Bilbao, epicentro del paddle surf

El Iberdrola Bilbao World Sup Challenge, prueba del The Euro Tour 2017, reúne en la ría a profesionales y aficionados, como la familia Ceñiga

Un reportaje de Rubén García - Domingo, 11 de Junio de 2017 - Actualizado a las 08:45h

BILBAO WORLD SUP CHALLENGE 2017VER VÍDEOReproducir img

(Edorta Nafarrate Mendia)

Galería Noticia

BILBAO WORLD SUP CHALLENGE 2017Reproducir

A lo largo del fin de semana, Bilbao se ha convertido en la capital del paddle surf en Europa gracias al Iberdrola Bilbao World Sup Challenge, prueba perteneciente al circuito The Euro Tour 2017. La cita, de categoría 6 estrellas, es puntuable para el campeonato europeo, y, como tal, reúne a un elenco de profesionales de este deporte venidos de diferentes países con el objetivo de ser campeones. Sin embargo, junto con los cabezas de serie, profesionales del paddle surf, que se presentan con la intención de disfrutar de una actividad que cada día gana más adeptos. Incluso hay espacio para los más pequeños, con la denominada Txiki Race.

El evento, que alcanza a su quinta edición en la capital vizcaina, trae consigo diferentes pruebas, como son la Carrera Larga y la Carrera Sprint, repartidas entre el sábado y el domingo, respectivamente, y que cuentan cada una con tres categorías: Élite, Amateur y Júnior, divididas además cada una de ellas por géneros. En resumen, se trata de una cita sumamente atractiva para los practicantes, como es el caso de la familia Ceñiga, de Rafa padre y Rafa hijo, pero también para acercar este deporte en auge a todos aquellos que desconocen su existencia.

La familia Ceñiga es voz autorizada a la hora de hablar de este evento internacional, dado que ha tomado parte en cada una de las cuatro ediciones anteriores. Para ellos, la cita es más que una jornada deportiva. Es también una excusa de reunión familiar para reforzar vínculos. “Remar y competir con mi hijo me gusta y es especial. El año pasado fue la primera vez que remé junto a él y disfruté muchísimo. Todo el mundo le iba animando porque tenía 9 años y era el más pequeño”, reconoce el mayor de los Ceñiga, a quien se le dibuja una sonrisa en su rostro, al igual que a su progenitor. “Desde que acaba la carrera estoy deseando que llegue la siguiente”, dice Rafa hijo, para quien el Iberdrola Bilbao World Sup Challenge es “un gran fin de semana, una fiesta”. “Por un lado, tienes la presencia de todos tus amigos que practican paddle remando a tu lado y por otro, están los mejores profesionales del mundo, como Connor Baxter. Además, remar y competir con mi hijo es especial, y cruzar junto a él la línea de meta me emociona mucho”, confiesa orgulloso el padre.

Ambos aficionados no son nuevos en esta deporte. Según cuentan, el pequeño Rafa Ceñiga se subió a una tabla de paddle surf con cuatro años. “Cuando era pequeño veía a mi padre surfear y hacer todas estas cosas y a mí me daban ganas de probarlas. Entonces, ahora que puedo hacerlas lo aprovecho”, narra el joven. Rafa Ceñiga padre, pionero de una actividad en expansión, rememora sus inicios en este deporte: “Yo en cuanto lo probé estaba loco por salir del agua para saber lo que costaba una tabla y comprármela. A las personas que nos gusta el mar, este deporte abarca muchas modalidades y te ofrece otra visión del agua. Es un ejercicio muy completo porque utilizas todo el cuerpo. Es muy agradable”. El primer contacto terminó en idilio.

Tanto padre como hijo son dos enamorados de esta actividad y disfrutan habitualmente de ella. “Me encanta la versatilidad de este deporte: puedo ir a pescar, a pasear o a coger olas. Hacemos a menudo el recorrido que va desde Plentzia hasta Butrón, que es muy bonito y parece que estás en mitad de la selva. La zona es preciosa”, cuenta Rafa padre, que destaca otras virtudes de este deporte. “La tabla resulta muy ligera y muy fácil de llevar: la transportas en la baca del coche, te montas y te tiras. Te da un acceso a llegar a sitios a los que no estás habituado”, añade. Además, los dos coinciden en la atmósfera de calma que se genera en una modalidad como esta. “Yo cojo en Arrigunaga la tabla, me voy hacia la Galea y en el primer minuto en el que salgo de tierra, disfruto de un silencio y una tranquilidad absoluta”, explica Rafa Ceñiga sénior. Su hijo opina de la misma manera y subraya el sosiego que produce el ruido de las olas: “Oír el mar te tranquiliza. Los días que estoy nervioso entro al agua y me relajo mucho”. Para ellos, el hecho de estar en la salida de este evento no es solo disfrutar, sino también dar a conocer%

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Otros deportes

ir a Otros deportes »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120