Surfeando las barreras

jóvenes atletas con discapacidad o movilidad reducida del club saiatu-javi conde disfrutan de una jornada de olas en la playa de bakio

Un reportaje de Carlos Zárate - Lunes, 3 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

Aner Arostegi, el más joven del grupo con 8 años, cambió por un día la pista de atletismo por la tabla de surf.

Aner Arostegi, el más joven del grupo con 8 años, cambió por un día la pista de atletismo por la tabla de surf. (Juan Lazkano)

Galería Noticia

Aner Arostegi, el más joven del grupo con 8 años, cambió por un día la pista de atletismo por la tabla de surf.A pesar de los revolcones los jóvenes atletas no se rindieron.

Todos somos iguales delante de una ola”, afirmó el surfista Laird Hamilton, consciente de que las barreras se las pone uno mismo. Al menos, así quedó ayer patente en Bakio cuando, de la mano de la Fundación Deporte sin Barreras y el club local Bakio Surf Taldea, una quincena de jóvenes atletas con discapacidad o movilidad reducida del club de atletismo Saiatu-Javi Conde de Basauri cabalgaron las olas bakiotarras con motivo de la segunda edición de la iniciativa Surf sin Barreras, que busca romper con las ataduras y demostrar que “el surf es para todos”.

Aunque la jornada amaneció un tanto desapacible, las condiciones para la práctica del surf fueron óptimas, según los expertos. “Hay unas olas muy buenas para aprender, la pena es que la marea no esté un poco más baja. De todos modos, de lo que se trata hoy es de que disfruten y se lo pasen bien”, indicó Nando Urquidi, presidente de Bakio Surf Taldea, quien se mostró encantado de colaborar con la iniciativa.

La Fundación Deporte Sin Barreras y Bakio Surf Taldea organizan por segunda vez esta iniciativa que promueve el deporte adaptado

De este modo, una veintena de surfistas del club se encargaron de enseñar a los aprendices los trucos para cabalgar sobre las olas. “Tenemos dos monitores por cada uno de ellos. Uno en el fondo para ayudarles a coger la ola y otro en la orilla para volverles a introducir”, explicó Urquidi, quien destacó las capacidades de los atletas. “Son alumnos aventajados porque son deportistas y tienen habilidades”, describió. Por ejemplo, el calentamiento ya lo conocían. “Están familiarizados porque lo hacemos todos los días”, señaló Sergio López, entrenador del club Saiatu-Javi Conde, que siguió de cerca a sus pupilos en esta nueva disciplina en el medio acuático. “Hay atletas que corren desde 100 metros hasta una media maratón. Son atletas discapacitados que entrenan muy duro. A diario se preparan para disputar campeonatos y, sobre todo, son muy echados para adelante”, añadió.

Precisamente, uno de ellos fue Imanol Herrera, quien cambió las zapatillas por la tabla de surf. “Recientemente he completado la media maratón de Laredo en 1 hora y 47 minutos. Ha sido la primera vez que hago una prueba así y estoy muy contento”, explicó justo antes de meterse en el agua. También demostró una gran valentía Aner Arostegi, de 8 años y que, poco a poco, empieza hacer sus pinitos en el atletismo. “Todavía es pequeño y ahora de momento corre 100 metros, pero su aita hace triatlón y quiere seguir sus pasos”, detalló el entrenador. En concreto, Aner fue el más joven de una camada de intrépidos atletas que se sumergieron en el mar bakiotarra, con una temperatura que rondaba los 20 grados, según explicó la periodista de EiTB y apasionada del surf, Ana Urrutia, muy ligada al club bakiotarra.

REVOLCONESComo es lógico entre los principiantes, los revolcones sobre las olas estuvieron a la orden del día. “Vaya leche me he dado”, exclamó con sinceridad la joven Nahikari Meléndez, de 24 años, que pese a un traspiés con una ola orillera se levantó de inmediato y lo volvió a intentar. “Quiero ponerme de pie”, manifestó. Igual de entusiasta se mostró su compañera Itxaso Munguira, quien hizo un paréntesis en su preparación para el mundial de atletismo que disputará en agosto para subirse en una tabla donde, al igual que sobre la pista, mostró su nivel de autoexigencia. “Parece que en vez de avanzar este año he retrocedido”, bromeó tras un primer intento fallido. Guardaba un buen recuerdo de la experiencia del año pasado y quiso repetir. Con tesón, logró deslizarse sobre “seis olas” y disfrutar de una jornada diferente. “Itxaso es más de deportes sobre tierra”, afirmó su ama Mónica Ortíz de Cosca, quien siguió sus progresos desde la orilla.

Sin embargo, ayer el objetivo no era competir. Se trataba de pasarlo bien. “Surf denontzat” (Surf para todos), era el lema. “Están encantados y se lo pasan bomba. Desde hace ya una semana estaban deseando venir”, confirmó Francisco Javier Roca, presidente de la Fundación Sin Barreras que persigue “promover el deporte adaptado”. Sin duda, un fin que ayer se logró con creces. “Se han desenvuelto muy bien”, concluyeron los surfistas locales.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120