inspirado por un viaje a Roma

Letras entre exámenes

David Sánchez publica, con solo 22 años, su primera novela, ‘Las reliquias del Apocalipsis’


Susana Martín - Miércoles, 28 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

El joven David Sánchez muestra con satisfacción su primera novela, ‘Las reliquias del Apocalipsis’. Foto: S. Martín

El joven David Sánchez muestra con satisfacción su primera novela, ‘Las reliquias del Apocalipsis’. Foto: S. Martín

Galería Noticia

El joven David Sánchez muestra con satisfacción su primera novela, ‘Las reliquias del Apocalipsis’. Foto: S. Martín

Amurrio- Proyecto de historiador y ávido lector. Es la tarjeta de presentación del joven amurrioarra David Sánchez que, con solo 22 años, puede añadir ahora a su currículo personal la consideración de escritor tras ver la luz su primera novela bajo el título Las reliquias del Apocalipsis. “De pequeño ya era muy imaginativo. Siempre tuve la inquietud de crear personajes y de plasmar ideas sobre un papel. Llegué a redactar muchas historias y cuentos pero siempre los guardaba para mí”, recuerda.

Un punto de inflexión llegó tras el viaje de estudios que realizó en Bachiller con sus compañeros de la asignatura de Latín. “Fuimos a Roma y volví con la firme intención de relatar algo sobre aquella experiencia. Pero la verdad es que pasó un año y no había desarrollado nada de ese proyecto”. Dicen que la inspiración llega en el momento más inesperado y la musa de David apareció mientras estaba preparando los temidos exámenes de Selectividad. “Entre apunte y apunte, me desestresaba escribiendo un poquito todos los días frente al ordenador. Y el resultado es un libro de 300 páginas, ¡que me ha costado una vida hacer!”, exclama con un gran suspiro.

David asegura que su familia ha sido testigo directo de la dureza del proceso creativo en el que se había embarcado. “Han sido muchos días compaginándolo con mis estudios universitarios de Historia e, incluso, trasnochando”, a los que se unieron “momentos de bajón en los que te llegas a replantear todo” e incluso las dudas que le entraron al alcanzar las cien páginas. “Pensé en terminarlo porque no se me ocurría nada más pero, tras releerlo, me di cuenta de que era insuficiente”.

Y cuando se decidió a poner el punto y final a la novela, volvieron a surgirle ciertas inseguridades. “Siempre he sido muy crítico con las cosas que he hecho y, en este caso, me daba miedo que a la gente no le gustase” hasta que envió la historia a “dos personas de mi total confianza para que me dieran su sincera opinión y no solo les encantó sino que me aseguraron que era muy buen material”.

Ahí empezó otro tortuoso camino para un joven escritor novel como David que tuvo problemas incluso para bautizar su primera obra. “Yo le hubiera llamado Libro uno,pero una buena amiga me propuso Las reliquias del Apocalipsisy, sin duda, es un título mucho más atractivo y con gancho”, comenta entre risas.

El siguiente gran reto fue lograr el interés de una editorial que se animara a publicar la novela. Como primer intento, presentó su historia “con mucha ilusión” a un concurso literario y tras pasar todo un verano “pendiente del móvil” resultó que “no quedé entre los ganadores”. Pero, en esta ocasión, lejos de desanimarse, “volví a enviar el manuscrito a esa misma editorial” y el pasado enero recibió la contestación de que “lo habían valorado y lo iban a publicar”.

Intriga y aventura Las reliquias del Apocalipsis está ya a la venta en las librerías de la zona y su autor lo define como una novela de “intriga, aventura y con dosis de romance”. El protagonista es Daniel Ramírez, un joven que narra en primera persona los hechos que ocurrieron el verano que cambió su vida. Tras una discusión y varios intentos fallidos de reconciliarse con su novia, Alejandra, se entera de que ella ha sido raptada por el mayor criminal de Europa que exige la vida del muchacho como moneda de cambio.

Aun sabiendo que podía ser una misión suicida, Daniel decide viajar hasta Roma para intentar rescatar a su chica, una aventura a la que se une su grupo de amigos. Es en este punto donde David reconoce que tanto el personaje principal como los secundarios “están inspirados en mí y en mis propios amigos” y espera que “cuando lean el libro, les guste el resultado”.

En cuanto al título y el diseño de la portada del libro, también están directamente relacionados con su contenido ya que “el protagonista tiene que buscar unas reliquias que, según una leyenda, pertenecían a los jinetes del Apocalipsis, y tanto la espada y pistola de la portada como el reloj de bolsillo de la contra son guiños”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Laudio-Nerbioi

ir a Laudio-Nerbioi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120