DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Joseba Etxeberria Entrenador del Amorebieta

Etxeberria: “Me sentía capacitado para el Bilbao Athletic, pero entiendo que el club maneje sus tiempos”

Sale de Lezama con una excedencia de un año para dirigir al Amorebieta. Joseba Etxeberria da un salto en su carrera, aunque, de momento, se le han cerrado las puertas del Bilbao Athletic

Una entrevista de Pako Ruiz - Miércoles, 7 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Joseba Etxeberria, entrenador del Amorebieta.

Joseba Etxeberria, entrenador del Amorebieta. (Foto: Borja Guerrero)

Galería Noticia

Joseba Etxeberria, entrenador del Amorebieta.

BILBAO- Joseba Etxeberria (Elgoibar, 5 de septiembre de 1977) se examina en un club de Segunda B, un reto que le exige, pero que también le apasiona. No lo ve como la prueba de algodón para ser entrenador y no pierde de vista al Athletic, que le espera dentro de un año en el organigrama de Lezama. Se considera capacitado para haber dirigido al Bilbao Athletic, aunque no censura la decisión del club: “Siempre me he sentido muy valorado”.

Sale de Lezama para asumir la dirección técnica del Amorebieta. ¿Qué supone este nuevo reto?

-Es un reto muy apasionante, porque es una categoría superior, la Segunda B que conozco bastante bien. Es una categoría muy exigente, pero llego con muchas ganas de asumir el reto y agradecer al Amorebieta la confianza que ha depositado en mí. De la mano de Asier Goiria (director deportivo del Amorebieta) vamos a intentar cerrar una plantilla competitiva para hacer una buena pretemporada y estar listos para emprender esta exigente etapa.

¿Es un salto en su carrera?

-Evidentemente. He tenido experiencia en el fútbol base, he estado tres años colaborando en el cuerpo técnico de Ernesto Valverde, el último año he estado en el Basconia en Tercera y este salto a Segunda B espero aprovecharlo.

¿Cómo surgió la opción del Amorebieta?

-Se pusieron en contacto conmigo. Estaban interesados en que me hiciera cargo del equipo. Ha habido un cambio en su dirección deportiva con Asier Goiria, que me dijo desde el principio que liderara este proyecto. Tenía un compromiso contractual con el Athletic de dos años y les pedí tiempo para aclarar mi situación. Afortunadamente, lo hemos podido concretar.

Toma el relevo a Aitor Larrazabal. ¿Ha hablado ya con él, le ha pedido referencias?

-He hablado muchas veces con él, no ahora. Conozco prácticamente a todos los jugadores porque, entre otros equipos, he seguido mucho al Amorebieta, porque estaban Aitor, Gontzal (Suances) y Dani (Aranzubia) como entrenador de porteros.

¿Cuál es el objetivo, la permanencia o mirar más hacia arriba?

-No me gusta mirar a largo plazo. Nos tenemos que centrar en hacer una plantilla competitiva. Sabemos qué jugadores tienen contrato, los que han acabado contrato y quiénes queremos que sigan. Después de cerrar la plantilla, estaré centrado en hacer una muy buena pretemporada, porque creo mucho en que haciendo bien las pretemporadas tienes un fondo muy importante para el resto de la campaña.

¿Es para Joseba Etxeberria la prueba del algodón como entrenador?

-Todos los retos son exigentes y son pruebas. También lo era el de esta temporada con el Basconia, en el que he aprendido mucho, muy exigente también, porque teníamos la plantilla más joven de la historia del Basconia y ha ido bastante bien. La mayoría de los jugadores han crecido mucho, que es el principal objetivo.

De puertas hacia afuera quedan los resultados y el Basconia ha cerrado la liga en décima posición. ¿Qué cuerpo le ha dejado?

-Más allá de la clasificación, he visto que los jugadores, ante la exigencia de la competición, han sabido sobreponerse a ella. Son chicos muy jóvenes y para la gran mayoría ha sido la primera experiencia de enfrentarse a hombres. Para mí, también ha sido una temporada muy fructífera y en gran parte de la campaña el nivel de juego ha sido bueno.

¿Se le va a exigir más por ser Joseba Etxeberria?

-No. La gente sabe quién soy, me conoce por jugador. Como entrenador soy muy novato, pero tengo las ideas muy claras. Sé cómo quiero que jueguen mis equipos y no me siento más o menos observado que otro entrenador.

Al hilo de lo que dice, defínase como entrenador. ¿Cuál es su ideario?

