cae ante el valladolid

Atasco camino del ascenso

El Zornotza vive una noche aciaga de cara al aro y cae ante el Valladolid, que coge ventaja en la serie y obliga a los vizcainos a ganar mañana

Jokin Victoria de Lecea - Sábado, 3 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:04h

El alero Iker Salazar entrando a canasta.

El alero Iker Salazar entrando a canasta. (Foto: Pablo Viñas)

Galería Noticia

El alero Iker Salazar entrando a canasta.

CUC Valladolid 61

Zornotza 54

COMERCIAL ULSA VALLADOLID: Wade Chatman (14), Graham-Bell (6), González (16), De la Fuente (11), Boubacar (4) -cinco inicial-, Esteban (0), Astilleros (10), Morales (0) y Mukendi (0).

ZORNOTZA: Orellano (6), Mutakabbir (7), Cadot (8), Iriarte (8), Vucetic (13) -cinco inicial-, Estalayo (0), Falzon (2), De la Rúa, (13) y Salazar (4).

Parciales: 17-17, 25-24 (descanso), 43-36 Y 61-54.

Árbitros: De Lucas y Padrós. Sin eliminados.

Incidencias: Polideportivo Pisuerga, lleno.

Bilbao- El Zornotza recibió ayer un duro golpe en sus aspiraciones de ascenso a la LEB Oro. Su desacierto en la segunda parte, concentrados en unos minutos finales en los que estuvieron muy atascados de cara al aro, provocaron la derrota de los zorno-tzarras ante el Comercial Ulsa Valladolid. Fue un partido donde el trabajo superó a la brillantez. Sin grandes exhibiciones estadísticas por ninguno de los dos bandos, ganó el equipo que menos falló y el que más acertado estuvo cuando la bola más quemó. Los pupilos de Mikel Garitaonandia no pudieron aprovechar sus buenos momentos de juego con anotaciones y dejaron vivo al conjunto vallisoletano, que cuando consiguió superar la decena a favor, se agarró a esa ventaja con uñas y dientes para imposibilitar la remontada visitante.

El Valladolid demostró ser un equipo con las ideas muy claras. Estudió a la perfección las fortalezas de su rival y no le permitió pisar la pintura. Vasilije Vucetic y David Iriarte, claves en el sistema ofensivo de Garitaonandia, estuvieron tremendamente vigilados, sobre todo el serbio, que en muchas ocasiones se vio encerrado en los numerosos dos contra unos planteados por la defensa vallisoletana. Además, los tiradores zornotzarras tampoco estuvieron acertados. Mutakabbir tuvo uno de sus días grises y solo pudo sumar siete anotaciones a su registro, la mayoría de ellas a base de penetraciones, mientras que Estalayo no pudo anotar y Skouen ni siquiera saltó a la cancha. De la Rúa fue uno de los pocos jugadores que encontró aro. El base madrileño se echó el equipo a la espalda en los minutos finales y provocó muchas faltas personales, pero su aportación no fue suficiente.

Ya desde el principio se vio claro que no iba a ser un partido sencillo para ninguno de los dos bandos. El acierto no acompañó a los equipos y las defensas se cerraron, provocando que cada canasta tuviera que ser duramente trabajada. Un triple de Orellano puso el 6-10 en el marcador, pero rápidamente los vallisoletanos respondieron con dos mates consecutivos, uno de González y el otro de De la Fuente. Fue la tónica de toda la primera parte. Golpes intercambiados. Pequeños halos de luz en un juego enturbiado, todos respondidos a la mínima oportunidad. Ninguno de los dos conjuntos consiguió marcharse claramente en el marcador y los jugadores se fueron al vestuario con un raquítico 25-24.

La segunda parte arrancó con una cara muy diferente a los de los veinte minutos anteriores. Nada más empezar, Orellano anotó de tres y en la siguiente jugada Mutakabbir aprovechó la asistencia del argentino para conseguir dos puntos sencillos tras una puerta atrás. La numerosa hinchada de Amorebieta empezó a creer. El Zornotza estaba más cómodo y daba la sensación de que no se necesitaba mucho para romper el encuentro. Sin embargo, los vizcainos volvieron a anularse de cara al aro y el Valladolid lo aprovechó, primero para mantenerse vivo, y luego para conseguir un parcial de 11-0 que dejó el partido muy cuesta arriba.

A partir de ahí, el conjunto dirigido por Garitaonandia no paró de chocarse contra la muralla. La buena defensa del Valladolid y su propio desacierto impidieron recortar distancias. Además, en los minutos finales las luces se apagaron y los locales pudieron sumar un punto vital en la serie.

El Zornotza tratará de salvar el primer match ball mañana a partir de las 19.00 horas, otra vez en el Pabellón Pisuerga de Valladolid. Es la primera vez que los zornotzarras se ven en esta situación durante estos play-off, sin embargo, ya demostraron que son capaces de sobreponerse a los duros golpes y lucharán por forzar el quinto partido. Sería el martes.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Baloncesto

ir a Baloncesto »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120