Las erupciones solares golpean la Tierra como estornudos impredecibles

Un estudio previo descubrió que un cambio en la actividad solar podría hacernos más vulnerables

EUROPA PRESS - Viernes, 23 de Junio de 2017 - Actualizado a las 20:49h

Imagen de la luz ultravioleta del Sol.

Imagen de la luz ultravioleta del Sol. (EP)

Galería Noticia

Imagen de la luz ultravioleta del Sol.

Los movimientos de las eyecciones de masa coronal (CME) procedentes del Sol resultan mucho más difíciles de predecir ya que muestran una estructura más parecida a nubes que a burbujas.

MADRID. Un estudio de científicos de la Universidad de Reading ha revelado que las CME están más influenciadas por el viento solar, a través del cual pasan para llegar a la Tierra, haciendo que sus movimientos sean mucho más difíciles de predecir que si fueran únicas entidades parecidas a burbujas como se pensaba anteriormente.

Las CME son enormes explosiones de plasma solar y campos magnéticos de la atmósfera del Sol que pueden llegar a la Tierra en uno a tres días. Un impacto directo podría tener consecuencias catastróficas, ya que las CME son capaces de dañar satélites, destruyendo dispositivos electrónicos y potencialmente exponiendo a personas a gran altitud, como astronautas y tripulantes de aviación y pasajeros, a radiación causante de cáncer. Ocurren con frecuencia, pero predecir cuáles afectarán a la Tierra y con qué probabilidad será difícil.

El profesor Mathew Owens dijo en un comunicado: "Hasta ahora, se ha asumido que las CME se mueven como burbujas a través del espacio y responden a las fuerzas como objetos únicos. Hemos encontrado que son más como una nube de polvo o estornudo en expansión.

"Esto significa que tratar de predecir la forma y el movimiento de las CME a medida que pasan a través del viento solar se hace extremadamente difícil, por lo tanto, si queremos protegernos de las erupciones solares, necesitamos entender más sobre el viento solar".

El nuevo estudio, publicado en Nature Scientific Reports el viernes 23 de junio, examina en detalle por primera vez cómo se comportan los CME a medida que avanzan en el espacio y cómo interactúan con fuerzas externas como el viento solar.

Los científicos de Reading tomaron una sección transversal de un CME para examinar su estructura más de cerca. Encontraron que unA CME alcanza rápidamente el punto en el cual la velocidad de su expansión excede la velocidad a la cual la información puede viajar dentro de la CME. En este punto, deja de ser una estructura coherente, por lo que cualquier distorsión a una parte de la nube causada por fuerzas externas no la afecta en su conjunto.

AMENAZA DEL TIEMPO ESPACIAL

Los científicos están constantemente monitoreando el sol para rastrear el viento solar y el clima espacial extremo. El equipo de Reading recomienda que la información sobre el viento solar se debe incorporar en las observaciones de CME para asegurar que somos plenamente conscientes de la amenaza que representan a la Tierra.

Un estudio previo realizado por científicos de la Universidad de Reading descubrió que un cambio en la actividad solar, que se espera que ocurra a mediados del siglo, podría hacernos más vulnerables a las CME, así como concentrar la aurora boreal alrededor de los polos.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Internet y ciencia

ir a Internet y ciencia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120