la problemática es incuestionable y visible todos los fines de semana y más aún durante verano, con un calendario plagado de fiestas en las que beber y fumar está tradicionalmente asociado a momentos de diversión.

De ahí que las labores para la promoción de entornos y estilos de vida saludables sea una de las líneas de actuación contempladas en el VII Plan de Adicciones de Euskadi, una herramienta que pretende desbancar a esas y a otras sustancias adictivas, y corregir conductas, también inquietantes, entre los más jóvenes ligadas a las apuestas on line.

En cualquier caso, tal y como detallaba ayer Jon Darpón, consejero de Salud del Gobierno vasco, el principal y gran objetivo de esta estrategia es “combatir la tolerancia social” hacia el alcohol, el tabaco y el cannabis. El propio Darpón reconocía que la juventud vasca está por encima de la media europea en el consumo de ese tipo de sustancias adictivas. Y lo que es más preocupante para el conjunto de agentes implicados en la prevención y la atención sociosanitaria (incluidos ayuntamientos, diputaciones y el propio Gobierno vasco): la baja percepción de riesgo que declara este colectivo, sobre todo en el caso del alcohol y del cannabis.

De ahí que entre los numerosos puntos de acción contemplados en el documento que próximamente será enviado al Parlamento para su debate y posterior aprobación, se haga hincapié en las formas para atajar los consumos abusivos y sus efectos sobre la salud de las personas, sus familias y la comunidad en que residen. Con todo, el consejero manifestó que “sigue siendo preocupante el consumo intensivo de alcohol” y especialmente ese cambio de conducta entre la juventud: inicio temprano y fin de semana.

Un 11,3% de la población puede ser considerada bebedora excesiva o de riesgo, y entre los 15 y los 24 años ese porcentaje se duplica y es casi del 25%, según los datos oficiales. “La tasa de consumo excesivo y de riesgo de los hombres se sitúa en el 15,7% mientras que la de las mujeres es del 7%”, refleja la encuesta elaborado en 2012. Y algo similar ocurre con el cannabis, una sustancia cada vez más socializada. La tasa de tabaquismo es cierto que se ha reducido pero inquieta la presencia mayoritariamente femenina entre la población fumadora joven.

“Ritmo acelerado”Por eso, como apuntaba Darpón, “es fundamental seguir trabajando y no dar pasos atrás” para reducir la incidencia del tabaquismo y del resto de sustancias adictivas -legales y no legales- existentes en el mercado. No obstante, uno de los aspectos que lleva al Departamento de Salud (y al resto de instituciones y agentes implicados) a mantener las espadas en alto es el relativo a la aparición de nuevas sustancias ilegales. En este sentido, el consejero confirmaba el “ritmo acelerado con que irrumpen en el mercado” y este hecho obliga a redoblar todos los esfuerzos en materia de prevención, vigilancia y control sobre su posible toxicidad.

Otro de los asuntos en los que también quiso ahondar Darpón durante la presentación de las líneas estratégicas de este séptimo Plan de Adicciones de Euskadi fue el ligado a la aparición de nuevas conductas asociadas a las tecnologías digitales, principalmente con el juego y las apuestas on line. La tendencia observada durante estos últimos años apunta -dijo el consejero de Salud- “a una necesidad de reforzar la prevención en este campo”. De hecho, las asociaciones que trabajan en la prevención y atención de este tipo de adicción llevan años relatando ejemplos, cada vez más numerosos y cotidianos, de personas jóvenes que acuden a sus centros para desintoxicarse.

Así las cosas, Darpón insistió en que Euskadi “no parte de cero” en el desarrollo de este tipo de programas de atención y prevención sociosanitaria. El consejero recordó que en la actualidad un total de 48 municipios de la geografía vasca disponen de un plan de drogodependencias;y que el 85% de la población que reside en la CAV lo hace en una localidad que tiene equipo de prevención o plan local de adicciones. En cualquier caso, tal y como enfatizó el titular del Departamento de Salud, a través de la red sanitaria y de servicios sociales se espera dar respuesta “continuada, coordinada y eficaz” a las necesidades asistenciales derivadas de las adicciones, sean esta de la naturaleza que sean.

Las conclusiones

La cifra

48

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120