y superará el PIB de 2007

La economía vasca crecerá en 2018 más que la española

El servicio de estudios de BBVA estima que el PIB vasco se acelera y pasará de crecer un 2,8% este año al 2,9% el próximo

Xabier Aja - Miércoles, 5 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Rafael Domenech y Carlos Gorria, del BBVA. Foto: Oskar González

Rafael Domenech y Carlos Gorria, del BBVA. Foto: Oskar González

Galería Noticia

Rafael Domenech y Carlos Gorria, del BBVA. Foto: Oskar González

BILBAO- La economía vasca seguirá con su inercia favorable en 2018 y crecerá en torno al 2,9%, una décima más que el incremento del Producto Interior Bruto (PIB) previsto para este año y que es del 2,8%. Esa positiva evolución contrasta con la mínima ralentización del crecimiento económico prevista para el conjunto del Estado español el próximo ejercicio de forma que el PIB de la Comunidad Autónoma Vasca podría crecer ligeramente por encima de la media española, según señaló ayer el responsable del servicios de estudios del BBVA, Rafael Domenech, con motivo de la presentación del informe semestral Situación del País Vasco.

Esta mejoría de la economía vasca en 2017 y 2018 permitirá generar unos 22.000 empleos entre estos dos ejercicios y cerrar el próximo año con un PIB per capita que supere ya claramente, -unos 6 puntos-, el existente antes de la crisis económica que estalló en 2008. El problema es que la ganancia de productividad que señalaron los responsables del banco como una de las palancas de esta mejoría se sustenta, en parte, en la destrucción de empleo porque el paro a finales de 2018, según estas previsiones, será cuatro puntos superior al existente antes de la crisis. O sea con menos gente se producirá más.

El responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, Rafael Doménech, que estuvo acompañado por el director territorial de BBVA, Carlos Gorria, presentó un informe que mostró una imagen positiva de Euskadi pues consideró que su economía se mantendrá en crecimiento tanto este año como el próximo, tras cerrar 2016 con un aumento del 2,8%, lo que supone “encadenar tres años consecutivos de recuperación”. Según los autores del informe, esta evolución positiva se producirá gracias al impulso que se espera en la inversión y las exportaciones, tanto de bienes como de servicios.

Con los datos conocidos de este inicio de 2017, en BBVA Research se estima que durante el primer semestre, el PIB de la CAV podría haber aumentado a un ritmo medio del 0,8% trimestral, una tasa “muy similar” al del conjunto de la economía española. Por su parte, el mercado laboral se mantiene “dinámico”, gracias a los servicios, incluidos los servicios a la industria, y, en menor medida, al propio sector industrial con un sector de automoción que evoluciona de manera notable.

Aunque, en el BBVA reiteran que la economía vasca se beneficia de un crecimiento superior de la economía global, “hay productos vascos que se exportan a Alemania o Francia pero acaban formando parte de conjuntos que se venden en Asia”, advierten de que siguen existiendo “riesgos”, como los derivados de la coyuntura socio-política como el Brexit, la incertidumbre sobre la política económica de la administración Trump en Estados Unidos o los provenientes de una hipotética subida de los precios del petróleo. Con todo, el BBVA estima un crecimiento de la economía vasca para 2018 del 2,9%, “por encima de lo esperado para el conjunto de España” el próximo año.

Por encima el Gobierno vasco En ambos ejercicios las estimaciones del BBVA están por encima de las últimas previsiones del Gobierno vasco, que se elevaban a un incremento del PIB de la CAV del 2,7% para este año y del 2,3% para el siguiente. Si se cumplen las estimaciones citadas, se completarían cinco años con un crecimiento anual promedio del 2,8%, 1,1 puntos por encima de la media de crecimiento desde 1981, según el BBVA.

Los autores del informe resaltaron que uno de los retos de la economía vasca pasa por generar “más y mejor empleo”, a la vez que alertaron de la “debilidad” de la evolución demográfica vasca y la pérdida de población que podría conllevar.

Entre los factores que contribuyen a que exista un entorno favorable para el crecimiento de la economía del País Vasco, el informe resalta, además del citado del crecimiento de la economía en el mundo a tasas cercanas al 4%, superiores a las del pasado año, al auge del turismo de los no residentes que cerró 2016 con datos “récord” y que se espera que mantenga su crecimiento por los problemas de percepción de inseguridad en destinos competidores del Mediterráneo, muy afectados por el auge del islamismo violento.

El hecho de que el precio del petróleo, pese a las subidas de los últimos meses, siga un 40% por debajo de los niveles de 2014 beneficia a Euskadi, que es un gran consumidor energético a nivel industrial, y deja más dinero en el bolsillo de los ciudadanos que si tuviesen que pagar una gasolina más cara. Además, se le añade el mantenimiento de una política monetaria expansiva, junto con la menor necesidad de aplicar ajustes en el sector público, permitirán que la demanda interna continúe contribuyendo de forma favorable al crecimiento.

Subir salarios sí pero...Interpelado sobre las posibles bondades de una subida salarial en Euskadi, Rafael Domenech, señaló que sí sería positivo si fuese como consecuencia de un incremento de la productividad pero en caso contrario puede ser contraproducente para el crecimiento económico y el empleo en empresas y sectores donde ambas variables no tengan esa correspondencia.

Para el BBVA, el crecimiento de los salarios es señal de “una economía saludable”. “Cuanto más crezcan los salarios mejor, siempre que el crecimiento sea, insistió, consecuencia de una mejora de la productividad. En aquellos sectores y empresas donde se da una mejora de la productividad, bienvenida sea”.

El responsable de análisis macroeconómico de BBVA Research, Rafael Doménech, reconoció que el País Vasco tiene unos salarios más altos que la media española pero destacó que la proporción de asalariados con un sueldo anual inferior al salario mínimo, -707 euros mensuales-, es una de las menores del Estado español. En concreto, según el informe del BBVA, con datos a octubre de 2016, el porcentaje total de asalariados afiliados a la Seguridad Social en la Comunidad Autónoma Vasca con un sueldo anual equivalente por debajo del SMI es de solo el 1,1%, igual que en Nafarroa y solo mejorado por La Rioja, con un 1,1%. Este porcentaje de personas con bajos salarios es cuadriplicado en Extremadura, el 4,5%, Murcia, 4,1% y Andalucía, 4%.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120