Eskuinaldea

Plentzia ultima su ordenanza sobre telefonía móvil

Dos nuevos informes científicos de expertos inciden en las afecciones de los campos electromagnéticos

Marta Hernández - Viernes, 30 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

La antena del edificio de Andra Mari Bidea. Foto: M. Hernández

La antena del edificio de Andra Mari Bidea. Foto: M. Hernández

Galería Noticia

La antena del edificio de Andra Mari Bidea. Foto: M. Hernández

Plentzia- El Ayuntamiento de Plentzia está dando los últimos pasos en la elaboración de una ordenanza que regule las emisiones electromagnéticas de las antenas de telefonía móvil. Según José Alberto Arrate, el experto que está participando en la redacción de esta norma, “el proyecto se podría presentar en dos semanas”. Después, tendría que ser aprobado inicialmente por el pleno, sometido a exposición pública y ratificado con posterioridad de nuevo por la Corporación. Con ello, “Plen-tzia sería pionera en Euskadi al disponer de una ordenanza de estas características”, afirman.

El texto persigue, fundamentalmente, que las radiaciones de la antena situada en el edificio número 17 de Andra Mari Bidea se ciñan a los parámetros que marca el Consejo de Europa, que son mucho más estrictos que la legislación estatal, puesto que España permite 450 microvatios por centímetro cuadrado, es decir, 4.500 veces más lo recomendado por la Unión -que habla del 0,1-. “Técnicamente es posible por parte de las empresas reducir las emisiones para que baje la contaminación electromagnética”, aseveró ayer José Luis Bardasano, doctor en Ciencias Biológicas y licenciado en Medicina y Cirugía, que además, entre otros cargos, es presidente de la Fundación Europea de Bioelectromagnetismo y Ciencias de la Salud. Él es uno de los especialistas a los que ha recurrido el Consistorio para dar forma a su normativa. El otro es Pedro Costa, ingeniero técnico de Telecomunicaciones, doctor en Ciencias Políticas y Sociología y Premio Nacional de Medio Ambiente, quien defiende de manera contundente que existe un daño para la salud de las antenas de móviles. “Es de necios mantener la postura de que la carga electromagnética no va a tener ningún efecto en la especie humana. Es absurdo e irresponsable que haya negacionistas, como ocurrió con el cambio climático, por ejemplo”, comentó Costa.

AnálisisAntes de disponer de los informes de estos dos expertos, el Ayuntamiento ya solicitó una medición de los niveles de radiación a los que está sometida la villa. El examen deparó que las zonas que están cerca a la antena de Andra Mari registran valores superiores a los aconsejados por la Unión Europea. De hecho, incluso tomando como base la legislación estatal se localizan casos de contaminación electromagnética. No obstante, “de los cincuenta puntos que se midieron, un 36% está por debajo del 0,1, por lo que se demuestra que puede haber bajos niveles y tener un funcionamiento correcto de los móviles”, puntualizó Costa.

El alcalde plentziarra, David Crestelo, reconoció que regular este asunto “no es algo bien visto”. El primer edil desveló que ha recibido críticas. “Nos hemos encontrado con muchos palos en la rueda, pero tenemos absoluta confianza en este camino que hemos emprendido”, zanjó.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Eskuinaldea

ir a Eskuinaldea »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120