primer ajuste

El Popular cierra un primer ERE con casi 2.600 bajas

El banco reduce la plantilla un 17% antes de integrarse en el Santander

Lunes, 3 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

Una sucursal del Banco Popular en Bilbao.

Una sucursal del Banco Popular. (Borja Guerrero)

Galería Noticia

Una sucursal del Banco Popular en Bilbao.

madrid- El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por el Banco Popular el año pasado se ha cerrado con la salida de 2.592 trabajadores, tres semanas después de que la entidad fuera sometida a un proceso de resolución y, posteriormente, vendida al Santander. Se trata de un primer ajuste al que le seguirán nuevas salidas ya bajo el control de la entidad de Ana Patricia Botín.

En el marco de su proceso de reestructuración, en un principio la entidad anunció su intención de reducir la plantilla total del banco, que ascendía a unos 14.935 empleados, en unas 2.900 o 3.000 personas, lo que suponía un 20% del total de trabajadores. Esta cifra quedó finalmente reducida a 2.592 empleados, el 17% del total.

Concretamente, 1.127 trabajadores menores de 55 años salieron de la entidad por baja indemnizada o voluntaria. Del resto, cien eran empleados de entre 55 y 57 años, 200 de entre 58 y 59 años y 1.165 de edades comprendidas entre los 59 y los 61 años. Los mayores de 55 años abandonaron el banco en procesos de prejubilación en función de sus carreras de cotización.

Además, el ERE del banco, presidido por Ángel Ron en el momento en que fue presentado, contemplaba el cierre de unas 300 oficinas del total de 2.093 sucursales con las que contaba la entidad, de forma que desapareció el 14% de su red comercial.

El cierre de este expediente se produce semanas después de que la entidad haya sido adquirida por Santander en el marco de su proceso de resolución. Popular inició el pasado 7 de junio un proceso de integración en el banco presidido por Ana Botín que se prolongará durante unos dos años. En el marco de este proceso, la dirección de la entidad todavía no ha tomado una decisión sobre el futuro de su plantilla en España, ahora compuesta por más de 30.000 personas, y de su red comercial, que tras la compra incluye las 1.779 oficinas de Popular. Por el momento no existe ninguna propuesta a los trabajadores sobre la mesa por parte de la dirección del banco, mientras que los sindicatos siguen demandando que se garantice el empleo a lo largo del proceso. - E. Press

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120