Pablo Picasso, pintor y revolucionario

Domingo, 18 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

Las fuerzas reaccionarias roban a las progresistas hasta sus iconos que son la expresión de su propia personalidad. El cuadro Guernica, que pintó el revolucionario y pintor genial Pablo Picasso, se ha convertido en el estandarte de la España retrógrada y garbancera, que está expuesto en Madrid dando lustre y prestigio a esta sociedad sin ideales secuestrada por la Transición. A pesar de que Picasso exigió que no se trasladara al Estado autor de la tragedia que se describe en la pintura hasta que se instaurara de nuevo la República que fue derrocada el 18 de julio del 36. Además, para más ironía y manipulación de los deseos manifestados por el autor de la denuncia más sangrante de la barbarie de la historia, los herederos de los autores de la hazaña descrita en el cuadro, lo han instalado en el Museo Reina Sofía, a pesar de que es la denuncia de la tragedia del pueblo vasco que se simboliza en la destrucción de la Villa Foral de Gernika, lo que supone además para los vascos un escarnio por ser la víctima, impidiéndole que significara el testimonio permanente del sufrimiento y dolor por tratar de aniquilar la dignidad del pueblo vasco. Cuenta en sus memorias un oficial nazi que el General Dietrich von Choltitz, al mando de las tropas alemanas que ocuparon París, al interrogar a Picasso le enseñó una fotografía del Guernica preguntándole: “Usted ha hecho esto?”. Picasso le respondió: “No, han sido ustedes”. El autor de las memorias describe la escena: “El aplomo y la mirada firme y acusadora de Picasso a Von Choltitz fue lo que le salvó la vida, puesto que el general era un gran amante de la pintura, especialmente las que describen escenas bélicas como era habitual entre los mandos superiores de aquellos militares fanáticos que afirmaban que hacer la guerra es una modalidad específica del arte”. El III Reich logró crear la pinacoteca más numerosa y valiosa del mundo, gracias al expolio de todos los museos de los países que invadían al avanzar sus divisiones. La crueldad, cuando es refinada, produce sensaciones que solo son capaces de percibir mentes pervertidas de seres humanos formados para gozar provocando dolor. Es lo que se llama masoquismo en psiquiatría y lo que justifica la existencia de la clase militar.

Javier Orcajada del Castillo Bilbao

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120