De paseo con... José Luis de la Torre

“Viene de lejos el pique Lekeitio-Ondarroa”

Entrevista y fotografía de. Aritz Erdaide - Sábado, 10 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

José Luis de la Torre

José Luis de la Torre

Galería Noticia

José Luis de la Torre

Lekeitio- José Luis de la Torre comenzó muy joven a tocar el txistu y ser partícipe de la banda municipal de Lekeitio. Tuvo que dejar su pasión musical por falta de tiempo. Una vez jubilado la retomó. Así que ha vivido cada fiesta de antes y vive cada fiesta ahora, haciéndole este hecho buen conocedor de las diferencias entre las celebraciones de antaño y las actuales, cada vez más masificadas, así como de todos los pormenores de la vida lekeitiarra.

Participó de joven con la banda de txistularis, lo dejó durante cuarenta años y luego volvió. ¿Cómo han cambiado las fiestas?

-Antes las fiestas eran más populares, ahora está todo más preparado. Hoy en día se ensaya mucho más y la actuación es de mayor calidad. Pero seguimos haciendo el ambiente nosotros poco a poco, cuando nos llaman de cualquier fiesta que se celebre.

¿Se celebran muchas fiestas en la localidad durante el año?

-Aparte de las de San Antolín, hay muchas: San Andrés, carnavales... Nos hacen falta pocas excusas para montar una fiesta, motivos siempre tenemos.

Además suelen ser celebraciones diferentes, que no se dan en ninguna otra parte.

-Tenemos fiestas exclusivas. Lekeitio siempre ha sido uno de los pueblos más importantes de Bizkaia, lo que pasa es que hoy en día no somos lo que éramos. El pueblo es pequeño, con kilómetro y medio de extensión, así que en cuanto andas apareces en Amoroto, Ispaster u otro municipio. Además, no tenemos industria, pero eso sí, sabemos vivir mejor que nadie.

¿En sus inicios de txistulari las fiestas estaban tan masificadas como ahora?

-No, y eran otro tipo de fiesta. El propio día de gansos ha cambiado mucho. Cada año participan más txalupas;antes eran unas 40 o 45, y ahora suelen ser más de ochenta. Y viene más gente de fuera. Antes solo eran unos cuantos veraneantes. Lo que sigue igual es la juerga. Y luego están los gansos, que hace años estaban vivos, luego muertos y ahora son de plástico, que es algo en lo que estoy de acuerdo porque que estuviera vivo era mucho sufrimiento para el animal.

¿También suelen venir los de Ondarroa a la juerga?

-Los de Ondarroa, poco;son más los de Aulestia, Amoroto y pueblos de alrededor.

Tienen pique con los de Ondarroa, y viene de lejos.

-Sí, pero eso es porque los de Ondarroa tienen complejo con los de Lekeitio. Parece que todo deriva de una estropada;eso que muchos patrones de los barcos de Ondarroa han sido de Lekeitio y marineros, también. El año pasado durante el Zapatu Azule, los remeros, aprovechando que Isun-tza no andaba muy bien, les pintaron como un caracol y aquello trajo cola. El pique es algo que se mantiene.

Lekeitio fue en su día pueblo ballenero, como se ve en su escudo.

-También en este tema había pleitos entre barcos de Ondarroa y Lekeitio a la hora de cazar ballenas para discernir quién la había cogido. Era una época donde había muchas ballenas porque cuando se construyó la iglesia del municipio, se decía que lo más valioso del cetáceo era su lengua y con el dinero logrado con ellas se subvencionó el templo. Cuando se construyó la iglesia por el año 1500, Lekeitio tendría unos 3.000 habitantes y nunca fue ni sede episcopal, ni arzobispal, ni nada, y construir una iglesia así en un pueblo tan pequeño tiene su aquel.

Tres marineros de Lekeitio participaron en la travesía que descubrió América.

-Uno de ellos era de Ispaster. Domingo de Ispaster. Porque en las listas el apellido refería la procedencia del marinero. En Sevilla está el Archivo de Indias en el que aparece el nombre de los tres. Uno de ellos era Txatxo, el contramaestre, y por eso el muelle hoy en día se llama así, Txatxo Kaia. Todo está documentado en el archivo, de cómo a la viuda se le concedió una pensión y más curiosidades.

Alguna desgracia también les ha tocado vivir.

-Lekeitio se ha quemado tres veces en la historia. Nunca hemos tenido inundaciones pero hemos sufrido hasta un terremoto. Se supone que fue un terremoto porque se cayeron cuatro casas, aunque cuando ocurrió no se documentaban esos fenómenos.

txistulari

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Kostaldea

ir a Kostaldea »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120