final de Roland Garros

Un estreno en París

Jelena Ostapenko y Simona Halep, que nunca se han enfrentado antes, buscarán en la final de Roland Garros su primer título de Grand Slam

Roberto Calvo - Viernes, 9 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:04h

Halep devuelve una pelota en el partido de ayer.

Halep devuelve una pelota en el partido de ayer. (Foto: Afp)

Galería Noticia

Halep devuelve una pelota en el partido de ayer.

Bilbao- Jelena Ostapenko y Simona Halep lucharán mañana por suceder a Garbiñe Muguruza en el palmarés femenino de Roland Garros. Para cualquiera de las dos será también la oportunidad de lograr su primer título de Grand Slam y coronar un torneo impecable. La letona, que celebró ayer de la mejor manera su vigésimo cumpleaños, debutará en la final del Grand Slam parisino sin ser cabeza de serie, algo que no sucedía desde 1983 cuando Mima Jausovec peleó el título a Chris Evert. Además, Ostapenko es la finalista más joven en Roland Garros en la última década, desde que Ana Ivanovic ganó el título en 2008 con 19 años. Por su parte, la rumana, que tiene 25 años, ya perdió la final de 2014 ante Maria Sharapova y busca la victoria que le lleva a desbancar a Angelique Kerber del número 1 del mundo.

Será una final inédita y un enfrentamiento inédito ya que, curiosamente, las dos jugadoras nunca se han medido antes en el circuito. Partirá como favorita Simona Halep, que en la tierra batida se mueve como pez en el agua, de hecho ya ganó en París como junior en 2008, y quiere aprovechar la experiencia de la final perdida hace tres años para sumar su primer Grand Slam. La tenista de Constanza, que en cuartos de final estuvo muy cerca de la eliminación, superó a Karolina Pliskova (6-4, 3-6 y 6-3) en un partido del más alto nivel que se fue a dos horas de duración gracias a que supo contener el tenis agresivo de la checa, que se jugó todo: hizo 44 golpes ganadores, pero también 55 errores no forzados. Halep hizo 14 y 14 en estos dos apartados estadísticos y se dedicó a correr todo lo que pudo para que Pliskova perdiera la paciencia.

La checa se vio 4-3 abajo y saque a favor en el tercer set, pero no logró aprovechar ese momento para provocar una final más apretado. Halep no tembló y creó ángulos a los que no llegó su rival, pese a sus 1,86 metros. “Tengo un doble desafío en la final y siento que estoy preparada”, comentó la jugadora rumana que llegó a Roland Garros con algunas dudas por la lesión de tobillo que sufrió en Roma.

En la primera semifinal, Jelena Ostapenko había completado su sorprendente trayectoria, apoyada en la criba de favoritas por su parte del cuadro, al vencer a Timea Bacsinszky por 7-6, 3-6 y 6-3 en un duelo aún más largo: 2 horas y 24 minutos. Una estadística llama la atención, aunque quizás no tanto: la tenista de Riga firmó 50 golpes ganadores. Su media hasta ayer era de 39, lo que deja claro el estilo de esta chica y que corrobora un dato que se conoció ayer: su derecha es más potente que la de Andy Murray. De Ostapenko se esperaba mucho cuando apareció en el circuito, pero había que ayudarle a domar un carácter a ratos volcánico. Parece que lo ha conseguido la valenciana Anabel Medina, que apenas lleva unas semanas con ella y gracias a su conocimiento del circuito ya la ha conducido a su primera final de Grand Slam.

La jugadora suiza, que acabó el partido con algún problema físico, se quedó de nuevo a las puertas de la final, cono le ocurrió hace dos años. La de Lausana se vio 3-1 abajo en el tercer set, logró empatar a 3, pero ya no dio para más y Ostapenko cerró con sangre fría el partido más importante de su carrera. Hasta mañana cuando buscará hacer coincidir el primer título de su carrera con un Grand Slam. El último que hizo algo así fue Guga Kuerten, que ganó en París el mismo día que nació la letona. “Cuando llegué a Roland Garros no pensaba llegar hasta la final, pero he ido elevando mi potencia y eso me ha dado confianza, mi nivel ha sido muy bueno durante el torneo”, explicó la primera jugadora de Letonia en jugar una final de un torneo grande de un deporte que en su país “no es muy popular porque es caro, pero espero que a partir de ahora las cosas cambien”.

Semifinales masculinas Hoy se disputarán las semifinales masculinas con Rafa Nadal y Stan Wawrinka como favoritos. El balear se mide a Dominic Thiem, no antes de las 15.30 horas, con el recuerdo aún reciente de la derrota ante el austriaco en cuartos de final de Roma. Pero las razones para que el balear figure en primer lugar en los pronósticos las da su entrenador Carlos Moyá: “Si no está en el mejor nivel de su vida, está muy cerca. Puede que esté en un mejor nivel diferente. Hay características que con el paso del tiempo vas perdiendo, pero hay más experiencia y entendimiento del juego. Está en una versión muy buena de su cien por cien”.

Por su parte, Wawrinka se medirá a Murray a partir de las 12.30 horas. Ya se sabe que el suizo apenas falla cuando llega a estas instancias de los torneos y tiene la experiencia del título logrado en 2015 y de tres semifinales consecutivas. El escocés ha ido mejorando poco a poco y, sabiendo que seguirá el lunes como número 1 del mundo, puede jugar con menos presión para tratar de hacerse por primera vez con el Grand Slam que peor se le ha dado.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Otros deportes

ir a Otros deportes »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120