Iker Potes, un artesano sobre las olas

Iker Potes, surfista y escultor vocacional, comenzó a fabricar tablas de madera hace dos años
Trabaja sin la ayuda de las nuevas tecnologías en el taller que ha montado en su casa de Ea

Domingo, 4 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Iker Potes, en plena faena;utiliza una madera de un árbol asiático llamado Paulonia, que le permite mejorar la flotabilidad de sus creaciones.

Iker Potes, en plena faena;utiliza una madera de un árbol asiático llamado Paulonia, que le permite mejorar la flotabilidad de sus creaciones. (Foto: A. Erdaide)

Galería Noticia

Iker Potes, en plena faena;utiliza una madera de un árbol asiático llamado Paulonia, que le permite mejorar la flotabilidad de sus creaciones.

Aritz Erdaide

ea- Iker Potes es un amante del surf y escultor vocacional, que, aunando en cierta manera sus dos pasiones, desde hace dos años construye tablas de surf de madera. Un trabajo artesanal, sin uso de las nuevas tecnologías y guiándose por la intuición y su experiencia en el ambiente marítimo, crea tablas que luego prueba cabalgando sobre las olas de las playas de Laida o Laga.

La relación de Potes con las tablas comenzó cuando unos amigos le comentaron que existía una madera que no absorbía el agua. Intrigado por el descubrimiento, y con la ayuda de un compañero, se interesó por un material proveniente de un árbol asiático denominado Paulonia. “Un australiano llamado Tom Wegener fue el que empezó a construir las tablas incorporando el nuevo material y creándolas como las hacían en la antigua Polinesia: “las conocidas como Alaya, que usaban los plebeyos, y las Olo, que utilizaban determinadas familias nobles”.

En el mundo del surf los creadores de tablas se denominan shapers, que son los que se encargan de diseñar y dar forma a la tabla. “Tradicionalmente, el de las tablas de surf ha sido un mundo artesanal, a pesar de la industria del plástico. Al desarrollarse esa industria, se han creado dos figuras, el shaper y el glaser, que es que le pone el polímero. Pero el shaper siempre ha sido un artesano” relata Potes. Por ello, hoy en día, con el uso de los ordenadores, la función del shaper ha quedado relegada a un plano más teórico. Aun así, el trabajo de Iker Potes conserva su carácter artesanal. “Creo que un objeto lleva impreso una voluntad. No se limita a cómo está elaborado físicamente como esta hecho, sino también la voluntad que tú has puesto en él. Yo no soy un shaper. Me he informado, he estudiado, pero no trabajo a su manera. Dicen que hasta que no has terminado 500 tablas no eres un shaper. Pues a mí aun me queda mucho por recorrer” reconoce.

La creación de una tabla es laboriosa. “Hay que tener cuidado en todo momento porque una vez que encolas ya no se puede rectificar. Hay muy poco margen para el error, porque se trata de conseguir una piel suficientemente resistente, no tan gorda como para que luego no flote. Busco una ligereza, porque al estar acostumbrado a surfear con tablas de plástico, por norma general, pesan mucho menos”. En el tiempo que lleva construyendo las tablas de surf, Iker Potes ha aprendido que se deben tener en cuenta dos condiciones indispensables: para que sean mínimamente resistentes se requiere que adquieran cierto peso. “Hay que hacer modelos que se surfeen con la inercia de la ola”. Por otro lado, importa la absorción del propio material. “La madera no es como la fibra, más rígida. Son los dos términos con los que hay que jugar y con lo que estoy aprendiendo a ver como funcionan”, comparte.

Aunque resulte contradictorio, Potes recomienda empezar a aprender a surfear con tablas de corchopan, ya que “es la manera que más ayuda a avanzar”. Una buena forma de empezar a tomar contacto con la mar y aprender, para curtirse después con los soportes de madera.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Kostaldea

ir a Kostaldea »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120