se han revisado cerca de 7.000 contratos

La Inspección refuerza la lucha contra el fraude laboral con datos de las haciendas

Trabajo detecta irregularidades en uno de cada cinco contratos revisados este año, que obliga a convertir en indefinidos

Adrián Legasa - Jueves, 22 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

La consejera de Trabajo y Justicia, María Jesús San José, ayer durante su intervención en el Forum Europa Tribuna Euskadi.

La consejera de Trabajo y Justicia, María Jesús San José, ayer durante su intervención en el Forum Europa Tribuna Euskadi. (Foto: Oskar Martínez)

Galería Noticia

La consejera de Trabajo y Justicia, María Jesús San José, ayer durante su intervención en el Forum Europa Tribuna Euskadi.

Bilbao- La consejera de Trabajo y Justicia, María Jesús San José, dio a conocer ayer algunas de las principales actuaciones de su departamento, entre las que destaca el plan de lucha contra el fraude en la contratación. La Inspección de Trabajo ha revisado cerca de 7.000 contratos entre enero y mayo, de los que en torno a 1.500 eran irregulares bien por ser temporales sin causa justificada o, en la menor parte de los casos, por estar suscritos a jornada parcial encubriendo una jornada completa. Para reforzar este tipo de actuaciones, la Inspección dependiente del Gobierno vasco cuenta desde este año con datos fiscales de las tres haciendas de la CAV, aunque este sistema de colaboración funcionará a pleno rendimiento a partir del próximo otoño.

Fuentes de la Inspección explicaron a este periódico que el cruce de datos con las haciendas, que tiene su origen en un mandato parlamentario de la pasada legislatura orientado a combatir el fraude fiscal, se produce todavía “con cuentagotas” aunque la información recibida ya está teniendo un impacto “muy positivo” en las actuaciones de los inspectores. Al igual que la información de la Inspección de Trabajo es útil para las haciendas -“donde hay fraude laboral hay fraude fiscal”, recuerdan desde la Inspección-, las irregularidades detectadas en el pago de impuestos ponen sobre la pista de posibles engaños en el ámbito laboral. “Si hacienda te dice mira, aquí hay fraude fiscal, pues nos viene muy bien a la hora de hacer el listado de actuaciones. Es una forma de detectar, por ejemplo, falsos autónomos”, remarca la Inspección.

Los datos de los contribuyentes son una materia sensible y por ahora la información llega a los inspectores caso por caso, aunque el departamento de Trabajo calcula que para el próximo otoño habrá un intercambio fluido de información, lo que permitirá también mejorar la eficacia de las actuaciones en las empresas. En esa línea, la administración vasca cuenta con colaboración de la Inspección dependiente del ministerio de Empleo y Seguridad Social, y como novedad ha puesto en marcha un buzón virtual en la web de Trabajo para hacer denuncias anónimas.

La Inspección se ha marcado como objetivo revisar todos los 130.000 contratos a tiempo parcial que hay en Euskadi en dos años, así como seguir aflorando contratos temporales fraudulentos. Hasta mayo se han revisado 6.965 contratos, tanto a jornada parcial como completa, de los que 1.409 eran fraudulentos por su condición de eventuales y se ha forzado su conversión en indefinidos. Una parte muy significativa corresponden a las actuaciones realizadas en las plantas alavesas de Mercedes y Michelin. En el primer caso se han destapado más de medio millar de temporales irregulares y, en Michelin, más de cien.

Además, 153 contratos estaban firmados a tiempo parcial pero encubrían jornadas completas. Es decir, uno de cada cinco contratos revisados en cinco meses era ilegal.

Diálogo socialPor otro lado, San José anunció que en las próximas semanas se celebrará la primera reunión del diálogo social de la legislatura después de las citas que ha mantenido la consejera socialista con sindicatos y patronal por separado. Se da por hecho que ni ELA ni LAB irán a esa primera reunión en la que Lakua pretende desarrollar los acuerdos pactados el pasado verano, duramente criticados por las centrales abertzales pero que, según los agentes firmantes, fueron la base del pacto interprofesional de enero. En concreto, a partir de ahora se va a avanzar en el campo de la formación para adaptar a los trabajadores a los cambios tecnológicos que viven las empresas.

“Con estos planteamientos es difícil justificar ausencias”, dijo San José sobre el previsible plante de ELA y LAB. “Espero que todas las partes asuman su responsabilidad”, pidió.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120