fundamentalmente franquicias de grandes marcas

Solo 54 comercios han comenzado las rebajas antes de temporada

La gran mayoría opta por iniciarlas el próximo 1 de julio y seguir con la tradición

Sandra Atutxa - Miércoles, 21 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

Varias personas pasean por la calle peatonal de Ercilla ante el escaparate de una de las grandes tiendas que ya ha colgado los carteles de rebajas.

Varias personas pasean por la calle peatonal de Ercilla ante el escaparate de una de l. (Foto: Pablo Viñas)

Galería Noticia

Varias personas pasean por la calle peatonal de Ercilla ante el escaparate de una de las grandes tiendas que ya ha colgado los carteles de rebajas.

Bilbao- Los comerciantes vizcainos se resisten a perder la oportunidad de negocio que les ofrecen las rebajas. A pesar de que la liberalización impuesta desde el Gobierno Rajoy elimina en Euskadi los dos periodos oficiales, a falta de diez días para estrenar mes, tan solo 54 comercios de Bizkaia han comunicado al Gobierno vasco su decisión de iniciar las rebajas antes, fundamentalmente franquicias de grandes marcas de ámbito estatal. El resto optará por iniciarlas el 1 de julio y continuar así con la tradición. Comerciantes, responsables de asociaciones y clientes coinciden al asegurar que este acuerdo implícito del comercio es muy “positivo” para todos. “Vivir en unas eternas rebajas no beneficia ni a la imagen de ciudad, ni al consumidor, ni tampoco al comerciante”, destacan a DEIA desde el sector de Bizkaia. Lo cierto es que de los cerca de 35.000 comercios que hay en Bizkaia -7.000 en Bilbao- la inmensa mayoría iniciarán las rebajas de verano en julio. Será entonces cuando las rebajas den el pistoletazo de salida a un momento que, sin duda, el comercio asume como oportunidad de negocio y que sirve para liberar el stock. “El sector comercial quiere mantener su momento de negocio que está muy marcado en el consumidor, que también las quiere mantener”, explica el gerente de Bilbao Centro, Jorge Aio.

El Tribunal Constitucional dio a finales de 2016 un revés al Gobierno vasco y anuló los dos periodos oficiales de rebajas (el de enero y el de julio) que se mantenían blindados en la Comunidad Autónoma Vasca, por ser competencia vasca. Con el nuevo Real Decreto la duración e implantación de los descuentos regulados es decidido libremente por cada comerciante. La medida está encaminada, según se recoge en el auto emitido por el Alto Tribunal, a “impulsar el sector del comercio”.

Sin embargo, el comerciante vasco sigue unido y rebate las versiones oficiales que no hacen otra cosa que desproteger al consumidor. Además, la inmensa mayoría considera que basar las ventas en una guerra de precios no traería más que una cadena de cierres. “No podemos caer en eso. Estar todo el año de rebajas obliga al comerciante a bajar la calidad de sus productos, reduce los beneficios y, respecto al consumidor, se merma la confianza”, apunta Xabier del Olmo, comerciante y miembro de la asociación del Casco Viejo de Bilbao. Lo cierto es que aunque este año la mayoría ha optado por jugar en la misma liga, del Olmo teme que poco a poco las rebajas comiencen a adelantarse en perjuicio de la mayoría. “La gente se pone nerviosa. Llevo muchos años en este sector y el problema llega cuando las cosas van mal”, explica. Es cuando la temporada es floja cuando el comerciante busca nuevas herramientas. “Este año concreto lo estamos salvando con el buen tiempo y demás... Estamos salvando en ventas mejor que el año pasado. La estrategia de ofertas, promociones no se ha visto tanto como otros años”, asegura la dependienta de una tienda de ropa del Casco Viejo. El presidente de Bilbao Dendak, Aitor Elizegi, considera primordial que todos los comercios se ciñan a las mismas reglas del juego porque es la única manera de seguir manteniendo ordenado al sector en la villa. En opinión de Elizegi, el comerciante minorista cuenta con dos armas con las que ser competitivo: la exclusividad y la capacidad de fijar el precio justo del producto. “Permitir que en una misma ciudad una misma prenda tenga cuatro y hasta cinco precios diferentes rompe la confianza del consumidor y altera la oferta y la demanda”. Y prosigue: “Si en Bilbao caemos en una eterna rebaja, en una eterna guerra de precios, corremos el riesgo de perder esa personalidad, calidad y exclusividad que caracteriza al comercio de la ciudad”.

ResponsabilidadEn la capital vizcaina una treintena de negocios han decidido adelantarse a las rebajas. Por su parte, el concejal de concejal de Comercio del Ayuntamiento de Bilbao, Xabier Ochandiano, apela a la responsabilidad del propio sector. “Una cosa es lo que se pueda hacer, pero otra es que el sector comercial de la villa y de Euskadi, en general, lo haga”, puntualiza. Ochandiano confía en que el comerciante no vaya a hacer uso agresivo de esta liberalización. “Es importante fortalecer la negociación colectiva. En la medida que nos hagamos más fuertes en Euskadi y se alcancen acuerdos es la mejor manera de proteger el comercio de aquí”. En opinión de Jorge Aio, la oferta de Bilbao es dependiente de un comercio local fuerte y en base a esa dependencia “hay que mantener los ritmos que se vinculan a los cambios de temporada. ¿Si algo funciona para qué cambiarlo?”, plantea Aio.

Aunque en la Gran Vía de Bilbao ayer ya se podían ver a algunas tiendas con el cartel de rebajas, en general, tanto las grandes empresas del textil, como los pequeños han decidido seguir con las mismas normas de juego. El Corte Inglés también tiene previsto continuar con los periodos oficiales de rebajas, aunque este año, y de forma excepcional, están estudiando la posibilidad de adelantar las rebajas al viernes 30. “Mucha gente nos ha preguntado si empezamos las rebajas en julio y la idea es comenzar un día antes para dar más opciones a los consumidores”, aclaró a DEIA una dependienta de una de las tiendas del imperio de Amancio Ortega.

Lo cierto es que la mayoría del sector tiene claro que no se puede vivir de las rebajas. “No ganas nada”, lanzan. Merche Ruiz, responsable de una tienda de ropa en la zona de Indautxu cree que el comercio debe agarrarse a momentos de oportunidad. “Las rebajas lo son”, dice. “Puntualmente se pueden hacer ofertas y descuentos, pero el consumidor asume las rebajas como un premio y eso, por muchas normas que impongan, no lo debemos perder aquí”, apunta. Ni el comerciante lo quiere perder, ni tampoco el consumidor. Para Leire González, de Amorebieta, irse de rebajas con su ama es una tradición que no está dispuesta a perder. “Si me quitan las rebajas me da un ataque”, confiesa. Por el momento el 1 de julio seguiremos yendo de rebajas.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120