El problema incide en la autoestima

Una de cada cuatro consultas en urología pediátrica en el País Vasco es por incontinencia nocturna

M.G.B. / EP - Martes, 4 de Julio de 2017 - Actualizado a las 12:28h

Una de cada cuatro consultas en urología pediátrica en el País Vasco es por incontinencia nocturna

Una de cada cuatro consultas en urología pediátrica en el País Vasco es por incontinencia nocturna

Galería Noticia

Una de cada cuatro consultas en urología pediátrica en el País Vasco es por incontinencia nocturna

En torno al 25% de las consultas de urología pediátrica en el País Vasco son por incontinencia nocturna, y el 40% por temas de incontinencia urinaria tanto diurna como nocturna, según datos del II curso Interactivo Patologías Frecuentes en Pediatría, que ha reunido a 70 pediatras de Bizkaia y Vitoria.

BILBAO. El objetivo de este curso ha sido informar de una patología "bastante prevalente en la consulta" como es el niño enurético y establecer unas "pautas de diagnóstico y tratamiento" para poder tratar a estos niños en la propia consulta "y que no tengan que ser derivados a un hospital de tercer nivel", ha indicado en un comunicado el adjunto de Cirugía Pediátrica en la Unidad de Urología Pediátrica del Hospital Universitario de Cruces, el doctor Arturo Galbarriatu.

Según ha resaltado este experto, en el País Vasco alrededor del 25% de las consultas de urología pediátrica son por incontinencia nocturna, y el 40% por temas de incontinencia urinaria "tanto diurna como nocturna".

Se denomina enuresis nocturna a la pérdida de orina durante el sueño a partir de los cinco años, pasado este tiempo hay una prevalencia estimada en torno al 15% de los niños;debido al carácter madurativo de esta enfermedad los casos van disminuyendo progresivamente con la edad hasta llegar a un 1-2% en la época de la pubertad, en torno a los 14 años, mientras que en la edad adulta es extraordinario.

En los chequeos regulares de atención primaria al paciente pediátrico una de las preguntas obligadas a partir de los 5 ó 6 años es la de hábitos miccionales del niño durante el día y si se orina todavía en la cama, "para poder identificar el problema y transmitir a los padres, en caso de enuresis, que no es normal mojar la cama a esa edad y que se puede tratar el problema, porque una identificación precoz permite instaurar antes un tratamiento efectivo", ha resaltado el doctor Galbarriatu.

La primera petición de consulta por parte de las familias surge entre los 10 y 12 años, cuando el niño demanda salir a dormir fuera del domicilio, a casa de amigos, colonias o campamentos para poder disfrutar de actividades normales para el resto y muchos sienten vergüenza y no quieren participar de las actividades.

"La consecuencia de la enuresis, que no es su causa si no su consecuencia, es la baja autoestima y la sensación de tener miedo a lo que puede pasar por la noche. Es algo que a los niños, cuando son cada vez más mayores y conscientes del problema, en la pubertad, les preocupa", ha destacado este experto.

La enuresis, además, tiene un importante componente genético. "Si un padre fue enurético de niño, su hijo tiene un 33% más de posibilidades de ser enurético, y si los dos lo fueron sube al 77%;debido a la propia experiencia, los ahora padres consideran que con el tiempo se acabará solucionando el problema, pero ese tiempo puede ser largo, 4,5 ó 6 años que provocan en el niño baja autoestima", ha subrayado el adjunto de Cirugía Pediátrica en la Unidad de Urología Pediátrica del Hospital Universitario de Cruces.

Del mismo modo, el doctor Galbarriatu ha manifestado que desde la atención primaria y los hospitales se anima a que a partir de los 5 ó 6 años se consulte, "pues hay estrategias de tratamiento adecuadas para intentar acortar y solucionar esta patología".

También ha recordado que a partir de la retirada del pañal durante el día se deben instaurar unos buenos hábitos miccionales en los niños, animarles a orinar cada tres o cuatro horas, sin prisa y con comodidad, con buenas posturas miccionales, lo que incluye bajar la ropa hasta las rodillas para evitar la compresión durante la salida de la orina.

Para este experto "hay que sacar al niño de la zona de confort", ya que ha lamentado que muchas familias utilizan el pañal "por comodidad, para que la orina no pase a las sabanas y el niño no esté húmedo toda la noche".

"Es muy cómodo retirar el pañal a la mañana siguiente, pero el niño se encuentra a gusto con el pañal y no se preocupa de este tema. Una de las claves para que el niño enurético solucione su problema es que sea consciente de lo que pasa, que sepa que no es normal y no tiene que pasar esto por la noche. Cuando empezamos una estrategia de tratamiento, conductual o médica, solemos decir a los padres que saquen al niño de la zona de confort, que le quiten el pañal para que las noches que se hace pis el niño sea consciente", ha finalizado.



COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120