DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

El PSG señala a Laporte

El poderoso club francés, que ya barajó antes acometer esta operación, estableció contacto telefónico con el entorno del central un mes atrás

José L. Artetxe - Domingo, 4 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Aymeric Laporte, durante un partido en San Mamés de la pasada temporada. Foto: Borja Guerrero

Aymeric Laporte, durante un partido en San Mamés de la pasada temporada. Foto: Borja Guerrero

Galería Noticia

Aymeric Laporte, durante un partido en San Mamés de la pasada temporada. Foto: Borja GuerreroAymeric Laporte, ayer en la boda de Muniain.

Bilbao- Está por ver si el Manchester City vuelve a la carga, pero ya hay un club que parece dispuesto a intentar el fichaje de Aymeric Laporte porque ha establecido contacto con el entorno del jugador. Hace cosa de un mes, con la liga entrando en su fase decisiva, el Paris Saint Germain tomó la iniciativa de tantear el central, pese a que de momento nada haya trascendido del interés mostrado por el equipo francés vía telefónica. Era previsible que en estas fechas comenzasen a rondar a Laporte, como ya sucediera hace exactamente un año cuando se supo que Pep Guardiola le había llamado personalmente a fin de reclutarle para su incipiente aventura en la Premier. No hay que descartar que se asista a una nueva maniobra de aproximación del catalán, de hecho diversos medios ingleses aseguran que Laporte es uno de sus objetivos de cara a la siguiente campaña, aunque ahora puede tener la competencia del equipo que dirige Unai Emery.

El reciente nombramiento de Antero Henrique, la versión lusa en el Oporto de Monchi en el Sevilla, como director deportivo del PSG acaso provoque una revisión de la política de fichajes. Henrique ha trabajado básicamente el mercado suramericano, con un sinfín de operaciones rentabilizadas hasta límites increíbles a lo largo de ocho años, pero Emery ya tenía marcado a Laporte. Y este fichaje, al margen de otras consideraciones como que ya se había barajado antes incluso de la etapa del técnico guipuzcoano en París, posee una significación especial dado el origen del jugador, pues se promocionaría como la recuperación del hijo pródigo en una política que no repara en fronteras y pasaportes, un contrapunto.

calma chichaDe momento el ambiente está un tanto apagado, se diría que el mercado vive una especie de tregua, sin operaciones de gran calado, como si los tiburones permaneciesen al acecho aguardando a que alguno mueva ficha para lanzarse a la vorágine de cada verano. Tanto es así que pese al episodio ya vivido con Laporte, en Bilbao casi ni se ha mencionado la posibilidad de que su futuro pudiera estar en el alero. Se habla de posibles adquisiciones para reforzar la plantilla de José Ángel Ziganda, no de salidas, pero la existencia de pretendientes es una realidad que acabará aflorando. La relativa tranquilidad que se respira obedece probablemente a la convicción de que la negativa del protagonista a atender entonces los deseos de Guardiola no fue coyuntural y mantiene su vigencia.

La ausencia de noticias contribuye asimismo al clima de sosiego. Y no cabe olvidar que la fidelidad de Laporte se premió con una revisión de contrato que elevó la cláusula en 15 millones de euros. Después de semanas de dimes y diretes, el asunto quedó zanjado el 13 de junio con un acuerdo rubricado en Ibaigane por el cual el precio del defensa en el mercado pasó de 50 a 65 millones. Así, de una manera inesperada para muchos y de enorme transcendencia desde la perspectiva del Athletic, se resolvió una situación cuando menos delicada.

Las incógnitas que se abrirían a fecha de hoy en el supuesto de que un club, el PSG o el City, da igual, fuese en serio a por Laporte afectan a dos de las tres partes que intervienen. Desde luego no al Athletic, que tiene por norma remitirse a la cláusula y de ahí no se apea. Urrutia lo ha contado cada vez que ha tenido oportunidad: el que quiera llevarse a un futbolista debe pasar por caja. Su directiva no contempla la opción del regateo.

Luego está el peso de la cláusula. En principio, 65 millones se antoja una cifra disuasoria, debería tener ese valor, pero está comprobado que hay entidades sin remilgos (ni criterio) a la hora de salir de compras. La concentración de adquisiciones escandalosas en la Premier es elocuente en este sentido. Guardiola ya abonó el año pasado 56 millones por Stones, un central inglés cuya calidad no se corresponde con su estupenda planta. Y acaba de desembolsar 50 por Bernardo Silva, hábil media punta que en el Mónaco este año lo ha hecho bien, sin más. Y otros 40 por Ederson, portero de 23 años que al Benfica le costó 0,5 hace un par de veranos.

El PSG tampoco se anda en chiquitas y se supone que con Henrique al mando busca un ajuste en el punto de mira para evitar captaciones como las del último verano: entre Jesé y Krychowiak soltó 51 millones y ninguno ha cuajado. Nasser Al-Khelaifi no tiene problemas de liquidez, lo demuestra que pagase 63 por Di María o 42 por Draxler en navidades, pero es que ya en 2012 se estiró hasta los 42 para captar a Thiago Silva, un defensa formidable que pronto cumplirá 33 años y al que están buscando relevo. Por otra parte, el PSG no se va a cortar después de ver cómo el Mónaco le birlaba el título en la Ligue 1 y volvía a caer, con estrépito además, en la Champions ante el Barcelona.

el jugadorPor último, el jugador, que ya ha cubierto cuatro campañas y media en la primera plantilla del Athletic y suma 192 partidos oficiales. No admite discusión que él es la clave, como lo fue un año atrás al dar calabazas a Guardiola y priorizar su continuidad en el club que le ha formado y le dispensa un tratamiento de figura. La pregunta es si en los últimos doce meses algo ha podido variar en la escala de valores de Laporte. Su temporada ha estado mediatizada por la lesión de peroné que sufriera en marzo de 2016 jugando con Francia sub’21, un lastre que según dijo se manifestó en forma de molestias y dolores hasta el ecuador del calendario. Luego su rendimiento mejoró, pero no ha sido un curso brillante, de lo que ha tomado nota Didier Deschamps, que insiste en convocar a otros centrales tanto para citas oficiales como amistosos.

Laporte quiere tomar parte con la absoluta gala en el próximo Mundial, está a tiempo de convencer a Deschamps, pero ello pasaría por cuajar una gran temporada que le permita competir con Koscielny, Varane, Umtiti, Rami, etc. A Laporte podría entrarle la duda de si en el Athletic su trabajo alcanza la repercusión precisa para ese salto que falta en su carrera. Pudiera creer que el eco es más fácil de lograr vistiendo los colores del PSG, por ejemplo, pero en realidad lo que cuenta para llamar la atención del seleccionador son las prestaciones, que el futbolista alcance el nivel que reclama.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120