ezkerraldea

Josu Garay, MVP en el reino DigiPen

Josu Garay fue elegido este año como mejor alumno del Campus de DigiPen USA

Muskiztarra, cursó la carrera en Redmond y será profesor en DigiPen de Zierbena

Martes, 4 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

A pesar de su juventud, Josu Garay no dudó en cruzar el charco para cumplir su sueño como programador.

A pesar de su juventud, Josu Garay no dudó en cruzar el charco para cumplir su sueño como programador. (E.Z.)

Galería Noticia

A pesar de su juventud, Josu Garay no dudó en cruzar el charco para cumplir su sueño como programador.

Emilio Zunzunegi

muskiz- Con apenas 18 años cumplidos, Josu Garay Criado cambió los verdes montes de su Muskiz natal por los paisajes agrestes de localidad de Redmond, ubicada en el estado de Washington, en la costa oeste de los Estados Unidos. Hasta allí se fue este joven vecino de Meatzaldea para formar parte de una de las grandes zonas de desarrollo mundial de una de las principales industrias de nuestro siglo: la realidad virtual, la simulación por ordenador o la creación de videojuegos. Redmond es, además de la sede de importantes empresas tecnológicas como Microsoft o Nintendo, el centro principal de la Universidad del videojuego, DigiPen, que además de la sede americana tiene una delegación en Singapur y otra en el barrio de El Puerto, en Zierbena.

En la sede vasca, Garay intentó matricularse, “pero no pudo completarse el grupo”, recuerda el joven que el pasado día 1 cumplió 22 años. A pesar del contratiempo, su ilusión y coraje le llevaron a obtener de la universidad del videojuego una beca para estudiar en la casa madre de Estados Unidos. “Si no hubiera sido por la beca no habría podido hacer allí la carrera, ya que los costes son bastante altos”, reconoce Garay, quien cifra en 60.000 euros anuales el coste de cada curso.

Garay ya había realizado con anterioridad a la concesión de la beca varios cursillos de aproximación en DigiPen Bilbao y convencido de que era lo que quería estudiar no dudo mucho en cambiar su realidad en un pueblecito de la costa oeste vizcaina, de apenas 7.500 habitantes, para trasladarse a una importante ciudad estadounidense que sobrepasa los 50.000 habitantes. “Allí es una ciudad pequeña que viene a ser cómo Portugalete o Santurtzi”, comenta el joven, que después de su periplo americano volvió a Muskiz con un birrete ganado este curso final por su carácter extrovertido, colaborativo y emprendedor, lo que le ha llevado a obtener el premio que otorgan tanto los profesores como los propios alumnos de la universidad DigiPen de Redmond.

Hay que tener en cuenta que allí son 1.500 los alumnos que forman parte de este campus en el que se ofertan hasta diez especialidades relacionadas con la industria de la realidad aumentada, tanto para ingenieros y creativos como para técnicos informáticos que quieren desarrollar productos tecnológicos avanzados.

Garay decidió volver a su tierra a pesar de que “tenia ofertas allí para trabajar con sueldos que aquí son impensables. Como salario la expectativa era muy interesante, pero a mí me tira mucho Muskiz y decidí volver para explorar las posibilidades que se abrían en Euskadi”, subraya el joven muskiztarra, que en su paso por Redmond descubrió su nicho de actividad.

Colaboración“A mí no es que me interesen sobremanera los videojuegos ni los ordenadores. Lo que más me gusta es implicarme en el desarrollo de esos productos, colaborar con la gente para que pueda dar lo mejor de sí en cada especialidad que conforma el producto final”, señala un programador, que confiesa que llegó a Estados Unidos con un nivel First de inglés.

“Eso para una conversación en un viaje o una estancia corta está bien pero para estudiar una carrera fue un poco estresante. Durante el primer semestre no me enteraba de nada, así que tenía que pedir los apuntes y traducirlos. Eso hizo que al cabo de dos cursos fuera un gran traductor, lo que me abrió las puertas para trabajar en algunas empresas”, señala Garay, que posteriormente estuvo de becario programador en una empresa local y de director de proyecto en una ONG.

Ahora, con su título y experiencia laboral, “que no hubiera sido posible si hubiera estudiado aquí, ya que aunque allí tenía amigos de la universidad me volqué en la formación y el trabajo”, vuelve a casa para trasmitir su bagaje en su nuevo puesto como profesor en la sede zierbanata de DigiPen, donde dio sus primeros pasos.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120