Zalla recuerda la Guerra Civil

“Nos decían que pasáramos página, pero antes hay que leerla”

Zalla incorpora en sus calles el recuerdo de la Guerra Civil

Elixane Castresana - Jueves, 22 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

El mural pintado en Nuestra Señora del Rosario. Fotos: E. Castresana

El mural pintado en Nuestra Señora del Rosario. Fotos: E. Castresana

Galería Noticia

El mural pintado en Nuestra Señora del Rosario. Fotos: E. Castresana

Zalla- Pilar Maiz vive cerca de la calle Nuestra Señora del Rosario, donde Aitziber Ibargüen ha pintado en los últimos dos meses su trabajo conmemorativo del bombardeo de Zalla por aviones alemanes durante la Guerra Civil. Ayer se cumplieron ochenta años de este episodio negro y Pilar no pudo reprimir las lágrimas mientras contemplaba el resultado final. “Me ha acompañado a lo largo del proceso, me ha contado sus propias vivencias, que me han servido de inspiración”, decía la artista zallarra vencedora del concurso para elegir la composición. Después del mural se inauguró también la plaza en memoria de Jesús Ariño, alcalde jeltzale en junio de 1937. Dos formas de dejar en el casco urbano el testimonio de la contienda y reparar décadas de sufrimiento y silencio.

En la primera obra que realiza utilizando spray, Aitziber Ibargüen, licenciada en Bellas Artes, ha optado por representar el miedo y la esperanza a través de las caras de los personajes, “sin bombas ni aviones”. Como ya había anunciado, ha incluido varios detalles que no figuraban en el boceto inicial: una iglesia, que “bien podría ser la nuestra de San Miguel”, la desaparecida mansión indiana de Tepeyac, que se encontraba justo encima del lugar elegido para pintar el mural, y el árbol situado junto a la casona y que sí permanece en su sitio. En el plano izquierdo dos niños juegan entre los escombros mientras nace una flor, “un diente de león que simboliza la inocencia de lo reconstruido”. En el centro el rostro preocupado de una mujer y, a la derecha, una madre y su hija que dirigen la vista hacia el cielo. Como lo hacía Pilar Maiz cada vez que escuchaba los aviones y “teníamos que correr al refugio;intentábamos sellar las entradas para protegernos de las bombas”. En 1937, Pilar tenía 5 años y vivía “entre Ramales y el valle de Villaverde”. Después se trasladó a Zalla y cuando se enteró de que la calle Nuestra Señora del Rosario era el emplazamiento elegido para el mural acudía prácticamente a diario para seguir la evolución de la obra y dar ánimos a Aitziber Ibargüen. La artista de Zalla también ha recibido la ayuda de su amigo Elio Nonis, a quien conoció durante su estancia en Buenos Aires para ampliar sus estudios. “Hemos luchado contra el tiempo y la humedad;ahora nos preocupa que se conserve en buen estado”, señalaron.

Alcalde del bombardeoSegún reveló el concejal de Cultura, Luis Martínez, al principio el Ayuntamiento barajó pintar el mural en la plaza que desde ayer lleva el nombre de Jesús Ariño Maruri, alcalde el 21 de junio de 1937. También fueron homenajeados los otros dos miembros de aquella corporación que no abandonaron sus cargos ante el avance de las tropas franquistas: Valentín Cristóbal y Juan Amezaga.

“¡Qué mejor sitio que la plaza junto al batzoki, que sintió como su casa!”, indicó Aitor Acasuso, nieto de Jesús Ariño Maruri. Su hermana ha indagado en archivos y hemerotecas para sacar a la luz “informaciones que desconocíamos” sobre el regidor que, además, trató de ayudar a los refugiados que llegaban a Enkarterri.

Germán Cristóbal, nieto de otro de los cargos que recibieron el reconocimiento de los vecinos, hizo mención a la censura de la dictadura que siguió a la guerra. “A los hijos y nietos del dolor nuestros padres apenas nos transmitieron sus experiencias. Nos decían que no destacáramos, que no nos moviéramos. Nos decían que pasáramos página, pero antes hay que leerla”, concluyó.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Información relacionada

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120