consejo de la infancia

Los niños de Leioa ponen deberes a la alcaldesa

El consejo de la infancia local finaliza el curso con el traslado de sus propuestas para mejorar el municipio

Marta Hernández - Miércoles, 14 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

La alcaldesa Urbieta y la concejala Bilbao, con los niños.

La alcaldesa Urbieta y la concejala Bilbao, con los niños. (Foto: M. Hernández)

Galería Noticia

La alcaldesa Urbieta y la concejala Bilbao, con los niños.

Leioa- Los niños de Leioa han puesto deberes a la alcaldesa. Ayer acabó un nuevo curso del consejo de la infancia y lo hizo con la reunión habitual de la veintena de alumnos que lo conforman con la regidora local, Mari Carmen Urbieta, en la que trasladan sus propuestas para mejorar el municipio. Medidas para que no haya tantas casas vacías, la creación de un haurgune, formación por parte de la Policía Local a los estudiantes que van sin la compañía de sus padres al colegio o habilitar un lasergune son algunas de las iniciativas que demandaron al Ayuntamiento.

“Vamos a pedir a la Policía que nos dé un cursillo para saber cómo podemos actuar ante situaciones de riesgo cuando vamos solos al colegio. También queremos que pongan más iluminación en los caminos escolares, porque hay algunos callejones oscuros y no sabes qué te puedes encontrar ahí”, explicaba uno de los estudiantes del consejo. “Nos ha parecido muy interesante que nos soliciten esa formación”, admitió la primera edil leioaztarra, que también recordó a los niños que los comerciantes son “sus cómplices y que pueden pedirles ayuda”. Ante lo que un escolar, con desparpajo, preguntó: “¿Pero ellos tienen teléfono?”.

Otro de los ámbitos en el que ha estado trabajando el consejo de la infancia a lo largo del año han sido las viviendas vacías. Los pequeños tienen claro que se debe reducir el número de pisos desocupados y que las personas con necesidades deberían poder tener un techo. “Hemos pensado que hay casas vacías que igual pueden ser usadas por familias a las que se les ha incendiado la suya o por personas pobres, que tienen frío y así pueden estar calentitos”, comentó con dulzura una de las estudiantes.

Ante este asunto, Urbieta les habló del programa Alokabide, del Gobierno vasco, para fomentar el alquiler y señaló que en la localidad existen alrededor de mil domicilios deshabitados.

Otra de las inquietudes de los niños, especialmente de los de menor edad, es la de contar con un espacio como los jóvenes tienen el gaztegune. “Pedimos una sala donde los niños más pequeños de 15 años puedan pasar el tiempo con sus amigos”, indicó uno de los alumnos. La alcaldesa aseguró que el equipo de gobierno barajará si habilitar una instalación o que los niños puedan acudir a la sede del gaztegune.

Alguna que otra cuestión planteada era de más difícil plasmación, como la de instalar un lasergune en una nave que hay cerca de la ría. Para los peques era el sitio ideal para este espacio donde “tú llevas pistolas y cada uno tiene un chaleco y si le das está eliminado”, pero Urbieta aseveró que es un terreno privado y que supondría un gran desembolso.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Eskuinaldea

ir a Eskuinaldea »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120