A TODA UNA FAMILIA

Familias y amigos despiden a los fallecidos en el incendio de Zorrotza

El funeral por las cinco víctimas se celebró en Miribilla y el entierro, en el cementerio de Barakaldo

DEIA - Domingo, 11 de Junio de 2017 - Actualizado a las 08:43h

BILBAO. Familias y amigos despidieron ayer a las cinco víctimas mortales del incendio de una vivienda de Zorrotza. Ambos actos se celebraron de forma conjunta por la mañana, el funeral en la Iglesia Evangélica Filadelfia de Miribilla, en Bilbao, y el entierro, en el cementerio de Barakaldo.

Después del velatorio del pasado viernes, amigos y familiares se reunieron ayer para dar el último adiós a los cinco fallecidos, todos ellos miembros de una misa familia: Joaquín Jiménez, de 23 años;su mujer, Rocío Arenas, de 20;sus dos hijos, César y Jenny, de 2 y 3 años, y el abuelo de éstos, César Jiménez, de 44 años. El funeral se celebró en el mismo templo, ubicado en el barrio bilbaino de Miribilla, a las 10.00 horas, con la presencia de varios pastores de la Iglesia, mientras que una hora después los cinco recibieron sepultura en el cementerio de Barakaldo.

La joven pareja y sus dos hijos fallecieron el pasado 27 de mayo al incendiarse el inmueble en el que vivían en la calle Barinaga de Zorrotza. Los abuelos paternos de los pequeños resultaron heridos en el incendio y tuvieron que ser traslados, junto a otras siete personas, a los hospitales de Cruces y Basurto, con quemaduras, síntomas de inhalación de humo y diversas fracturas al escapar de las llamas saltando desde las ventanas del inmueble. El padre, César Jiménez, falleció el pasado jueves en el hospital de Cruces. Fue evacuado al centro sanitario con quemaduras en el 30% de su cuerpo y graves heridas varias por precipitación. Aunque en los primeros días su estado evolucionó favorablemente, su pronóstico empeoró a lo largo de la semana pasada. Según el último parte médico, difundido el viernes 2 de junio, el hombre permaneció “conectado a ventilación mecánica por un cuadro de distrés respiratorio e inestabilidad hemodinámica”.

Su mujer, y abuela de los niños, continúa todavía ingresada en el hospital de Cruces, con quemaduras en el 60% de su cuerpo. A lo largo de la semana pasada se confirmó que permanecía “estable dentro de la gravedad”, mientras le realizaban curas de las quemaduras a través de injertos de piel.

El fuego se desató sobre las seis y media de la mañana en el inmueble, de dos alturas más buhardilla y estructura de madera, ubicado en el número 7 de la calle Barinaga. Por el momento se desconocen las causas exactas del incendio, dado al estado en el que quedó el edificio.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bilbao

ir a Bilbao »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120