según los sondeos

May vence pero queda lejos de la mayoría absoluta y Corbyn pide su dimisión

Los ‘tories’ obtendrán, según las encuestas, 314 escaños, 17 menos de los que tenían antes de las elecciones

El Partido Laborista de Corbyn gana 34 diputados y se va hasta los 266

Viviana García - Viernes, 9 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Theresa May, la más madrugadora de los candidatos, votó junto a su esposo, Philip.

Theresa May, la más madrugadora de los candidatos, votó junto a su esposo, Philip. (Foto: Afp)

Galería Noticia

Theresa May, la más madrugadora de los candidatos, votó junto a su esposo, Philip.

LONDRES- Los conservadores obtuvieron el mayor número de escaños en las elecciones británicas celebradas ayer, pero pierden la mayoría absoluta, según un sondeo a pie de urna, lo que supone un duro varapalo para la primera ministra británica, Theresa May.

Según la encuesta hecha por las cadenas BBC, ITV y Sky en 144 colegios electorales, los tories obtendrán 314 escaños, 17 menos que los que tenían en la Cámara de los Comunes en el momento de la disolución del Parlamento de Westminster el pasado mayo. De confirmarse ese resultado, los conservadores necesitarían doce escaños más para conseguir la mayoría absoluta, fijada en 326 diputados, en una cámara baja compuesta por un total de 650 asientos.

Sin esa mayoría absoluta, May no podrá gobernar en solitario y tendría que negociar con otros partidos para formar una coalición.

La encuesta, divulgada al cierre de la votación a las 22.00 hora inglesa, una hora más tarde en Euskadi, otorga a los laboristas 266 escaños (ganan 34 con respecto al actual Parlamento), al Partido Nacionalista Escocés (SNP) 34 (pierden 22) y a los liberaldemócratas catorce (ganan seis).

A la espera de los resultados definitivos, estas cifras sitúan a la primera ministra en una posición muy difícil ya que había adelantado estos comicios confiada de que podía ampliar aún más la mayoría absoluta y contar así con un mandato firme en las negociaciones sobre la salida británica de la Unión Europea.

Tras conocerse la consulta, la libra esterlina perdía un 1,2% frente al euro en el mercado continuo hasta 1,14 euros, mientras que perdía un 2% frente al dólar hasta 1,27 dólares.

El resultado del sondeo vislumbra la posibilidad de tener un Parlamento colgado, sin que ninguna formación llegue a la cifra de los 326 escaños necesarios para gobernar en solitario. Ante esta posibilidad, May se enfrenta a la difícil tarea de buscar posibles alianzas, tal vez, según los expertos, con el apoyo de los diputados del Partido Unionista del Ulster (UUP).

Otra opción sería volver a la coalición formada en 2010 con los liberaldemócratas, aunque esta posibilidad es menos probable dado que su líder, el proeuropeo Tim Farron, ya lo había descartado.

Además, la posición de May podría incluso verse cuestionada al no materializar el objetivo que se había marcado de reforzar su liderazgo de cara a las negociaciones con Bruselas.

Un portavoz laborista dijo que si este sondeo es preciso, “se trataría de un resultado insólito” y los tories habrían sido “castigados” por haber dado las cosas “por sentadas”.

Unos 47 millones de británicos estaban llamados a las urnas para votar la composición de la cámara baja del Parlamento, después de que May decidiese el pasado 18 de abril adelantar estos comicios que debían realizarse en mayo de 2020.

Las negociaciones sustanciales sobre el Brexit deberán empezar el próximo 19 de junio, casi tres meses después de que Londres activase el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece dos años de conversaciones sobre la retirada de un país comunitario.

Cuando el Parlamento quedó disuelto a principios de mayo, May llevaba a los laboristas de Jeremy Corbyn una ventaja de casi veinte puntos en los sondeos de intención de voto, pero en las últimas semanas la primera formación de la oposición británica consiguió estrechar considerablemente esa brecha.

