ezkerraldea

Jennifer Cano y sus almas de pastel

Jennifer Cano expone hasta el jueves su muestra ‘Almas’ en la Casa Torre de Santurtzi

La artista local lleva dos años pintando al pastel y esta es su primera exposición

Miguel A. Pardo - Martes, 27 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

La santurtziarra Jennifer Cano posa junto a una de las obras que conforma ‘Almas’, un autorretrato.

La santurtziarra Jennifer Cano posa junto a una de las obras que conforma ‘Almas’, un autorretrato.

Galería Noticia

La santurtziarra Jennifer Cano posa junto a una de las obras que conforma ‘Almas’, un autorretrato.

Santurtzi- Ser padre o madre, sin duda, cambia la vida de cualquier persona pero en el caso de la artista santur-tziarra Jennifer Cano, dicho cambio se ha reflejado hasta en su forma de expresarse, de hacer arte. Esta mujer de 34 años, cuando fue madre de su segundo hijo hace dos años, decidió dar un giro radical a su carrera tras haber trabajado como estilista y decoradora durante quince años. “Gané hace dos años el concurso Decora Tu Árbol y decidí invertir el premio en materiales para pintar en pastel”, señala esta artista que, hasta el próximo jueves, presenta Almas, su primera exposición que luce en la Casa Torre santurtziarra.

En su decisión de dar rienda suelta a su creatividad y su talento mediante el pastel, tuvo importancia el hecho de que este tipo de pintura es de secado rápido. “Para mí que se secase rápido era muy importante, ya que trabajo en casa y ya te puedes imaginar el jaleo que puede haber en una casa en la que hay dos niños de cinco y dos años”, explica. Así, se zambulló en la técnica del pastel y, desde entonces no ha “podido parar. Me encanta, no paran de surgirme ideas, lo que no tengo es tiempo suficiente para pintarlas todas”, describe. De esta manera, a base de golpes de inspiración y mucho trabajo han surgido los casi treinta cuadros que conforman la exposición Almas, muestra que espera que sea “la primera de muchas. Almas es una declaración de intenciones”. En las paredes de la Casa Torre santurtziarra se pueden ver diversos cuadros que reflejan a una misma persona en diferentes momentos, con diversas estéticas. Y es que, desde sus composiciones, Jennifer no busca hacer retratos sino contar historias, transmitir momentos y sensaciones. En una de las paredes de la exposición, reposa una obras cuya protagonista es una mano, una mano con muchos años y mucha experiencia, es la mano de su abuela. “No podía faltar en esta exposición y simbolizarla con una mano quiere decir que siempre ha estado y sigue estando su mano para apoyarme, para guiarme y para aconsejarme”, desgrana Jennifer, quien admite que en su labor artística también se deja influir por su experiencia como estilista y decoradora.

No en vano, su método de trabajo a la hora de realizar una obra en la que está una persona como protagonista principal es el mismo. Les recibe en su estudio, su casa, les conoce y, en base a lo que quiera transmitir en dicha composición, les refleja en el cuadro con una indumentaria, una pose y un fondo completamente diferente. “Hago encuadres distintos, mis cuadros no son obras estáticas”, explica esta santurtziarra que es miembro de la asociación de pintores pastelistas del Estado, Aspas. En su labor creativa, cómo no, le gusta innovar, probar cosas nuevas, fijarse retos y, todo ello, con el riesgo de que en el pastel el fallo conlleva, casi irremediablemente, el chafar todo el cuadro. Muchas veces por su experiencia y otras por el impulso, va probando nuevos efectos como, por ejemplo, ha probado en su obra Cuídame, una composición que busca reflejar el drama que viven algunas mujeres. En dicha obra ha creado un efecto de gotas de agua en la misma rasgando el papel sobre el que se ha pintado el cuadro. “Fue algo que me salió solo, el rascado es una técnica difícil, hay que tener cuidado porque puedes romper el papel y, con él, el cuadro”, señala Jennifer quien, durante los días en los que la exposición ha estado en la Casa Torre ha sido testigo de la buena acogida que ha tenido la muestra. “Incluso he vendido alguno de los cuadros”, explica.

Con niñosAsimismo, recientemente, ha hecho una gran obra con 125 alumnos de entre dos y cinco años del colegio San José de Calasanz. Con cada uno de los alumnos, ha hecho una lámina de 60X140 centímetros que, más tarde, han sido unidas creando una gran obra. “De esta manera, les hemos mostrado a los niños que todos y cada uno de ellos forman parte de algo grande”, explica Jennifer, una artista a la que el color amarillo le da “alegría” y el azul “serenidad”. Esa experiencia con los alumnos de San José de Calasanz “ha sido muy positiva para mí porque me he divertido mucho viéndoles trabajar y la ilusión que les hacía” por lo que, posiblemente, se repita en próximos cursos. Mientras tanto, Jennifer Cano continuará dando rienda suelta a su talento y a su creatividad a través del pastel, una técnica que, quizá, sin haber sido madre, nunca hubiera utilizado.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120