conviciencia entre autóctonos y foráneos

Visitantes y residentes no perciben saturación turística en Euskadi

El 34% de las personas que visitan las capitales vascas pasan seis horas en otro lugar

J. Fernández - Jueves, 29 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

En Bilbao, un 35% de los visitantes se desplaza hasta recursos localizados fuera de la villa, especialmente el Puente Bizkaia, San Juan de Gaztelugatxe, Urdaibai y Donostia. Sus salidas duran una media de siete horas.

En Bilbao, un 35% de los visitantes se desplaza hasta recursos localizados fuera de la villa, especialmente el Puente Bizkaia, San Juan de Gaztelugatxe, Urdaibai y Donostia. Sus salidas duran una media de siete horas.

Galería Noticia

En Bilbao, un 35% de los visitantes se desplaza hasta recursos localizados fuera de la villa, especialmente el Puente Bizkaia, San Juan de Gaztelugatxe, Urdaibai y Donostia. Sus salidas duran una media de siete horas.En Gasteiz, el 38% sale durante ocho horas de media para visitar principalmente Bilbao y Laguardia, donde pasan cuatro horas y media.En Donostia, un 28,7% se desplaza hasta localidades como Zarautz, Getaria, Biarritz, Hondarribia, Bilbao e incluso el Pirineo navarro.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Bilbao- Se sienten cómodos unos y otros, y la coexistencia entre autóctonos y foráneos que visitan la geografía vasca está lejos del debate aireado en la esfera política sobre determinados destinos turísticos y su nivel de congestión. Esa es la conclusión del estudio -el primero de estas características- presentado ayer en el que se analiza la capacidad de carga de Euskadi en materia de turismo y ofrece también algunas líneas de actuación para acercarse y alcanzar la sostenibilidad también en este sector, cada vez más influyente en la economía vasca con el 6% de la riqueza generada en la CAV.

Las conclusiones del informe son varias: por ejemplo, que la sociedad vasca es consciente plenamente del momento dulce que atraviesa la industria turística y que, pese a las voces que hablan de turistificación, “los vascos no lo ven con preocupación porque en ningún caso perciben que estemos en niveles de saturación turística que preocupan en otras latitudes”, resumió el consejero de Turismo, Consumo y Comercio, Alfredo Retortillo. La idea fue avalada por las autoras principales del documento, Asunción Fernández-Villarán y Nagore Espinosa.

Tal y como ilustró esta última, en ninguno de los seis destinos analizados -Bilbao, Gernika-Lumo, Gasteiz, Laguardia, Donostia y Zarautz- se percibe que haya saturación, sino que a los residentes tampoco “les molesta. Ninguna está cerca de ningún tipo de saturación” insistió la autora, al tiempo que reconoció la existencia de margen de mejora para responder a la demanda de visitantes y adecuarla a los recursos.

El consejero Retortillo se sumó a esa percepción y expresó que Euskadi “tiene mucho margen aún de crecimiento turístico”. No obstante, puntualizó que ese desarrollo del sector debería realizarse de forma equilibrada territorialmente, apostando por la protección del patrimonio cultural y natural, por la desestacionalización y por la contribución de la industria turística a las economías locales hasta el punto de lograr “la implicación” del visitante -ya sea turista o excursionista- en su punto de destino.

El estudio -que empleó el sistema GISflow, que permite cruzar distintos datos y perfiles para obtener datos incluso a nivel de calle, por ejemplo- establece patrones de movimiento de los visitantes para determinar sus hábitos durante la estancia en uno u otro destino. En Bilbao, por ejemplo, un 35% de los visitantes salen de la capital para ir al Puente Bizkaia, San Juan de Gaztelugatxe, Urdaibai y Donostia, aunque también se encaminan hacia Cantabria. Para ello emplean una media de siete horas. Dentro del botxo, detallaba Espinosa, se dedican principalmente a moverse por el Casco Viejo (46%), entrar al Guggenheim (30%) y a zonas comerciales (un 29%).

En Donostia, un 28,7% de sus visitantes abandona la ciudad para dirigirse a localidades como Zarautz, Getaria, Donibane Lohizune, Biarritz y Hondarribia, desplazamientos en los que invierten una media de cuatro horas porque regresan a Donostia para comer. Dentro de la ciudad, se acerca a la Parte Vieja un 57% y otro 53% lo hace a la zona de comercios: calles San Marcial, Loiola, San Martín o Urbieta. Al monte Igeldo solo llega un 14%.

En Gasteiz, es el 38% de sus visitantes quienes se desplazan a otros puntos, especialmente Bilbao, Laguardia o el embalse de Ullibarri, y lo hacen permaneciendo fuera de la capital unas ocho horas. Dentro de la ciudad, un 59% visita la almendra histórica. El anillo verde apenas llama a un 8,3% de los visitantes.

La cifra

80

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120