DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
‘Saliendo del olvido’

Las instituciones vascas saldan su deuda con las víctimas policiales

El informe ‘Saliendo del olvido’ reconoce las vulneraciones de derechos fundamentales producidas entre 1960 y 1978

Txus Díez - Martes, 27 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

Los miembros de la Comisión de Valoración, ayer junto al lehendakari Urkullu y Jonan Fernández.

Los miembros de la Comisión de Valoración, ayer junto al lehendakari Urkullu y Jonan Fernández. (Alex Larretxi)

Galería Noticia

Los miembros de la Comisión de Valoración, ayer junto al lehendakari Urkullu y Jonan Fernández.

Gasteiz- Durante cuarenta, cincuenta, y hasta casi sesenta años, decenas de personas han cargado en Euskadi con el peso de haber sido víctimas ocultas, no reconocidas, a veces hasta culpabilizadas desde ciertos sectores, personas que llegaron a vivir su sufrimiento desde el miedo. Ayer el lehendakari, Iñigo Urkullu, y la comisión de Derechos Humanos del Parlamento, recibieron el informe definitivo en el que se detalla lo ocurrido, cuantitativa y cualitativamente, a estas personas, víctimas entre 1960 y 1978 de vulneraciones de derechos humanos causadas por abuso de poder o uso ilegítimo de la violencia policial.

Saliendo del olvido, el texto final elaborado por la Comisión de Valoración del Decreto de 107/2012 que ha trabajado durante más de tres años en sacar a la luz lo ocurrido a todas estas personas, habla de “las secuelas, de los impactos. Se han vivido muchos sufrimientos escondidos, guardados, y ahora queremos que sean escuchados para construir una memoria incluyente”. Así explicaba Carlos Martín Beristain, coordinador y redactor del texto, las claves de un trabajo que ayer entregó junto a otros miembros de la comisión, como Álvaro Gil Robles, Sabino Ormazabal, Monika Hernando y Aintzane Ezenarro, al lehendakari y al secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández.

Han salido del olvido 187 personas, reconocidas como víctimas al amparo del decreto de 2012, y pidieron hacerlo 219 en total, pero muchos casos fueron rechazados por presentarse fuera de plazo, o porque, cuarenta años después, las autorías o las secuelas no pudieron ser clarificadas. En todo caso, no se descarta que su reconocimiento “pueda tener cabida” en el futuro. Por otro lado, el recurso presentado por la Administración central ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco a parte del articulado del decreto ha provocado que cerca del 25% de las víctimas se hayan quedado, al menos de momento, sin indemnización económica.

Sea como sea, Martín Beristain, que ha trabajado con víctimas de múltiples conflictos en todo el mundo, quería insistir ayer en el hecho de que el trabajo realizado sobre los casos anteriores a 1978 quería ir más allá de habilitar una ventanilla, el objetivo más prosaico de aquel decreto aprobado en la legislatura de Patxi López y desarrollado posteriormente bajo el primer mandato de Urkullu. “Queríamos recoger sus testimonios para entender lo que vivieron y para poder hacer un buen trabajo con la sensibilidad humana necesaria”, señaló el coordinador del proyecto, quien aludió a “dolores escondidos durante mucho tiempo, que nunca han tenido un espacio de acogida”.

Quizá por eso, porque durante muchos años se dio la espalda a estas personas, “mucha gente llegó con miedo, porque era la primera vez que las instituciones les han abierto la puerta”, explicó Martín Beristain, que definió el trabajo realizado como “una manera de sanar una herida. Mucha gente ha dicho -añadió-, por fin, esto es verdad, esto nos ha pasado”, y con su reconocimiento se podrá construir “una memoria positiva”.

Los datos recogidos en este trabajo presentado en la jornada de ayer ya fueron dados a conocer el año pasado, pero en esta ocasión, según manifestó el coordinador del trabajo, se da cuenta también de “las metodologías de trabajo de forma más específica, de las tipologías;se escuchan las voces de las víctimas, porque al margen del análisis y la estadística hay personas”.

Los casosSon personas que murieron o sufrieron graves secuelas tras sufrir disparos de pelotas de goma o incluso de bala en manifestaciones de toda índole, o fueron asesinadas por agentes en discusiones particulares, o violadas durante registros domiciliarios, o torturadas reiteradamente en sucesivas detenciones. Están recogidos además los casos de las víctimas de la matanza del 3 de marzo de 1976 en Gasteiz, en la que cinco trabajadores murieron por disparos de la Policía Armada durante una protesta obrera.

Las secuelas de estas víctimas van desde las incapacidades laborales, hasta la depresión y la ansiedad, delirios y pesadillas, si sobrevivieron;o las repercusiones económicas para familias con menores a su cargo que con su familiar perdieron además su fuente de ingresos.

Además, en la presentación del informe se recuerda que hay más víctimas que las 187 reconocidas. “Algunas no se consideran víctimas, sino luchadores antifranquistas;otras están aún muy afectadas por lo vivido, otras han tratado de dejar atrás su experiencia y no quieren hablar de lo sucedido”, y por último “otras aún no se sentían con la confianza suficiente para hablar”, se señala en el texto.

Se han dado casos de familias que trataron de olvidar, pero que a la vez retuvieron la documentación relacionada con la pérdida de su familiar, lo que les ha permitido acceder a la reparación cuatro décadas después. Además, se explica cómo quienes militaban en diferentes colectivos “tuvieron, por norma general, más posibilidad de ser recordadas y reivindicadas”, al contrario de lo que sucedió con quienes eran ajenos a sindicatos, partidos o asociaciones. “Su recuerdo se borró con mayor facilidad”, se afirma en Saliendo del olvido.

‘saliendo del olvido’

187

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120