Open de Bizkaia de pala

Ander Landeta encuentra el camino

El delantero de Mungia disputará el sábado la final del Open de Bizkaia después de dos años y medio de sequía

Un reportaje de Igor G. Vico - Martes, 13 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Ander Landeta golpea con la derecha en Bilbao.

Ander Landeta golpea con la derecha en Bilbao. (Foto: Oskar González)

Galería Noticia

Ander Landeta golpea con la derecha en Bilbao.

ANDER Landeta (Mungia, 1988) consiguió ser el viernes profeta en su tierra. El delantero vizcaino se clasificó para la final del Open de Bizkaia de pala profesional ante su público, bien acompañado por un Sylvain Brefel que marca diferencias en los cuadros largos. Landeta se unió al guardaespaldas de Toulouse en un envite en el que se jugaban el todo por el todo, después de haber caído en el encuentro de ida en el Bizkaia de Bilbao ante Esteban Gaubeka e Iker Gordon. Ocurre que, después de una gran liguilla regular en la que se clasificaron como el mejor dueto en competición, el revés de Miribilla no sirvió para sellar su voluntad. Desvela el mungiarra que se encuentra en el “mejor momento” de su carrera profesional, “independientemente de los resultados que hemos cosechado y de haber alcanzado la final”. El 3-2 final fue un “alivio” y un “premio”. “Al trabajo”, advierte el palista.

Y es que, después de que debutara el 10 de octubre de 2014, Landeta todavía no había estrenado su palmarés de citas de tamaña importancia. El descorche le llegará el sábado en el frontón Bizkaia de Bilbao ante unos adversarios que conocerá hoy de primera mano en el frontón Txikito de Gallarta, donde decidirán su presencia en busca de la txapela Zubiri-Ibai Pérez y Fusto-Ibargarai. El bonaerense y el navarro golpearon primero en frontón corto, pero el armintzarra y el campeón de Sestao ya conocen la victoria ante rivales de alta alcurnia. “Iré al frontón para ver cómo están los cuatro y así prepararnos para la final del sábado”, adelanta Landeta.

“Estoy ilusionado con haber llegado hasta aquí. Hemos completado un buen Open, en el que finalizamos primeros la liguilla. En las semifinales obtuvimos el billete, aunque podíamos haber ganado antes los dos partidos”, revela el palista de Mungia, quien señala que “los envites ante Gaubeka-Gordon fueron duros y los dos se decidieron por un apretado 3-2. Gracias al resultado de Bilbao, en el que peleamos hasta el final, pudimos optar a darle la vuelta. El trabajo de Miribilla nos fue útil”. Tal y como se sucedieron las cosas, la derrota ajustada de la ida fue lo que permitió que quedara el envite de Mungia como un cara o cruz para cualquiera de las dos parejas aspirantes. “Empezamos fuerte y me sentí bien arropado por Brefel. Nos pusimos 2-0 y ellos despertaron para acabar jugándonos la final en el último joko”, desbroza Landeta. Gaubeka impuso su ley cuando “bajamos un poco”. “Gordon mostró su pegada y Esteban supo jugarnos”, dice. El duelo quedó en vilo y acabó azul.

La unión que forman Landeta y Brefel está funcionando a la perfección. “Debutamos casi a la vez -el vizcaino se estrenó en octubre de 2014 y el francés, en noviembre- y siempre nos hemos entendido bien. No hemos formado en muchos partidos, pero nos quedaba esa espinita de obtener resultados juntos”, recita el de Mungia, quien agrega que “somos dos palistas que, por nuestras características, podemos mezclar bien”. Asimismo, la vertiente del idioma puede haber construido mayores puentes entre ambos, ya que Ander habla francés y estuvo residiendo y trabajando en Quebec.

El vizcaino reconoce estar en un momento de forma muy bueno. “Me estoy sintiendo mejor que en las dos temporadas anteriores. En los últimos partidos estamos sumando”, afirma el delantero, quien admite que “la regularidad me da mucha confianza a la hora de afrontar cada partido”. “Llegar a una final da muchas ganas de continuar peleando, es un premio a todo lo que hemos trabajado”, sostiene. Incluso, tal y como evoca, hubo momentos buenos, pero en los torneos oficiales no terminó de encontrar un camino óptimo. “Hemos ido de menos a más. Desde que jugamos en Biarritz en la primera jornada, Brefel está rayando a gran nivel”, señala Landeta.

El mungiarra revisa en el pasado su senda en el profesionalismo para destacar que “debuté demasiado verde”. “No paré unos meses para prepararme para el reto que era saltar a Innpala y lo acabé pagando. En mi segunda temporada hice más hincapié en la preparación y mejoré físicamente, pero no se tradujo en resultados. Ahora, doy importancia al trabajo, pero también al saber estar en la cancha”, cuenta Ander. Habla de seleccionar “cuándo pegar, cuándo rematar, cuándo apretar, aprovechar los tantos clave...”. “En eso, poco a poco, voy mejorando”, define.

“DUELO DE ESTILOS”Landeta aún no conoce a los adversarios que les harán frente en la final del Open de Bizkaia de pala del sábado en Bilbao. El billete para los segundos duelistas pasa por Gallarta. “Es un enfrentamiento entre dos parejas muy distintas. Fusto e Ibargarai son una combinación de pegadores muy potente;mientras que Zubiri-Ibai Pérez son seguros y sólidos. Si tuviera que elegir, me decantaría por estos últimos”, afirma el vizcaino. El argentino y el erratzuarra son una fiera dormida, el coco del inicio de la competición, una tortura para cualquier oponente. “Son rompedores y si dan el cien por cien te pasan por encima. Habrá que tener cuidado en caso de que se clasifiquen, pero sus rivales han demostrado todo lo que juegan”, finaliza el mungiarra.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Pelota

ir a Pelota »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120