Euskal Museoa

El guardián de la memoria vasca cumple un siglo

El domingo se celebran cien años desde que se decidió crear el Euskal Museoa, que se ha convertido en el guardián de la memoria de este país. El 32% de sus visitantes son extranjeros, que quieren conocer la cultura vasca

Un reportaje de Maite Redondo - Viernes, 9 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:04h

Museo Etnográfico VascoVER GALERÍA

Museo Etnográfico Vasco (Oskar González)

Galería Noticia

Museo Etnográfico VascoSorkunde Aiarza, coordinadora de Bilbao Bizkaia Museoa, posa con el “misterioso” Mikeldi en el claustro del museo. Fotos: Oskar GonzálezEl museo cuenta con más de 20.000 piezas que recrean la vida de nuestros antepasados.En el recorrido, el visitante se encuentra con telares.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

GaleríaGalería: Un recorrido por el Euskal Museoa

  • Un recorrido por el Euskal Museoa
  • Un recorrido por el Euskal Museoa
  • Un recorrido por el Euskal Museoa
  • Un recorrido por el Euskal Museoa
  • Un recorrido por el Euskal Museoa
  • Un recorrido por el Euskal Museoa
  • Un recorrido por el Euskal Museoa
  • Un recorrido por el Euskal Museoa
  • Un recorrido por el Euskal Museoa
  • Un recorrido por el Euskal Museoa
  • Un recorrido por el Euskal Museoa
  • Un recorrido por el Euskal Museoa
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

EL 11 de junio de 1917, la primera Diputación de Bizkaia de mayoría nacionalista, presidida por Ramón de la Sota, aprobaba por unanimidad la creación de un Museo Etnográfico Vasco. Cien años después, el Euskal Museoa-Museo Vasco alberga un patrimonio que, en su conjunto, supera los 20.000 objetos, que ilustra y refleja los distintos aspectos que conformaron la vida y el quehacer cotidiano de nuestros antepasados, lo que le convierte en el museo etnográfico más importante de Euskadi.

La cita con Sorkunde Aiarza, coordinadora del Museo Vasco y del de Reproducciones, es en la entrada más antigua, la ubicada en la calle La Cruz. Antes de iniciar el recorrido, no puede faltar un recuerdo cariñoso para Karmele Goñi, etnógrafa, historiadora y euskaltzale, fallecida el miércoles, primera directora del museo del periodo democrático. “Se ha ido una de las mayores impulsoras de la cultura vasca”, dice Aiarza.

el claustroEl visitante que se adentra en el espectacular claustro se topa con los dos escudos de los dos patronos sostenedores de la institución, el Ayuntamiento de Bilbao y la Diputación de Bizkaia. A tan solo unos pasos, se sitúan varias laudas sepulcrales, escudos, las bolas del puente de San Antón... “Todas las piezas son originales, solo hay alguna réplica para contextualizar la exposición”, explica orgullosa la coordinadora.

Y en medio del claustro, la joya de la colección, el Mikeldi, una figura zoomorfa, que data del siglo III antes de Cristo. Realizada en piedra arenisca, muestra la figura de un animal, posiblemente, un cerdo o un toro. Fue hallada en Iurreta a finales del siglo XIX y trasladada al museo en 1920. Desde entonces, este símbolo, una de las piezas arqueológicas más importantes del País Vasco, ha sufrido las inclemencias del tiempo, por lo que hace algo más de un año se decidió su restauración y también se optó por retirar la hierba y cubrir el suelo con losas de piedra caliza, para que no sufriera humedades. En los próximos meses, también está previsto cubrir el claustro. “El objetivo es lograr un espacio mayor y que dé cabida a muchas más actividades de las que se pueden realizar en estos momentos”, explica Sorkunde Aiarza. “Me encanta el misterio y esta pieza, sin duda, lo tiene. Es única, también nosotros somos un pueblo único, diferente. Todavía se desconoce la función de este ídolo;algunas piezas encontradas en Europa, tenían un hueco, pero este no. Puede que tuviera algo dentro. Ahí radica también el misterio”.

En la primera planta, se recrea cómo nuestros antepasados vivían en las cuevas, los primeros hábitats al aire libre, las primeras fuentes escritas (la más antigua que conserva el museo es de 1288), los tipos de cabañas, la indumentaria pastoril, cómo se pesaba la lana, cómo se vivía en la bordas, la elaboración del lino y de la lana... De nuestras creencias, de cómo se enterraban a los muertos, y de la importancia que tuvo el mar en la historia de los vascos. Centenares de objetos curiosos tanto de labranza, como de pesca, de entretenimiento, de otros tiempos donde no existían los electrodomésticos... Aunque sí había “lavadoras”. “La primera lavadora consistía en un tronco vacío en el que se introducía la ropa sucia, con hojas de laurel y se cubría con un lienzo blanco en el que se colocaban cenizas que actuaban como detergente blanqueador. Se echaba agua caliente y salía por un desagüe en la parte baja. El proceso se volvía a repetir hasta que la ropa se iba blanqueando”, explica Sorkunde Aiarza.

La segunda planta custodia una selección de piezas procedentes de las fábricas dedicadas a la producción de objetos utilitarios de loza y porcelana creadas en nuestro territorio entre los siglos XVIII y XX . Se pueden ver también varias arcas, que se utilizaban para llevar el ajuar de la novia cuando se casaba o para guardar las semillas. También se recrean varios tocados, con los que se adornaban nuestras antepasadas.

En la tercera, planta se ubica la maqueta gigante de Bizkaia y una maqueta de la villa basada en el grabado de Johannes Mufflin de 1554, que es la representación más antigua de la villa. A pocos metros, el tronco del árbol de Gernika plantado en 1860.

Y una auténtica joya, el mobiliario del Consulado de Bilbao, del siglo XVI, fecha en la que Doña Juana, llamada La loca, firmó el permiso para crear esta institución para instaurar unas normas en el comercio mercantil y marítimo de la villa. “Muchos visitantes del Guggenheim y el Bellas Artes de Bilbao vienen para visitar algunas exposiciones, pero además se acercan hasta el Casco Viejo y aprovechan para conocer este museo. Sobre todo, son turistas franceses;también estamos notando un incremento de visitas de Sudamérica, que vienen buscando sus orígenes”, señala Aiarza.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120