La mejor portera está en Jolaseta

María López de Eguilaz gana el trofeo Halcón a la arquera más destacada de la División de Honor de hockey hierba

Un reportaje de Nagore Marcos - Sábado, 10 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:04h

La guardameta María López de Eguilaz posa en las instalaciones getxotarras de Jolaseta. Foto: Juan Lazkano

La guardameta María López de Eguilaz posa en las instalaciones getxotarras de Jolaseta. Foto: Juan Lazkano

Galería Noticia

La guardameta María López de Eguilaz posa en las instalaciones getxotarras de Jolaseta. Foto: Juan Lazkano

CUANDO María López de Eguilaz (Getxo, 1984) defendió por primera vez una portería, a los 12 años, vio que se le daba bien. Pero nunca pensó que sería para tanto. Hasta aquel verano, la ahora guardameta del Jolaseta era incapaz de decidirse por un deporte, así que los practicaba todos. Judo, fútbol, baloncesto, hípica, tenis... y hockey hierba. El stick le gustaba, pero marcar goles mucho más. Así que se definió como delantera. Y era buena. Ser pichichi en alevines le abrió las puertas del Campeonato de España y la lesión de la portera a falta de cuatro días para el torneo estatal retrasó su posición hasta la meta. “La guardameta se rompió el brazo y el entrenador pensó en mí como sustituta. Me tuvo tres horas al día con entrenamiento específico y llegamos al Campeonato y quedamos cuartas. No debí hacerlo mal, porque después me llamaron para la selección”, recuerda Eguilaz. Tenía 12 años y ya no volvería a abandonar nunca la portería. Ahora, a punto de cumplir 33 y en la temporada de su retorno a Jolaseta, la getxotarra levanta el trofeo Halcón, por el que los clubes de la División de Honor femenina le reconocen como la mejor portera de la liga recién acabada. “Me he encontrado muy a gusto jugando, creo que he hecho buenos partidos y estoy satisfecha. Al final la portera luce más en los equipos de abajo pero estoy con mucha ilusión porque estos reconocimientos es inevitable que te encanten”, reconoce.

Sin embargo, a Eguilaz no siempre le gustó ser guardameta. De hecho, cuando empezó, lo aborrecía. O más bien aborrecía el miedo que pasaba poniéndose delante ante tantos pelotazos: “Jugaba con gente mayor que yo y más grande, pero a partir de los 14 años me cambio ya a las protecciones de adulta y por fin noté cambio. La pelota ya no me daba, ahora la paraba”. Y comenzó a disfrutar de la portería. Su calidad le abrió puertas lejos de Jolaseta y aprovechó las oportunidades. Luchó por la liga con la Real Sociedad e incluso probó suerte en el campeonato holandés. Pero el año pasado decidió que ya era hora de regresar a casa y divertirse con el hockey hierba en Jolaseta. “Llevaba tiempo planteándome volver porque llevo 11 años fuera y me apetecía. Así que cuando surgió la posibilidad ni me lo pensé. De hecho, creí que iba a ser difícil porque Jolaseta es un club social y yo llegaba con la mentalidad de estar de buen rollo, pero también de entrenar duro, sufrir y correr. Pero mis compañeras enseguida se subieron al carro”, reconoce.

Y es que, a pesar de que el club getxotarra finalizara la liga regular en la octava posición, Eguilaz hace un balance muy positivo de la temporada: “En la primera vuelta sacamos más puntos jugando peor y la segunda fue una pena porque jugamos bien pero los resultados no se han dado. Con la salvación asegurada nos relajamos y perdimos los partidos contra los dos últimos. Eran seis puntos que nos hubieran acercado a la zona media, pero me quedo con buena sensación. No nos conformamos y queremos más para el año que viene”. Así, en una época en la que el retiro ya ronda la cabeza de Eguilaz, parece que Jolaseta podrá contar con la mejor portera de la liga una temporada más: “Voy día a día pero ya me planteo muchas cosas. Quiero terminar la carrera de Magisterio, me apetece trabajar... y el deporte te quita mucho tiempo. No tengo la decisión tomada pero sé que el día que busque una excusa para no entrenar será el día que lo deje”.

liga mundialCon el trofeo Halcón bajo el brazo, Eguilaz se incorpora hoy a la concentración de la selección estatal de cara a la preparación de la Liga Mundial que se disputará en Bruselas del 21 de junio al 2 de julio. Se trata de la ronda 3, las semifinales, que clasifican para la Copa del Mundo del año que viene y para la ronda 4 que se disputará en Nueva Zelanda el próximo agosto. Así que la guardameta de Jolaseta acude con muchas ganas. “Llevo desde 2005 sin saber lo que es un verano, pero no me gusta perder ni al parchís. Además, si nos va bien en la Liga Mundial, el año que viene pasaríamos un mes entero en Nueva Zelanda y eso motiva mucho”, admite. De hecho, tras el diploma olímpico que el combinado estatal logró en los Juegos Olímpicos de Río, Eguilaz cree que la plantilla ha dado un salto cualitativo y, lo más importante, de mentalidad: “Los últimos años hemos demostrado que somos capaces de casi todo. Ahora somos ambiciosas, miramos hacia arriba y sabemos que en la ronda 3 hay intención de medalla cuando hace años el objetivo era simplemente sobrevivir”, concluye.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Otros deportes

ir a Otros deportes »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120