Arturo Monedero - Delirium Studios

“Lo difícil no es crear un videojuego, lo complicado es que la gente lo conozca”

Domingo, 2 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

bilbao- Para Arturo Monedero, Game Designer de Delirium Studios, indie es “el que hace lo que le da la gana” a la hora desarrollar un videojuego, independientemente del dinero o del apoyo con el que cuente. Hace una década fundó Delerium Studios junto con sus socios Ivan Armada y Asier Quesada, que gestionan el aspecto técnico y el administrativo respectivamente.

Al igual que los compañeros de Relevo Videogames, empezaron con los advergames: “Comenzar haciendo advergames es relativamente fácil, el desarrollo es más corto y menos exigente;además, se pagan bastante bien” En 2012 lanzaron Kinito Ninja, y con el dieron el salto a la creación de productos exclusivamente propios: “Es de lo que más orgulloso estoy, a partir de entonces se acabaron las excusas, si haces un mal juego, es por tu culpa, aunque si lo haces bueno, también. Ya no dependes de nadie, solo de ti y de tu equipo”.

A pesar de no depender exclusivamente de nadie, el apoyo de las instituciones, especialmente las vascas ha sido fundamental. “Comparado con las compañías del resto del estado, aquí se nos trata muy bien, con bastante diferencia” asegura el Game Designer desde el despacho del estudio. El estudio, al igual que las facturas eléctricas y otros gastos es sufragado por el Ayuntamiento de Bilbao como parte del programa Bilbao Lan Ekintza, que ayuda a jóvenes emprendedores con sus proyectos

En parte gracias a esas ayudas pudieron lanzar su producto de mayor éxito, Los Ríos de Alice. El juego, lanzado en coproducción con el grupo musical -también indie- Vetusta Morla fue top 1 en ventas, recibió numerosos premios -hasta 17- e incluso Apple lo destacó como “lo mejor del año”.

Monedero admite que es muy difícil rentabilizar la creación de juegos, pero “no sólo en Bizkaia, en todo el mundo” aunque asegura que lo difícil no es diseñar un videojuego sino que “la gente conozca tu videojuego”.

Y a pesar de la dificultad, confiesa que guarda buena relación con el resto de estudios vizcainos y vascos: “Lo más importante es que no somos competencia. Entendemos que lo mejor para todos es compartir la información y hacer piña, este es un mercado global y vender dos copias más o dos copias menos en Bilbao no nos lleva a nada.

En cuanto a la atención que las pequeñas compañías reciben de los medios, es cuestión de que el producto propio genere interés y que las instituciones se sientan orgullosas: “Por ejemplo, el presidente de Polonia regalaba una copia de The Witcher -juego polaco- a todos sus invitados, eso es sentirse orgullosos de tu producto nacional”. Y siguiendo lo que Monedero dice, los videojuegos de Bizkaia están llegando a la madurez. Tras haber pasado la adolescencia con la llegada de DigiPen o Fun &Serious, la industria vizcaina debe asentarse: “Esperamos que pronto salgan nuevos estudios que propongan cosas interesantes que ilusionen al público.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120