crimen del Antiguo de Donostia

El acusado de matar a su hijo no preguntó por el niño tras días desaparecido

La Fiscalía y la acusación particular, que ejerce la madre del niño y exesposa del acusado, piden 18 y 20 años de cárcel respectivamente para el procesado

efe - Miércoles, 7 de Junio de 2017 - Actualizado a las 16:22h

Vista del juicio con jurado que se celebra en la Audiencia de Gipuzkoa contra un hombre acusado de matar a su hijo de 13 años de una cuchillada en 2011 en un domicilio del barrio de El Antiguo de Donostia.

Vista del juicio con jurado que se celebra en la Audiencia de Gipuzkoa contra un hombre acusado de matar a su hijo de 13 años de una cuchillada en 2011 en un domicilio del barrio de El Antiguo de Donostia. (EFE)

Galería Noticia

Vista del juicio con jurado que se celebra en la Audiencia de Gipuzkoa contra un hombre acusado de matar a su hijo de 13 años de una cuchillada en 2011 en un domicilio del barrio de El Antiguo de Donostia.

El ertzaina, amigo de la familia, al que se entregó el hombre acusado de matar a su hijo en 2011 en Donostia, ha recordado hoy que se sintió "sorprendido" por el hecho de que el procesado no le preguntara por el niño ni por sus otros hermanos, tras permanecer casi una semana en paradero desconocido.

DONOSTIA. Este hombre ha declarado en la tercera jornada del juicio con jurado que se sigue en la Audiencia de Gipuzkoa por la muerte de este menor, de 13 años, quien fue descubierto con una puñalada en el pecho el 1 de diciembre de 2011 en la vivienda familiar del barrio donostiarra del Antiguo.

La Fiscalía y la acusación particular, que ejerce la madre del niño y exesposa del acusado, piden 18 y 20 años de cárcel respectivamente para el procesado, al que responsabilizan de haber matado al menor de una cuchillada en el corazón como venganza contra la madre, en el contexto del proceso de divorcio por el que atravesaba la pareja.

La defensa, por el contrario, mantiene la inocencia de su cliente, ya que, a su entender, la muerte habría sido producto de un accidente, cuando el niño se clavó en el pecho un cuchillo mientras lo manipulaba para abrir una hucha con forma de casco de motorista.

En la sesión del juicio celebrada hoy, ha declarado un ertzaina, amigo tanto del padre como de la madre del pequeño fallecido, quien, junto a un tío del menor, encontró el cadáver en el domicilio que la familia había empezado a abandonar como consecuencia de la separación del matrimonio.

Este mismo agente fue el encargado de conducir a la comisaría al procesado, cuando, después de permanecer varios días deambulando por el monte Igeldo, supuestamente en estado de shock, regresó al domicilio de su madre y abuela del menor.

El ertzaina ha explicado que cuando esta mujer le avisó de que el acusado había aparecido y se encontraba en su casa sintió "alegría" porque el hombre, estaba bien.

No obstante, cuando pudo hablar con él le dijo: "la que has liado", a lo que el procesado le respondió que tras la muerte del niño "se había asustado y se había largado".

A preguntas del letrado de la acusación particular, el policía ha señalado que se sintió "sorprendido" porque en aquella situación el acusado "en ningún momento" le preguntó por su hijo a pesar de que, según declaró ayer el procesado, murió desangrado en sus brazos. "No hizo ningún comentario", era "extraño" porque "tampoco me preguntó por los otros niños", ha precisado el testigo.

A petición de la familia, seis días antes, este mismo ertzaina, había acudido al domicilio donde sucedieron los hechos, acompañado por un tío del niño, para intentar localizar al acusado del que no se sabía nada desde primeras horas de aquel día y ha aclarado que en el momento en que abrió la puerta del domicilio ya vio restos de sangre por distintas dependencias de la vivienda.

Al asomarse a una de las habitaciones pudo ver un pie calzado con una zapatilla, que en un primer momento pensaba que podía ser del acusado, por lo que le sorprendió descubrir, poco después, que era del mayor de sus hijos, una situación que ha calificado de "surrealista" porque a esa hora el pequeño debería estar en clase.

El testigo ha recordado que el cuerpo se encontraba boca arriba, que por toda la habitación había "muchísima sangre" y que, tras comprobar que no respiraba y que no tenía pulso, pidió a su acompañante que fuera a ocuparse del resto de hijos del matrimonio, mientas él se dirigió a la comisaría para denunciar los hechos.

Este segundo hombre, tío del niño fallecido, ha descrito una situación similar. "Aquello era espantoso", ha dicho, si bien ha precisado que, por la cantidad de sangre que había en el lugar llegó a imaginarse "a todos los niños muertos".

En otro momento del juicio, ha testificado un ertzaina que participó en la inspección ocular del domicilio quien ha explicado que inicialmente fue la policía científica de la Ertzaintza la que se ocupó de investigar lo sucedido, aunque después de que los forenses determinaran que la muerte podría deberse a un suicidio fueron los agentes de la comisaría de San Sebastián quienes se hicieron cargo de las pesquisas, a pesar de que él tenía la impresión "subjetiva" de que, debido a la gran cantidad de sangre que había en la vivienda y las huellas, en el lugar había habido al menos dos personas.

A preguntas de las partes, ninguno de todos estos testigos ha recordado que en la habitación hubiera una hucha con forma de casco como la que, según la versión de la defensa, manipulaba el niño cuando se clavó el cuchillo.

El tío del menor ha dicho, no obstante, que él tenía una hucha igual que, según ha comentado, se abría con "facilidad" ya que tenía una tapa de goma que se desplazaba al hacer presión con un dedo.

Está previsto que el juicio continúe mañana con la declaración de dos ertzainas y un tercer testigo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120