Familia del espeleólogo

“Es el lugar más adecuado para que reposen sus restos”

Suspendido definitivamente el rescate del espeleólogo fallecido en Galdames

J. Basurto - Lunes, 5 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Miembros del equipo de rescate, tras salir de la cueva de Galdames.

Miembros del equipo de rescate, tras salir de la cueva de Galdames. (Foto: Pablo Viñas)

Galería Noticia

Miembros del equipo de rescate, tras salir de la cueva de Galdames.

Bilbao- “Estoy triste por no poder recuperar el cuerpo de mi hermano. Pero no se me ocurre un lugar más adecuado para que reposen sus restos”. Esta es la respuesta que ofreció a través de las redes sociales Javier Gambino, hermano del joven espeleólogo fallecido en la Torca de Arañaga, Galdames, tras darse a conocer que los responsables del operativo del rescate del cuerpo sin vida de José Antonio decidían finalizar sus trabajos ante el “alto riesgo de colapso de la cueva”. Proseguir con el rescate hubiera supuesto un peligro para la vida de las personas que están colaborando en el rescate, por lo que decidieron abandonar las tareas de recuperación del cadáver.

La decisión fue tomada de conformidad con la familia y el Ayuntamiento de Galdames con el objetivo de que “no se produjeran daños mayores para el personal que tomaba parte en el operativo”, según señaló a pie de cueva el viceconsejero de Seguridad del Gobierno Vasco y máximo responsable de Emergencias, Josu Zubiaga. Según informó, ayer por la mañana mantuvieron una reunión los equipos técnicos que estaban tomando parte en el rescate (técnicos de Atención de Emergencias del Gobierno Vasco, especialistas de la Ertzaintza, miembros del Grupo de espeleo socorro vasco e ingenieros de Minas de la Brigada de Salvamento Minero del Principado de Asturias) y “a la vista del riesgo de colapso” decidieron dar por concluido el operativo. “La condición que había era no poner en riesgos innecesarios a los equipos de rescate y en estos momentos el riesgo es alto”, señaló el viceconsejero, para añadir que en las últimas horas se han producido “movimientos” que no aconsejan “seguir con el procedimiento”.

De hecho, en torno a las 4.30 horas de la pasada madrugada se produjo una parada temporal en las tareas de rescate debido a un problema acaecido en el punto más crítico de la cavidad.

Por último, Josu Zubiaga dijo que “de este modo, en principio la decisión es definitiva”, toda vez que la familia del fallecido está también “de acuerdo”. “Sabiendo que está allí el cuerpo no se puede poner en riesgo a otras personas”, afirmó el viceconsejero. Las dificultades para rescatar el cuerpo del espeleólogo se vieron desde el primer momento de la operación del rescate ya que, precisamente, la muerte de José Antonio Gambino se produjo por un desprendimiento de rocas.

AlarmaLa voz de alarma se produjo el mismo jueves a la tarde cuando José Antonio no volvió a su domicilio. Los amigos, a los que había indicado que se iba a meter en la Torca de Arañaga, se desplazaron hasta la boca de la cueva y tras un duro trabajo pudieron certificar que el espeleólogo santurtziarra yacía sin vida en su interior atrapado por unos grandes bloques de rocas. A partir de ese momento se puso en marcha el dispositivo de rescate, conscientes de la dificultad que iba a suponer sacar su cuerpo a tierra.

Durante el viernes y el sábado, los equipos de rescate estuvieron trabajando ininterrumpidamente durante las 24 horas del día, aunque no se produjeron grandes avances. El sábado por la tarde, el responsable técnico de Emergencias del Gobierno Vasco, Gaizka Etxabe, ya advertía que “la situación era muy compleja y que el rescate iba a ser muy lento”.

Los ingenieros de Minas venidos desde Asturias para asesorar en las labores de rescate aconsejaron apuntar cada paso que iban dando los rescatadores. El apuntalamiento no se podía hacer con estacas de madera, por lo que comenzaron a fabricar unas especiales de hierro en un taller de Galdames. Los técnicos del Gobierno vasco también resaltaron que para ellos el único factor que tenían en cuenta era “el riesgo” para no poner en peligro la seguridad de las personas. Eso es lo que ha primado a la hora de valorar la continuidad.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Sucesos

ir a Sucesos »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120