profesorado, alumnado y familias reflexionan

Pasar de las protestas a las propuestas en Educación

El Consejo Escolar de Euskadi ha puesto en marcha un proyecto piloto en Urnieta, Santurtzi y Rioja Alavesa para que profesorado, alumnado y familias reflexionen y propongan cambios a los problemas que observan en el sistema

Idoia Alonso - Domingo, 18 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

Las direcciones de los centros escolares de Santurtzi asisten a la primera reunión de la experiencia del CEE ‘Mejorar la Educación: Saber, dialogar y aportar’. Foto: Borja Guerrero

Las direcciones de los centros escolares de Santurtzi asisten a la primera reunión de la experiencia del CEE ‘Mejorar la Educación: Saber, dialogar y aportar’. Foto: Borja Guerrero

Galería Noticia

Las direcciones de los centros escolares de Santurtzi asisten a la primera reunión de la experiencia del CEE ‘Mejorar la Educación: Saber, dialogar y aportar’. Foto: Borja Guerrero

“El proyecto persigue generar un debate riguroso sobre la educación actual” “Es muy interesante porque fomenta el debate y hacer pueblo desde la educación”

BILBAO- El batir de las alas de una mariposa puede provocar un huracán en otra parte del mundo, es el denominado efecto mariposa relativo a pequeñas acciones que pueden desencadenar grandes cambios. El Consejo Escolar de Euskadi (CEE) se ha planteado transformar aquello que a día de hoy no funciona en la enseñanza. Y quiere hacerlo ya, en el plazo de tres meses. Se trata de un reto que ha sido etiquetado como “ambicioso” por el medio centenar de personas que ya conocen el proyecto Mejorar la Educación: Saber, dialogar y aportar que el CEE ha compartido con DEIA. En opinión de la presidenta del Consejo, Nélida Zaitegi, su puesta en marcha es más necesaria que nunca porque en educación “se ha perdido el norte” y el ejercicio de la docencia se ha convertido en un “sinsentido obligatorio” con leyes gestadas e impuestas a espaldas de la comunidad escolar, con un profesorado pidiendo a gritos la voz y el reconocimiento social perdidos o un modelo educativo más cercano al siglo XIX que al XXI.

Saber, dialogar y aportares una experiencia de innovación social pionera en todo el Estado que el Consejo Escolar va a experimentar en tres municipios: Santurtzi, Urnieta y en la cuadrilla de Rioja Alavesa formada por los ayuntamientos de Laguardia, Oion y Labastida. La matriz del proyecto es sencilla: preguntar a los actores (profesorado, alumnado, familias y agentes del municipio) sobre los problemas que observan en su ámbito, proponer medidas de mejora con compromiso de logro, socializar las conclusiones en el municipio para hacer comunidad y compartir ese conocimiento.

Debido a la simplicidad y lógica del planteamiento resulta sorprendente que nunca se haya realizado. Quizá sea porque lo que propone realmente es cambiar el paradigma del sistema clásico del sistema donde en la cúspide de la pirámide se sitúan la consejera de Educación junto a la Administración y en la base las direcciones de los centros, el profesorado y el alumnado. No deja de resultar paradójico que en la era de la educación personalizada, donde se dice que el alumnado está en el centro del sistema, la realidad es que los estudiantes son los últimos de la fila. El proyecto también sondeará al alumnado de 5º y 6º de Primaria y de todo Secundaria, FP incluida.

El objetivo de este experimento de innovación social que echará a andar en setiembre es revertir el orden de esa pirámide, generar propuestas de mejora creativas desde la óptica de los protagonistas, sobre todo partiendo del conocimiento del profesorado, compartir buenas prácticas e influir en las políticas educativas. En palabras de Zaitegi, “pasar de la protesta a la propuesta”.

Tras el piloto, el CEE creará un protocolo de participación ciudadana para mejorar la educación que facilitará a EUDEL tomando como base la propia experiencia, para que cualquier municipio vasco que lo desee ande su propio camino de transformación. Y a finales de enero o febrero de 2018 la síntesis del proceso (materiales creados, metodología validada, herramientas, evaluación...) llegará al Parlamento Vasco.

Autoestima del profesorado Evidentemente el desarrollo de este piloto es más complejo. Pero en esencia, dice Zaitegi, el proyecto tiene una doble dimensión: social y escolar. Por un lado se persigue “generar un debate social riguroso sobre la educación, posibilitar que la ciudadanía cree una opinión informada sobre la situación actual de la educación y las propuestas para mejorarla con la implicación de toda la comunidad educativa”. Además el proyecto busca levantar la autoestima del profesorado, un colectivo frecuentemente juzgado que vive en horas bajas, desorientado y cuya profesionalidad y experiencia, en ocasiones, son infravaloradas.

En este sentido, la presidenta del Consejo Escolar de Euskadi señala que el piloto quiere “crear y compartir conocimiento entre profesionales de la educación, poniendo en valor al profesorado: sus conocimientos, su profesionalidad y su compromiso docente”. Y es que los temas creados por el profesorado “serán la base para los debates del alumnado y de las familias, que darán lugar a aportaciones fundamentadas sobre la educación que necesitamos y el compromiso colectivo para lograrla”. En cierta forma, explica Zaitegi, el proyecto “supone que el profesorado recupere la palabra” que los últimos años se ha visto silenciada por la Administración, la sociedad, los medios de comunicación o parte de las familias.

Esta semana Zaitegi ha presentado la propuesta del plan a las direcciones de los centros de Urnieta, Santurtzi y Rioja Alavesa. Pese a ser malas fechas -los colegios están en la txanpa final de curso- la acogida de las direcciones en sus respectivos ayuntamientos ha sido calurosa. DEIA fue testigo el miércoles de la presentación en el Ayuntamiento de Santurtzi a la que acudieron las direcciones y direcciones pedagógicas de casi una veintena de centros públicos y concertados de la localidad, así como de Formación Profesional y un representante del Centro de Educación Permanente de Adultos (EPA). También estuvieron presentes en la reunión la alcaldesa de la localidad marinera, Aintzane Urkijo, y el concejal de Euskera, Cultura y Participación Ciudadana, Danel Bringas. Conscientes de que las competencias de los municipios en materia educativa son “bastante limitadas”, la alcaldesa santurtziarra no ha querido perder la oportunidad de participar en “un proyecto muy interesante en el que se fomenta la reflexión y el debate con hacer pueblo también desde la educación”. Según Urkijo, la educación es “muy importante para nosotros y lo trabajamos a través de drogodependencias, la Policía Municipal, el área de Cultura, recuperación de memoria histórica y del pueblo”. Y ahora, dice, esperan formar parte de un “proyecto ambicioso en el que queremos poner nuestro granito de arena”.

Proceso

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120