-Soy un entrenador que cree mucho en el entrenamiento. Es lo principal para que los resultados sean buenos. Me gusta que mis equipos sean muy intensos, muy ordenados, que anden muy equilibrados tanto en ataque como en defensa, sobre todo intentar desde esa mentalidad competitiva dominar el centro del campo, que la tendencia del partido sea hacia la portería rival.

En Lezama no se prioriza tanto los resultados, matiz diferente a lo que le sucederá a partir de ahora.

-Los resultados son una referencia del trabajo. A mí siempre me ha gustado ganar, eso no va a cambiar y así se lo voy a transmitir a los jugadores. Es verdad que hasta ahora hemos priorizado la formación y el crecimiento del futbolista, pero sé que en el Amorebieta lo principal va a ser ganar, pero también dentro de mi parcela intentaré ayudar al fútbol base del club para que todo tenga una continuidad.

En sus quince temporadas como jugador del Athletic conoció a once entrenadores: Stepanovic, Amorrortu, Luis Fernández, Txetxu Rojo, Heynckes, Valverde, Mendilibar, Clemente, Sarriugarte, Mané y Caparrós. Ahora que es técnico, ¿cuál de ellos le deja más huella?

-De todos sacas cosas positivas. Hay estilos diferentes, pero todos te dejan algo. Siempre lo he dicho y no lo voy a negar, el mejor entrenador que he tenido ha sido Ernesto Valverde, porque es el que sabe exprimir muy bien al jugador y al equipo. Te sientes con mucha confianza en el campo para hacer cosas, pero a la vez estás muy exigido y sabes que a la mínima que bajes la guardia, no vas a jugar. Ahí está un poco la clave de su éxito.

Con anterioridad ha mencionado sentirse satisfecho con su trabajo en el Basconia, pero no le ha servido para que el club le haya ofrecido el banquillo del Bilbao Athletic. ¿Se ha sentido desilusionado por esa decisión?

-No. El club tiene sus ideas. Kuko (Ziganda) ha estado en los últimos años haciendo un gran trabajo. Me he sentido siempre muy valorado, mi proceso en el club siempre ha sido ascendente, he estado muy a gusto y al entrenador que coja el Bilbao Athletic le deseo toda la suerte del mundo, porque va a ser bueno para todos.

¿Se sentía capacitado para coger el testigo a Ziganda?

-Siempre me he sentido muy capacitado, pero entiendo también que el club maneje sus tiempos, sus opciones. Estoy muy agradecido por el hecho de que me hayan dejado aprovechar esta oportunidad y, evidentemente, también al Amorebieta por apostar por mí.

Empezó en el banquillo del primer cadete, cogió a los dos juveniles y después Amorrortu le ‘cortó’ para pasar al cuadro técnico del primer equipo y quedarse sin un banquillo. ¿Le escoció aquella decisión?

-No. Les dije que me hubiera gustado seguir la dinámica con la que estaba en los banquillos, pero también me sirvió para estar con el primer equipo y conocer más a fondo desde la cocina todo lo que se maneja, y esa experiencia me ha venido muy bien.

Aquel junio de 2015 fue muy movidito en Lezama con la famosa ‘limpia’ y la revolución en el organigrama, encarnado en la salida de Aitor Larrazabal.

-Los dirigentes son los que deciden y nosotros nos tenemos que adaptar a esas decisiones.

Tiene contrato con el Athletic hasta 2019. ¿Se ha desvinculado del club o se trata de una especie de excedencia?

-Es un año de excedencia y la temporada que viene volveré a Lezama.

O sea, es una cesión.

-No. Es una excedencia. A la vuelta seguiré siendo técnico del Athletic.

¿Ha aceptado la oferta del Amorebieta porque el Athletic le ha dejado abierta esa puerta?

-Después de salir esta posibilidad, el club y yo decidimos que lo mejor era hacerlo así.

¿Tenía ofertas de otros clubes?

-Ha habido algún interés, pero no solo este año, sino también el anterior. Pero ahora es el momento, un reto interesante, veo que en el club hay la confianza y la energía que yo necesito para liderar un proyecto así.

Se habla mucho de un supuesto amiguismo en Lezama. ¿Se ha sentido señalado en este sentido?

-Como el Athletic tampoco tiene mucho mercado y muchos puntos en qué focalizar, siempre se focaliza sobre Lezama. Los comentarios de la gente son inevitables. Solo puedo decir que estos años he estado muy a gusto con la gente con la que he estado trabajando en el día a día. Más allá de los cambios que ha habido, mi proceso ha estado bien.

¿Detecta desconocimiento de Lezama?

-Es normal. Yo también lo tenía. Cuando estás ahí en el día a día, ves que hay muchas cosas que se desconocen desde fuera.