Estas elecciones, que se celebran por el sistema de mayoría simple a una sola vuelta, tuvieron lugar en medio de fuertes medidas de seguridad tras el atentado del pasado sábado en Londres, en el que ocho personas perdieron la vida, entre ellas el madrileño Ignacio Echeverría, de 39 años, y 48 resultaron heridas.

Momento sin precedentes La comisaria británica Lucy D’Orsi, recalcó que la votación tuvo lugar “en un momento sin precedentes”, bajo el nivel de amenaza terrorista de “severo”, lo cual significa que un ataque es muy probable. “Seguimos pidiendo al público que esté alerta y que informe de cualquier preocupación a la policía”, explicó D’Ors, según informa Rita Álvarez Tudela.

“Solo puedo construir ese mejor país y conseguir el trato correcto en Bruselas con el apoyo del pueblo británico. Así que no importa lo que hayas votado en el pasado, si ese es el futuro que quieres, entonces vota a los conservadores y todos podemos avanzar juntos”, reclamó May.

Por su parte, el líder laborista, Jeremy Corbyn, emitió su voto poco después en la escuela primaria Pakeman, en Holloway, al norte de Londres, donde se espera que gane por mayoría por la circunscripción del norte de Islington. Con una escarapela roja en la solapa de su traje resaltaba que “es un gran día para nuestra democracia. Acabo de votar. Estoy muy orgulloso de nuestra campaña”. Corbyn está convencido de que con su campaña electoral de las últimas ocho semanas reformó la política británica. “Mientras nos preparamos para el gobierno, ya hemos cambiado el debate y damos esperanza a la gente. Corbyn espera ahora que la desigualdad pueda ser abordada, que la austeridad puede ser terminada y “hacer frente a las élites y a los cínicos”.

Por su parte, el líder de los liberaldemócratas, Tim Farron, se enfrentó a la lluvia para votar en Stonecross Manor, en Kendal, y lo mismo le ocurrió al líder del euroescéptico UKIP, Paul Nuttall, quien votó en Congleton, en Cheshire.

Los votantesPasadas las 7.00 de la mañana, Claire fue una de las primeras en acercarse al colegio electoral Shacklewell, en el barrio londinense de Dalston, tradicionalmente laborista. Lo hace antes de ir a trabajar: “Me hace ilusión venir a votar, pero no tengo muchas esperanzas de que ganen los laboristas, al menos espero que recorten la ventaja de los conservadores”.

Claire espera que los laboristas consigan un buen resultado y puedan hacer una buena oposición, aunque tiene miedo de vivir “en la burbuja de las redes sociales” y que las encuestas no pronostiquen un resultado muy cercano al resultado final.

Al mismo colegio acude Ibrahim, en compañía de su mujer, Aminata. Anuncia sin preguntarle que ha votado al laborismo y añade sin pensárselo dos veces: “Jeremy Corbyn es un buen hombre, espero que sea el próximo primer ministro, aunque los medios lo tratan muy mal aquí”.

En el centro electoral de Hide Tower, en el barrio de Westminster, Lisa votó lo que cree que: “es menos malo”. Está contenta con su voto, pero todavía “un poco preocupada”, por lo que llama resultado de una buena investigación para saber lo que defienden los candidatos de los dos principales partidos. “El planteamiento tranquilo y pacífico de Corbyn me atrae más que el de May, así como su visión del sistema sanitario y el transporte”. Aunque no esconde su preocupación de que sus políticas son demasiados suaves en materia de inmigración y terrorismo.

Al mismo lugar fueron a votar juntos Simon y Alison. El primero reconoce que “es raro volver a votar tan solo dos años después de las últimas elecciones, pero estoy contento de poder hacerlo”, haciendo referencia a las elecciones de 2015, cuando David Cameron ganó por mayoría absoluta. Está convencido de que repetirán los conservadores, aunque cree que hay muchos que son tímidos y no lo dicen a la cámara.

Además, reconoce que el parón de la campaña por el terrorismo afectó a los dos partidos, pero cree que es lo correcto en estos casos. En el caso de Alison, ensalza que May debatiese en campaña de muchos temas “que no eran fáciles”, pareciéndole muy inteligente que lo hiciese y que el público diese su visión”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120