Mesa de Redacción

Bocazas

Por Concha Lago - Sábado, 3 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

CUANDO se tiene poca altura política y menos talla humana, se llama “hijos de puta” a los que pitaron el himno de España en la final de Copa. El eurodiputado del PP, Carlos Iturgaiz, justificó su tuit: “Hemos luchado mucho por defender el himno de España y nos han querido exterminar por ello” y consideró que “no se puede permitir que los himnos nacionales no se respeten”. Claro, ya se sabe. Ni Bárcenas, ni Rato, ni por supuesto Granados, González, Mato, Camps y mucho menos los jueces amigos... pitan al himno. Porque robar el dinero de todos debe ser de patriotas y silbar a un símbolo, de terroristas. Qué curioso que se proclamen valedores de la patria aquellos que se oponen a que saquen de las cunetas a miles de víctimas, o que se busquen a desaparecidos por el franquismo. O que levanten la voz esos miembros de partidos fundados por personas que firmaron penas de muerte. o que echen bronca y lancen reprimendas tipos que ganan más de 120.000 euros a costa del sudor de la frente... de los demás. Aquel a quien pillaron votando por Mayor Oreja, al que su propio partido exilió, la ciudadanía vasca desterró y la memoria colectiva olvidó, renace de sus cenizas dando un tuit de pecho. Vaya con estos representantes públicos: además de robacarteras, bocazas. O igual lo que sucede es que Iturgaiz sabe bien de lo que habla, acostumbrado como está a verlos... de cerca.

clago@deia.com

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120