Le toca reivindicarse en el Amorebieta. ¿Se la está jugando?

-No sé si tengo que reivindicarme o no.

Se lo digo porque si no le salen las cosas bien, le caerá de todo, y si es lo contrario, quizá cierre algunas bocas.

-Tenía claro que quería ser entrenador y también que los pasos a dar tenían que ser muy firmes y empezar desde abajo. Los retos son todos diferentes;examinado estás siempre y quieras o no, este es un reto más. Cuando decides ser entrenador, tienes que estar expuesto a todo tipo de críticas y espero que la mayoría de ellas sean buenas.

¿Se ve en un futuro como entrenador del Athletic?

-El tiempo lo dirá. Estoy centrado en este nuevo proyecto. Por eso digo que tenía muy claro empezar desde abajo y así ha sido. Desde los cadetes he ido subiendo poco a poco y con paso firme. Así debo seguir para ese futuro, pero no me planteo más allá de empezar el 17 de julio en el Amorebieta.

El Athletic ha apostado por Ziganda como sustituto de Valverde. ¿Es una decisión que genera riesgo?

-Creo que no. Kuko está muy capacitado, tiene el respaldo del club, la inmensa mayoría de la masa social le va a apoyar y, además, tiene grandes jugadores. Es una apuesta por él, todos le conocemos, sabe lo que tiene entre manos, conoce a la mayoría de los futbolistas porque los ha tenido él. Todo ello indica que le va a ir bien.

¿Qué herencia deja Valverde?

-Ernesto ha hecho una gran labor en todos los niveles. La más importante, la deportiva, con unos resultados espectaculares. Ha ayudado también a la estabilidad del club por su forma de ser, también en el entorno y en el vestuario, que es muy fuerte y muy comprometido. Valoraremos de verdad la labor de Ernesto con el paso del tiempo.

Ahora le espera otro toro muy diferente: lidiar al Barça.

-Seguro que lo hará bien. Él es muy listo, sabe gestionar todo tipo de situaciones;las más favorables para bajar a todo el mundo de la nube, y las negativas, para transmitir confianza.

Es la cuarta clasificación consecutiva a Europa. Deja el listón muy alto.

-Todos nos estamos acostumbrando a estar en Europa, que tiene un riesgo, porque a la gente se le hace un paladar muy fino. Hay que valorarlo bien. Ese punto de exigencia que se pone a este equipo es muy bueno, porque para competir en la élite tanto la exigencia como la ambición tienen que ser muy altas, para que cada uno dé el máximo a nivel individual y el equipo salga beneficiado.

Permaneció quince campañas como león y en cambio jugadores como Llorente, Javi Martínez, Amorebieta o Ander Herrera han dejado el Athletic seducidos por el dinero o la opción de coleccionar títulos. ¿Qué falla para que futbolistas referencia decidan no quedarse en el Athletic?

-Quizá por su necesidad de un cambio de aires. Ellos así lo han decidido. En mi caso, mi único deseo era quedarme aquí, pero es muy respetable que cada uno decida su futuro. Más allá de eso, entre todos debemos intentar que los jugadores de calidad se sientan a gusto, valorarlos a todos los niveles para que ese punto de compromiso dure muchos años.

Como técnico del cadete, tuvo a sus órdenes a Asier Villalibre. ¿Cómo valora su evolución desde entonces?

-Es un jugador con muchísima fuerza, tiene una efectividad de cara a gol bastante importante, pero tiene que seguir mejorando, creciendo. El hándicap que tiene un delantero centro en el Athletic es muy exigente. Ojalá en el futuro sea una referencia.

El mercado del Athletic es el que es. ¿Es partidario de fichar a jugadores como Mikel Merino o Berenguer, con escaso recorrido en la élite?

-La dirección deportiva lo tiene que valorar. Creo que hay jugadores muy buenos en la actual plantilla y cualquier futbolista que mejore lo que hay, bienvenido sea.

¿Los fichajes podrían estar en Lezama, porque usted conoce bien la casa?

-Hay muy buenos jugadores en la base, en el Bilbao Athletic, pero eso no significa que no se traiga a futbolistas que mejoren lo que tenemos. La exigencia es tan alta que tenemos que intentar que la plantilla de este año sea mejor que la del anterior.

Emerge el nombre de Iñigo Vicente, el goleador de ‘su’ Basconia.

-Iñigo es un jugador diferente que hace muchos goles en todos los niveles en los que ha estado. Es un jugador con un talento increíble. Todas las cosas que le cuestan, las tiene que ir mejorando. Pero, evidentemente, es una de las joyas de Lezama.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120