bautizado como marea

El cable de fibra óptica llegará de Estados Unidos a Sopela el martes

El conducto se está depositando en el fondo marino del Atlántico y mide 6.607 kilómetros

Alberto G. Alonso - Miércoles, 7 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:03h

El edificio de Telefónica donde llegará el conducto transoceánico se está habilitando para distribuir la señal por la península y el resto de Europa desde octubre.

El edificio de Telefónica donde llegará el conducto transoceánico se está habilitando para distribuir la señal por la península y el resto de Europa desde octubre. (Foto: Oskar Martínez)

Galería Noticia

El edificio de Telefónica donde llegará el conducto transoceánico se está habilitando para distribuir la señal por la península y el resto de Europa desde octubre.

Sopela- Al final, llegará el megacable de fibra óptica a Sopela, no partirá de la localidad vizcaina hacia Estados Unidos, como estaba previsto en el último plan conocido. Con las primeras luces del próximo martes arribará a la costa vizcaina el barco que está tendiendo en estos momentos a lo ancho del océano Atlántico un megacable capaz de transmitir infinidad de datos digitales, bautizado como Marea.

El navío cablero zarpó el pasado día 24 de mayo de la costa este de Estados Unidos y desde entonces está depositando en el fondo marino un conducto con la última tecnología que permitirá transmitir hasta 160 terabytes de información por segundo, es decir, 16 millones de veces más rápido que una conexión doméstica a Internet normal. Su puesta en servicio está prevista para octubre.

El barco habrá tendido cuando llegue el martes a la costa vasca un total de 6.607 kilómetros de conducción. Si el mar y la climatología no lo impide, está previsto que la embarcación llegue a la costa gala en Calais, este viernes, donde recalará por necesidades técnicas, para finalmente trasladar el cable hasta la costa vizcaina y empezar a amarrar la conducción en Sopela en las primeras horas del martes próximo.

Las buenas condiciones climatológicas han permitido a los 80 tripulantes que trabajan a bordo, acometer un proceso rápido de tendido ya que el plan inicial preveía ocho semanas de trabajo.

Un correo electrónico al despacho del alcalde de Sopela, Gontzal Hermosilla, informaba el lunes del cambio de planes. “En principio era al revés, se comenzaba a tender el cable desde aquí en dirección a la localidad norteamericana de Virginia Beach, pero han cambiado de opinión”.

Temporada de playasQuizás en la decisión ha tenido que ver la condición que pusieron desde el Ayuntamiento de que no afectaran las obras a la temporada de playas, principalmente en los meses de julio y agosto. El alcalde comenta que “las previsiones es que la afección directa a la playa de Arrietara será de dos días cuando tengan que excavar una zanja en el arenal para depositar el cable que llegue del mar y trasladarlo hacia el interior”.

Durante las últimas semanas, los técnicos de la empresa Telxius, la firma de Telefónica implicada en el proyecto tecnológico junto a los gigantes de la red, Microsoft, como multinacional de software y hardware, y Facebook, como empresa líder de las redes sociales, han estado trabajando en las instalaciones que Telefónica tiene en el municipio, muy cerca del polideportivo municipal, para que puedan acoger la nueva tecnología.

Se prevé que entre submarinistas, ingenieros y operarios trabajen unas quince personas en todo el proceso de anclaje del cable desde que llegue el barco cablero a unos 200 metros de la costa hasta que se conecte en las instalaciones referidas tierra adentro.

El proyecto prevé instalar el cable por conducciones bajo tierra desde el edificio de Telefónica hasta el borde de la playa de Arrietara y después enterrarlo bajo el fondo marino hasta separarse un kilómetro del litoral donde ya se quedará depositado sobre la superficie. El enterramiento de Marea lo efectuará un equipo especializado de buzos que trabajará a una profundidad de entre 15 y 20 metros.

El cable en sí no es muy voluminoso y se conforma en capas para proteger el interior por donde discurre la fibra óptica de última generación. De fuera hacia dentro, Marea se compone primero de una capa de protección de polietileno. A continuación, una barrera de acero trenzado aporta una segunda capa de seguridad, seguida de un cuerpo de aluminio que impide la entrada de agua. Finalmente, antes de llegar a los filamentos de fibra abrazados por una tubo de cobre, existe una cuarta barrera de policarbonato.

El tiempo para efectuar la operación completa también va a ser menor al previsto inicialmente que se iba a dos semanas. Fuentes de la empresa Telxius indicaron ayer a DEIA que “el proceso se ha previsto para que se reduzca mucho en el tiempo” por lo que la afección directa en Sopela se minimizará a unos pocos días.

Punto idealLa llegada a la costa vizcaina de esta infraestructura transoceánica se ha basado en varios informes que avalaron las buenas condiciones geográficas que ofrecía Sopela para el despliegue del cable, así como por las opciones de amarre del mismo en tierra a las instalaciones ya construidas. Además, su localización es estratégica como punto de conexión hacia el norte de Europa y el resto de la península.

Marea es la infraestructura de datos más moderna construida y además de conectar Europa con Estados Unidos está previsto que permita abrir oportunidades de mercado también con países emergentes del magreb africano.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120