en la unidad de psiquiatría

Ingresado en Basurto el hombre que amenaza a negocios del Casco Viejo

El individuo repartió el pasado viernes mensajes intimidatorios a varios comerciantes bilbainos

Lunes, 26 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

Imagen de la amenaza.

Imagen de la amenaza. (Foto: DEIA)

Galería Noticia

Imagen de la amenaza.

Bilbao- Agentes de la Ertzaintza trasladaron ayer al hospital de Basurto al hombre que lleva meses hostigando a comerciantes y hosteleros del Casco Viejo. Concretamente, el pasado viernes repartió mensajes amenazantes en varios negocios, lo que requirió la intervención de la Policía Municipal que lo dejó en libertad tras identificarlo. No fue hasta ayer cuando el individuo fue localizado de nuevo, después de que una orden de la Fiscalía decretase que la próxima vez que los servicios de seguridad lo hallaran debía ser trasladado un centro sanitario. Fuentes de la Policía vasca aseguraron que tras ser localizado e identificado ayer a las 11.30 horas en la calle Dos de Mayo, el individuo fue trasladado, de forma involuntaria, a la Unidad de Psiquiatría del hospital de Basurto, donde permanece ingresado.

Según relataron varios comerciantes del centro histórico a este periódico, cuando el pasado viernes acudieron a sus negocios encontraron una nota en que decía “Yihad, Islamika, Bom, 13.25 h., Bom”. Alarmados por el mensaje, que sabían que procedía del “perturbado” -como lo describen- que lleva meses hostigándolos, los propietarios de los negocios llamaron a la Policía Municipal, que se desplazó hasta el lugar. A la hora señalada, el individuo en cuestión apareció con una caja de cartón por lo que fue retenido, identificado y, posteriormente, puesto en libertad. Sin embargo, a raíz de las numerosas denuncias interpuestas en su contra, la Fiscalía ordenó que la próxima vez que lo localizaran lo ingresaran en un hospital debido a los presuntos problemas psiquiátricos que presenta.

El hombre es un viejo conocido en el barrio, ya que según relataron los comerciantes amenazados el verano pasado dormía en el pórtico de la catedral. “Cuando venían a limpiar por la mañana lo echaban. A raíz de ello nos cogió ojeriza”, narró un propietario de uno de los negocios de la zona. Desde entonces, exponen que las amenazas han sido constantes. En palabras de uno de los comerciantes que prefirió no identificarse, era habitual que el hombre pasara por delante de la tienda, simulando que tenía una pistola o pasándose un dedo por el cuello. - A. Araluzea

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Sucesos

ir a Sucesos »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120