existen alrededor de 1.400 en la villa

Las terrazas de Bilbao que incumplan la ley repetidamente serán clausuradas

Los permisos son correctos pero no siempre se respetan las condiciones
El plan entrará en vigor el próximo año

Olga Sáez - Lunes, 3 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

En Bilbao hay en estos momentos alrededor de 1.400 terrazas distribuidas en todos los barrios, solo en el centro hay 430 autorizaciones.

En Bilbao hay en estos momentos alrededor de 1.400 terrazas distribuidas en todos los barrios, solo en el centro hay 430 autorizaciones. (Foto: Oskar González)

Galería Noticia

En Bilbao hay en estos momentos alrededor de 1.400 terrazas distribuidas en todos los barrios, solo en el centro hay 430 autorizaciones.

Bilbao- El Área de Planificación Urbana del Ayuntamiento de Bilbao está elaborando un plan director de terrazas que ponga “cierto orden” en los veladores que existen en la ciudad. En Bilbao hay alrededor de 1.400 terrazas repartidas en los diferentes barrios de la villa pero hay dos zonas que requieren una intervención por tratarse de ámbitos problemáticos. Se trata del Casco Viejo donde hay 130 veladores y el distrito 6 donde hay 437 autorizaciones. El concejal responsable de Planificación Urbana, Ricardo Barkala, explica que “todos los permisos se han otorgado correctamente”, sin embargo, bien porque se incumplen las condiciones o porque las circunstancias de las zonas han cambiado el Ayuntamiento cree que es necesario establecer nuevos criterios. Entre ellos se plantea retirar el permiso de terraza a aquellos hosteleros que incumplen repetidamente. “Tenemos inspectores que van por zonas y a veces lo cumplen pero también tenemos indentificados a los que tratan mal a los inspectores, y vuelven a incumplir una vez que éstos se han ido”.

Para la elaboración de este plan director, que responde a una petición aprobada en pleno municipal, lo primero que se ha hecho es una inspección-recuento de los veladores en las zonas más concurridas.

Según Barkala, “en la primera inspección que hemos hecho hemos comprobado dos situaciones. Por un lado la autorización concedida en su día estuvo bien concedida, pero determinados hosteleros incumplen de manera habitual la autorización que tenían, incluso calculan el coste de la sanción”. Otro problema detectado es que “la autorización concedida se dio en una zona, pero las circunstancias de esa calle han cambiado”. Precisamente una de las medidas que se van a tomar es que a partir de ahora serán autorizaciones dinámicas. “Puede pasar que se ha abierto una boca de metro, o un nuevo comercio... En definitiva que han cambiado las circunstancias y hay que estudiar ese velador”, explica el concejal.

Incumplimientos

En cuanto a los incumplimientos más habituales sobre esas autorizaciones, según enumera el concejal, son el horario establecido, se utilizan más sillas o mesas de las permitidas, añaden elementos no autorizados como mesitas, barriles, estufas, no se facilita la visibilidad, se incumplen los cerramientos con la instalación de televisores... no se coloca el dispositivo de delimitación de la terraza y el hostelero en muchas ocasiones no se responsabiliza ni de la colocación ni de la limpieza de los elementos de la terraza.

“Esto provoca una sensación de saturación de algunas calles, dificulta los acceso peatonales, dificulta el acceso a los vados, la visibilidad de comercios adyacentes y se provoca la generación de zonas de moda que provoca el desplazamiento de comercios”, enumera Barkala.

Ocurre por ejemplo en Ledesma o en la calle Jardines, donde antes existía una mayor mezcla de usos, pero con el tiempo la hostelería ha ido expulsando al comercio. Pero no son los únicos sitios, también se produce en Egaña, en García Rivero y en alguna otra calle.

El concejal no obstante aclara que “se ha visualizado que existe una falta de criterios, o falta de normas para la ubicación, pero no es así. Está todo tasado y medido y de hecho, la normativa es bastante rigurosa”. Además existe la ordenanza que se aplica a las zonas peatonales “donde siempre hay que dejar dos metros para posibilitar que pasen sillas de ruedas, o personas con alguna discapacidad que tienen de referencia la pared”.

Uno de los incumplimientos más recurridos es el de los horarios pero “está todo marcado en la ordenanza”. De hecho, la propia norma municipal marca las sanciones en estos casos que van desde los 750 euros a los 3.000.

Las autorizaciones se dan por temporadas ya sea anual, media, de verano o incluso por un mes por lo que el Ayuntamiento tiene libertad para aplicar los nuevos criterios en el momento en que se proceda a la renovación de los permisos o en el caso de nuevos peticiones. Este es precisamente otro de los aspectos que va a cambiar puesto que según explica el concejal se quiere que los permisos sean dinámicos para atender así los cambios que experimentan las zonas.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bilbao

ir a Bilbao »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120