La compañía catalana reconoce que se equivocó

CNA afirma que solo mantendrá la producción rentable de Edesa

El Gobierno vasco se reunirá con el grupo catalán esta semana para intentar salvar la actividad

X. Aja - Miércoles, 5 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Protestas de los trabajadores de Edesa Industrial el pasado mes de diciembre ante los despidos.

Protestas de los trabajadores de Edesa Industrial el pasado mes de diciembre ante los despidos. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Protestas de los trabajadores de Edesa Industrial el pasado mes de diciembre ante los despidos.

BILBAO- El grupo catalán CNA, accionista de Edesa Industrial, la empresa que acoge los activos de la antigua Fagor Electrodomésticos, reconoció ayer, por fin, en una escueta nota lo que ya era un secreto a voces y es que contempla cerrar las líneas de producción menos rentables porque mantener toda la actividad industrial en las plantas vascas, incluida la fabricación de lavadoras, supera sus posibilidades financieras.

La compañía catalana, -que gestionma marcas como Cata, Nodor o las implicadas en esta difícil coyuntura, Fagor y Edesa, entre otras-, reconoce que se equivocó al elaborar unas previsiones de ventas e ingresos muy optimistas en el momento, 2013, en el que se adjudicó en la quiebra los activos de la antigua Fagor por unos 42 millones de euros. Por ello, CNA prepara un “nuevo plan de negocio” que pasaría por “mantener únicamente la producción que demuestre ser eficiente económicamente y sostenible”.

Esta frase confirma los temores expresados el lunes por el presidente del comité de empresa de Edesa Industrial que temía el cierre de algunas líneas de producción.

Con el fin de asegurar el mantenimiento de la mayor actividad posible, el Gobierno vasco, -pese a las durísimas palabras dedicadas a la actuación de los accionistas catalanes al presentar el preconcurso de acreedores sin comunicarlo, ni a los trabajadores, ni a las instituciones-, se reunirá este semana, según el portavoz Josu Erkoreka, con CNA para buscar cómo “salvaguardar el empleo y la actividad” de las tres plantas de grupo en Euskadi, Arrasate, Eskoratza y Basauri.

Cuatro días después de haber presentado preconcurso de acreedores con una deuda de 100 millones de euros, CNA hizo público un comunicado en el que señaló que “tras la adquisición de la unidad productiva” de Edesa Industrial “identificó que la inversión necesaria para alcanzar el punto de equilibrio en la cuenta de explotación era muy superior a la esperada”. Según CNA, “los costes de producción y de la estructura fabril son muy elevados. El equilibrio solo sería alcanzable con un volumen de ventas de difícil consecución en un futuro cercano”, afirmó el accionista.

El grupo CNA afirma que ha “inyectado” más de 20 millones de euros de inversión adicional “respecto a lo que se proyectó inicialmente”.

La compañía catalana apuesta por la continuidad de Edesa Industrial porque “confía en la fortaleza de la marca y está trabajando en un plan de viabilidad con el objetivo de refinanciar la deuda y reducir sus gastos de estructura”. Ese plan “se fundamenta principalmente” en la marca Fagor, así como “en la fuerza de ventas nacional e internacional”, en la “I+D+i” y en “mantener únicamente la producción que demuestre ser eficiente económicamente y sostenible”.

Por su parte, los trabajadores insisten en que se elabore un plan de viabilidad pero “sin hacerlo a nuestras espaldas”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120