Mesa de Redacción

‘Locomía’

Por Concha Lago - Sábado, 1 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

eS bueno saber que la Comunidad de Madrid apagará los aires acondicionados de todos sus edificios públicos y repartirá abanicos para refrescarse. Desde que el consejero Locomía, el titular de Sanidad, Rafael Sánchez Martos, propuso que los niños en las escuelas doblaran hojas de papel para hacerse abanicos, esos artilugios se han revelado como lo mejorcito contra el cambio climático. Abanicos es lo que tendrían que haberse hecho los votantes con las papeletas del PP de Madrid. Pero como las metieron en las urnas, han fomentado las ocurrencias del señor Sánchez. Menos mal que no le dio por decir que para no gastar los abanicos tenían que mantenerlos fijos delante de la cara y mover las cabezas. La mente preclara también propuso ventilar las aulas. Y eso que, con la canícula de la meseta castellana, si los profes abren las ventanas, los niños directamente se les calcinan. Me imagino que en invierno tocará decir que los peques se lleven al cole la manta eléctrica de casa. Puede discutirse si merece la pena climatizar las aulas para unos cuantos días de calor, pero el descontrol y la exposición trivial del mediático consejero de Sanidad son de las que hacen época. Más simple que el mecanismo de un botijo, oiga, también muy útil para combatir el calor. Y todo porque el señor consejero debe haber visto a algunos robar con una mano mientras hacían papiroflexia con la otra.

clago@deia.com

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120