presidente del Consejo Europeo

Tusk sueña con que el Reino Unido se quede porque en política hay “milagros”

Políticamente más débil, Theresa May oferta a la UE que los europeos con cinco años de residencia mantengan su estatus

Viernes, 23 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, señala el camino a la primera ministra británica, Theresa May.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, señala el camino a la primera ministra británica, Theresa May. (AFP)

Galería Noticia

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, señala el camino a la primera ministra británica, Theresa May.

Bruselas- El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, afirmó ayer que “sueña” con la posibilidad de que Reino Unido se quede finalmente en la Unión Europea (UE) puesto que su experiencia política le ha mostrado que los “los milagros ocurren”, pero admitió que es “realista” con respecto al Brexit. “Todavía tengo un sueño, la política sin sueños sería una pesadilla. Si tuviesen la experiencia de la parte de Europa de la que vengo sabrían que los milagros ocurren”, dijo el político, que creció en la Polonia comunista, en una rueda de prensa durante la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea que se celebra en Bruselas.

Preguntado por sus declaraciones previas, en las que mostró su esperanza de que el Brexit fuese reversible, Tusk señaló que algunos de sus “sueños políticos” se habían hecho realidad y que “lo mejor de la política es que todo es posible”.

Tusk reconoció, no obstante, que al mismo tiempo es “realista” sobre la salida de Reino Unido de la Unión y que por ello “en primer lugar deberían comenzar las negociaciones tan efectivamente como sea posible”.

“La decisión final es también una decisión para Gran Bretaña y los ciudadanos de Reino Unido, pero los sueños aún son bonitos”, subrayó.

El tono esperanzado de Tusk, que en ocasiones anteriores ha expresado su deseo de que el Brexit no llegue a ocurrir, contrasta con el escéptico del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

“En Europa nunca tengo ilusiones porque no quiero perderlas”, dijo Juncker en la rueda de prensa preguntado sobre si compartía el sueño de Tusk. La primera ministra británica, Theresa May, que participa en la cumbre, informó a sus todavía socios durante la cena de trabajo de sus “intenciones” con respecto a la retirada del Reino Unido, después de que las negociaciones comenzasen oficialmente el lunes. “Debe quedar claro que el Consejo Europeo no es un foro para las negociaciones del Brexit, advirtió Tusk, quien añadió que “los líderes solo tomarán nota de las intenciones” de May.

Los países quieren dejar claro desde el inicio de las discusiones que es la Comisión Europea, y en particular su negociador jefe para el Brexit, Michel Barnier, quien estarán al mando de las negociaciones con Londres.

En el mismo sentido que Tusk se expresaba ayer el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, quien afirmó en la cumbre de la Unión Europea que es posible revertir el Brexit si el Reino Unido quiere dar marcha atrás y los Veintisiete lo acuerdan, aunque aclaró que se trata de una decisión “tomada por los británicos”.

Tajani dejó claro que el Brexit es una posición del Reino Unido, no de la UE, aunque explicó que “es posible” lograr una solución por la que el país británico permanezca en el club comunitario si ambas partes están de acuerdo, si bien puntualizó que sería necesario el voto unánime de los otros 27 Estados miembros. “Personalmente, no estoy en contra, si el Reino Unido quiere quedarse. Para mí sería una buena idea, pero es su decisión”, precisó el presidente de la Eurocámara en la rueda de prensa posterior a su intervención en la cumbre ante los jefes de Estado y de Gobierno comunitarios.

la oferta de mayEn lo que a la reunión propiamente se refiere, ayer se supo que la primera ministra británica, Theresa May, propuso a los líderes de la Unión Europea que los europeos con cinco años de residencia en el Reino Unido mantengan su estatus de establecimiento permanente una vez se materialice la salida de Londres de la UE. May, que desveló ayer en el Consejo Europeo sus planes para los tres millones de ciudadanos europeos que viven en el Reino Unido tras el Brexit, reiteró que la reciprocidad es vital y que ambas partes deben acordar los términos y crear certidumbre lo antes posible en las negociaciones, según indicó un alto funcionario británico.

May precisó que se concederá el estatus británico de establecimiento a cualquier ciudadano de la UE en el Reino Unido con cinco años de residencia en una fecha específica entre el momento de activación del artículo 50 de los tratados para la salida del país (marzo de 2017) y el momento de la marcha del país, prevista para marzo de 2019.

A estas personas se las tratará como si fueran ciudadanos británicos en lo que respecta a la asistencia sanitaria, la educación, los beneficios y las pensiones.

A cualquier ciudadano de la UE con menos de cinco años de residencia que llegue antes de una fecha de corte se le dará tiempo para quedarse hasta que cumpla esos cinco años para poder obtener el estatuto británico de establecimiento.

Según la primera ministra británica, esa fecha específica de corte, que aún debe ser discutida, no debe ser anterior a la activación del artículo 50 ni posterior a la de salida del país de la Unión.

las sedesAdemás, los líderes de los veintisiete países que permanecerán en la Unión Europea (UE) tras la salida del Reino Unido acordaron ayer un proceso en cuatro fases que culminará en noviembre para elegir las nuevas sedes de la Agencia del Medicamento y la Autoridad Bancaria Europea, que deberán abandonar Londres. “Acordado. La UE a 27 decidirá por votación en noviembre sobre la reubicación de las agencias de la UE actualmente en Reino Unido”, anunció el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en Twitter al término de la reunión mantenida por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, salvo Reino Unido. - Efe

contra el terrorismo

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120