la permanencia en juego

Todo o nada en Fadura

El Getxo recibe el sábado al Aparejadores con una renta de 28 tantos en el partido decisivo por salvar la categoría

Un reportaje de Rubén García - Jueves, 8 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:05h

La plantilla del Getxo Errugbia posa antes del entrenamiento del martes.

La plantilla del Getxo Errugbia posa antes del entrenamiento del martes. (Foto: Juan Lazkano)

Galería Noticia

La plantilla del Getxo Errugbia posa antes del entrenamiento del martes.

Seavecina una jornada crucial para el Getxo, que se juega dentro de 48 horas la permanencia en la élite del rugby ante el Aparejadores de Burgos. El conjunto vizcaino cuenta con una ventaja de 28 puntos cosechada en el partido de ida disputado el pasado sábado. Después de una temporada con el agua al cuello, los pupilos de Iñaki Pérez, Ortzi, intentarán alejar definitivamente los fantasmas del descenso. Así lo asegura el entrenador del conjunto getxotarra, que lleva en el cargo pocos días. Llegó al banquillo de Fadura para el play-offdefinitivo.

El entrenador del Getxo reconoce que el equipo se encuentra en una situación “un poco crítica” y no esconde que jugar la fase de descenso “no es agradable para nadie”. En el partido de ida, los aurinegros se mostraron superiores al equipo burgalés y se hizo patente la diferencia entre ambas categorías. “Creo que hicimos una buena defensa y el ritmo que tenemos de jugar en División de Honor se notó. Al final, influye más el miedo de verte en esta situación que el verdadero peligro”, subraya Pérez.

El Getxo Errugbia tiene la obligación de, al menos, conservar la ventaja obtenida en Burgos. El capitán del cuadro de Fadura, Iñigo Lugarezaresti, revela que el vestuario se muestra aliviado tras el marcador obtenido a domicilio. “Realmente la semana pasada nos quitamos bastante presión, aunque mantenemos la misma intensidad”, confiesa Lugarezaresti. En la misma línea se muestra su entrenador, que espera un choque “tranquilo”, aunque tendrán que ir con pies de plomo. “Los nervios pueden jugar una mala pasada”, advierte Iñaki Pérez.

Lo que para el equipo vizcaino puede estar siendo una pesadilla, en el bando burgalés la promoción se vive como un sueño en busca de una plaza en División de Honor. El técnico del Getxo es consciente de la dificultad que entraña responder ante un rival que parte con desventaja y un marcador adverso: “Cuando acorralas a una persona, usa su instinto de supervivencia. Si al rival le das una escapatoria, va a buscar sus oportunidades y tratará de ponerte el marcador en contra”. En este sentido, Iñigo Lugarezaresti remarca la importancia de mantener “el respeto y la intensidad que se merece el partido, la afición y el rival”.

Fadura tiene todo preparado para su particular final. Pérez considera que la unidad del bloque será una cuestión esencial para solventar la eliminatoria: “Jugar como equipo, esa será la clave para conseguir mantener la categoría. Debemos incidir en la parte psicológica de hacer grupo. En un deporte como el rugby, el equipo es fundamental y creo que el otro día -refiriéndose al partido de ida- se jugó como equipo”.

Tres entrenadoresEsta temporada el equipo getxotarra ha sufrido más que en los últimos años y finalmente se ha visto abocado a jugar la temida promoción de descenso. Según reconoce Ortzi, los jugadores están un poco alicaídos. “Aunque la responsabilidad es de todos, los que salen al campo son ellos”, enfatiza. Y es que el año del Getxo ha resultado ser, cuanto menos, turbulento. Por el vestuario aurinegro han pasado tres entrenadores. En enero, el inglés Ian Fowler fue destituido por la mala situación deportiva que atravesaba el equipo y en su lugar fue nombrado el neozelandés Simon Hafoka, que no duró demasiado en el cargo, puesto que al final de la fase regular fue relevado por el que hasta ese momento era técnico del filial, Iñaki Pérez.

Los cambios de entrenador no han sido los únicos. Una nueva directiva asumió el mando del club a finales de abril tras ganar unas elecciones en las que fueron la única candidatura. En una campaña con tantas sustituciones en cargos de responsabilidad, los más afectados han sido los propios jugadores, tal como lo reconoce el capitán: “Se nos ha hecho muy pesado. Al final intentamos que estos cambios afecten lo menos posible, pero tres personas diferentes en el banquillo suponen muchos cambios y ello, sumado a los malos resultados, han hecho que la campaña se haya hecho más larga”.

El sábado, el Getxo cerrará la temporada con la posibilidad de continuar un año más en la élite del rugby. El mensaje de su entrenador es claro: “El honor se presupone y la gloria la tienes que ganar en el campo”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Otros deportes

ir a Otros deportes »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120