CRÓNICA GRÁFICA DEL VALLE

El álbum de Karrantza

EL PRIMER TOMO DE LA CRÓNICA GRÁFICA DEL VALLE A LO LARGO DEL SIGLO | XX será presentado hoy

Un reportaje de Elixane Castresana - Sábado, 1 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

Vecinos de Biañez en 1947

Vecinos de Biañez en 1947 (M. Sabino)

Galería Noticia

Vecinos de Biañez en 1947

Karrantza toma la palabra a quienes defienden que nada puede superar al papel cuando se trata de conservar los recuerdos que ahora se almacenan en el ordenador. Esta tarde la kultur etxea de Concha acoge a las 19.00 horas la presentación del primer fascículo de la crónica en imágenes del valle en el siglo XX, una colección que ya se publicó en Internet.

Con motivo del trigésimo aniversario de la kultur etxea, “pedí la colaboración de Miguel Sabino Díaz y así fue como surgió esta obra”, recordaba Inoha Santisteban, de la kultur etxea. Y es que el investigador ha invertido años recuperar y documentar, mediante entrevistas a los vecinos, miles de imágenes que construyen el pasado y presente de Karrantza. Con la crónica gráfica del siglo XX ha actualizado los fondos y ha ampliado el radio de acción hasta 1999 para difundir el proyecto entre las generaciones más jóvenes. En total, se recopilaron más de 13.000 imágenes.

El tomo inicial, que comprende de 1900 a 1949, abarca dos de las publicaciones virtuales con más de 600 fotografías. Acontecimientos, paisajes y protagonistas se asoman a las páginas que se podrán contemplar esta tarde. Uno de los primeros nombres que resultarán familiares a los vecinos de Karrantza es el de Romualdo Chavarri, que invirtió parte de su fortuna en mejorar la calidad de vida en la localidad, por ejemplo, facilitando el paso del ferrocarril o erigiendo la iglesia nueva de Biañez. En junio de 1900, dos años después de su fallecimiento, se procedía a repartir entre catorce sobrinos sus bienes, que ascendían a 18 millones de pesetas de la época. Algunas de las instantáneas más antiguas corresponden al hospital-asilo de Nuestra Señora de los Desamparados. La visita a la cueva de Santa Isabel en 1904 del entonces presidente del consejo de Ministros, Antonio Maura, huésped asiduo del balneario de Molinar, la inauguración de una lujosa sala de baños en el edificio, la construcción del matadero, vacaciones de indianos en su tierra natal que dejaron para la posteridad retratos de familia, inundaciones en Concha, la inauguración de la primera central telefónica del municipio o romerías en El Suceso muestran la relativa despreocupación de los primeros veinte años del siglo.

El libro no podía pasar por alto la Guerra Civil en Karrantza, a través de imágenes de trincheras, batallones y niños que se vieron obligados a abandonar sus casas buscando seguridad. En junio y julio de 1937 se concentraron en el valle miles de refugiados en retirada, que sufrieron bombardeos. Además, el balneario se transformó en hospital. El volumen concluye con la visita de la virgen de Begoña en 1949, que supuso todo un acontecimiento.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120