Desconozco que desconozco

Publicidad exterior

Por Juan de la Herrán - Lunes, 19 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

Columnista Juan de la Herran

Galería Noticia

Columnista Juan de la Herran

Yo que siempre hablo del mundo on line, de lo digital, de Internet y de la tecnología, puede parecer un contrasentido que me ponga desde la columna a escribir sobre la publicidad exterior. Esas lonas gigantescas que encontramos tapando los andamios y que en ocasiones son capaces de integrase con el paisaje urbano y, en muchas ocasiones, llegar a mejorar la estética de algunos de los edificios. Los carteles con publicidad del metro. Los pocos anuncios gigantes que encontramos en algunas carreteras donde tienen jurisdicción los ayuntamientos. Sí, todo eso es publicidad off line y parece que tiene poco que ver con lo off line. Pero voy a demostrar que esto está dando la vuelta y que la reconversión de esta industria publicitaria sucede poco a poco gracias a la tecnología y en gran parte a la revolución de la Industria 4.0.

Lo primero que quiero decir es que he aprendido mucho de todo esto gracias a que la pasada semana se celebraron en Bilbao las XXVI Jornadas de Publicidad Exterior. Cada vez más asociaciones eligen Bilbao para este tipo de eventos y al ritmo que llevamos esto parece que va creciendo año tras año. Hemos tenido la oportunidad de ver un montón de ejemplos de campañas de publicidad exterior en las que la revolución tecnológica ha permitido personalizar la publicidad. Lo que hasta ahora veíamos en las películas de ciencia ficción, ir por un pasillo y que los anuncios cambien en función de quien los está viendo, es ya una realidad. De momento si te fijas en el metro de Bilbao, en la mayoría de las estaciones se va a ir sustituyendo la publicidad estática por unas pantallas y los anuncios cobrarán vida. De momento no hay interactividad, pero este primer paso va a permitir que en breve empecemos a ver anuncios que interactuan con nosotros, con nuestra mirada o con nuestros gestos de la cara. Si un supermercado quiere hacer una oferta y pone una pantalla en la entrada, podrá cambiar el anuncio en función de cómo vayan las ventas de determinados productos, datos que le llegarán directamente de las cajas.

Las vallas, los cartelones, la publicidad que viste a las unidades del tranvía, siempre ha estado allí, pero a partir de ahora tenemos que fijarnos más en ellos, porque en breve vamos a ver la revolución de la publicidad exterior.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120