ezkerraldea

Ángel Adán, el aitite que no se baja de la bici

Ángel Adán, de 82 años, entrena para participar en un campeonato europeo de ciclismo en pista

Desde 2005 se desplaza desde Santurtzi al polideportivo de Zalla al menos tres días a la semana

Elixane Castresana - Domingo, 25 de Junio de 2017 - Actualizado a las 09:00h

Ángel Adán.

Ángel Adán.

Galería Noticia

Ángel Adán.

Zalla - Como ha llegado, se marcha. Con la mochila al hombro. Ángel Adán calcula unos veinte minutos hasta la parada para coger el autobús que le llevará a Santurtzi. Es la misma ruta que repite casi todos los días para poder entrenar en Zalla, pero hoy no se dan las mejores condiciones para rodar por el velódromo. Si cualquiera puede sufrir un golpe de calor, el riesgo se multiplica para un deportista de 82 años. Pero no renuncia a cumplir su sueño: participar en un campeonato europeo de veteranos.

“Suelen celebrarse en Mánchester o Ámsterdam”, explica, conocedor del reto al que se enfrenta: 200 metros de persecución individual. Ángel se sube sin problemas a la bicicleta. Herencia de su juventud, cuando era asiduo de las carreteras vascas. “Tenía poco más de 30 años cuando participé en la primera vuelta a Bilbao, que constaba de cuatro etapas. Hasta me llevé una meta volante. Entonces los ciclistas profesionales se mantenían más tiempo en activo”, rememora. Compaginaba el deporte con su trabajo al frente de proyectos de calefacción o elaboración de informes periciales, haciendo incursiones también en natación.

En 2005 acudió al polideportivo de Zalla con una idea fija en la cabeza: competir en un campeonato de veteranos a nivel europeo. “Le contesté que adelante, que le facilitábamos una bicicleta y hacíamos un test para ver”, explica Eduardo Rincón, del grupo ciclista del velódromo de Zalla. Y los resultados fueron satisfactorios, porque Ángel empezó a entrenar de forma regular y a acercarse a las marcas mínimas exigidas para inscribirse en la competición. Registros “similares a los que se pueden marcar en la categoría cadete”. Sin embargo, la preparación se torció a mitad de camino por los achaques propios de su avanzada edad. “Tenía la impresión de que todos los meses de marzo me ocurría algo: el corazón, esguinces…”, recuerda. Y, claro, la capacidad de recuperación va menguando. “El problema es que nos vamos alejando de los tiempos”, indica Eduardo Rincón. A pesar de todo no tira la toalla, porque “no hay más que ver el caso de un deportista que acaba de participar en la Quebrantahuesos a los 87 años”.

Ángel Adán tampoco se rinde. Continúa entrenando al menos tres veces a la semana. Para llegar elige el transporte público. “Hay una línea preciosa entre Santurtzi y Balmaseda”, cuenta. Desde la parada en el centro del pueblo se desplaza al polideportivo a pie. Allí suele encontrarse con los jóvenes. “¿Recuerdas lo que te dije? ¿Te ha servido?”, le pregunta a Iker Azpitarte, que ya ha cosechado cinco medallas de oro, dos de plata y dos de bronce a sus 17 años. Ángel no ha tenido reparos en compartir la pista con deportistas más jóvenes y salió airoso de la prueba. “En las gradas los chavales que habían venido a vernos gritaban: ¡el aitite se queda! Pero conseguí sacarles media pista de ventaja”, relata.

En los entrenamientos, “lo mismo estoy quince minutos que una hora”. Y cuando coge la mochila y se despide para volver al autobús lo hace renovado. “A mis nietos les digo que si les cuesta concentrarse al estudiar, que hagan deporte, porque les va a sentar muy bien”. En sus ratos libres, cuando no está subido en la bicicleta ni con sus nietos, navega por Internet curioseando sobre los temas más variopintos y extrae y clasifica la información que le interesa. En particular, todo lo relacionado con el deporte. Porque está convencido de que “si no viniera aquí, hace tiempo que me habrían encargado un traje de madera”, asegura con sentido del humor.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120